Nuestro sitio  | Ayuda  | Mapa del sitio  | Archivo    
   CHINA
   NEGOCIOS
   OPINION
   MUNDO
   CIENCIA-EDUC
   DEPORTES
   SOCIEDAD
   ARTICULOS
   GALERIA DE
       FOTOS


  CORREO
  LA VOZ DEL
      LECTOR

  ORGANOS
      ESTATALES

  DIRIGENTES DEL
      ESTADO

  LIBRO BLANCO
  GEOGRAFIA
  CULTURA
  BEIJING
  NUESTRO SITIO
  MAPA DEL SITIO
  AYUDA
  EMPLEO
 
Actualizado a las 16:03(GMT+8), 29/03/2001
Mundo  

Concluyó cumbre árabe con apoyo a palestinos y división de opiniones sobre tema de Iraq

Los líderes árabes terminaron el miércoles aquí su cumbre de dos días, la primera de la última década, con la promesa de apoyar al pueblo palestino, pero con discrepancias sobre el levantamiento de las sanciones impuestas por la ONU a Iraq.

El rey de Jordania, Abdullah Bin Hussein, presidió la sesión de clausura, que adoptó la declaratoria final y la declaración de Amman.

Comentó que la cumbre será un "nuevo inicio y un cambio positivo fundamental en la acción árabe conjunta".

"Con la cumbre hemos establecido un procedimiento permanente y una postura nueva y clara respecto a la acción árabe conjunta. Esta postura es el acuerdo de convocar a una cumbre anual", explicó.

En la sesión de clausura, el saliente secretario general de la Liga Arabe, de 22 Estados miembros, Esmat Abdel-Meguid, anunció que el ministro del exterior de Egipto Amr Moussa, fue confirmado como nuevo dirigente de la Liga.

Moussa, de 64 años de edad, reemplazará a Abdel-Meguid, el líder de 78 años, en mayo próximo, cuando concluya su período.

Abdel-Meguid también declaró que los países árabes apoyarán el segundo mandato de Kofi Annan como secretario general de la ONU.

Los líderes árabes discutieron ampliamente una serie de asuntos durante la cumbre de dos días, incluyendo el conflicto palestino-israelí, la política árabe hacia Israel, las sanciones de la ONU contra Iraq y las relaciones entre Iraq y Kuwait.

Los líderes árabes apoyaron al pueblo palestino en su intifada contra la ocupación israelí, y prometieron proporcionar su total apoyo a los pueblos palestino, sirio y libanés en sus luchas por recuperar sus legítimos derechos.

Además pidieron dar fin a las severas sanciones de la ONU sobre Iraq aplicadas desde que Iraq invadió Kuwait en 1990, y abordar el asunto "en una base humanitaria de acuerdo con la herencia nacional y religiosa árabe así como sus compromisos internacionales".

Todo esto no llegó a cumplir la demanda que hizo Iraq al mundo árabe para levantar unilateralmente las sanciones de la ONU. El ministro iraquí de Relaciones Exteriores Mohammad Said Al-Sahaf calificó la cumbre como un "fracaso".

La cumbre condenó a los Estados Unidos por vetar un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el envío de una fuerza observadora internacional para proteger al pueblo palestino, luego de que más de 300 palestinos han perdido la vida en manos de tropas israelíes desde que se inició la actual ola de violencia hace seis meses.

Por otra parte, la cumbre no logró llegar a una conclusión definitiva sobre las relaciones entre Iraq y Kuwait y preparar una fórmula aceptable para ambos. La reunión pidió al rey de Jordania encabezar los esfuerzos para continuar las conversaciones con ambos países en busca de una solución a su disputa.

Iraq ha estado aislado del mundo árabe por haber invadido a su vecino Kuwait. Esta es la primera ocasión de la década que Iraq es invitado a una cumbre y que el tema de Iraq está incluido en la agenda de la cumbre. No obstante, la intransigencia de Iraq irritó a sus enemigos Kuwait y Arabia Saudita. En protesta por la presencia de Iraq, Riyadh redujo el nivel de su representación en la cumbre.

Iraq rechazó la última versión de una resolución emitida el martes por la noche, que fue aceptada por Arabia Saudita y Kuwait.

La resolución pide a Irak completar el cumplimiento de todos los compromisos señalados en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de encontrar una solución al problema de los prisioneros de guerra de los kuwaitíes y nacionales de terceros países desaparecidos en la guerra así como el regreso de las propiedades kuwaitíes. A cambio, pide el levantamiento de las sanciones de la ONU, iniciar las medidas necesarias para reanudar los vuelos comerciales con Iraq, y respetar la soberanía y la integridad territorial de Iraq y de Kuwait.

La cumbre de Anman es la primera cumbre regular desde que se llevó a cabo la cumbre de emergencia de El Cairo donde se decidió la celebración de una cumbre anualmente. Quince jefes de Estado y de gobierno y altos delegados de otros siete países de los 22 Estados miembros de la Liga Arabe asistieron a la reunión.

La próxima cumbre árabe ordinaria tendrá lugar en Beirut, capital de Líbano.



29/03/2001












En esta sección
 

Los líderes árabes terminaron el miércoles aquí su cumbre de dos días, la primera de la última década, con la promesa de apoyar al pueblo palestino, pero con discrepancias sobre el levantamiento de las sanciones impuestas por la ONU a Iraq.



 


Todos los derechos reservados 2000, Diario del Pueblo en línea