Portada | China | Economía | Mundo | Iberoamérica | Opinión | Ciencia Deportes | Cultura | Sociedad | Viaje | Fotos | PTV | Tips

español>>Sociedad

Imágenes bajo el sol ardiente

Xinhua  2017:07:17.08:27

Un medidor muestra que la temperatura de la superficie ha alcanzado los 60 grados centígrados, en el Aeropuerto Internacional Hongqiao de la municipalidad de Shanghai, en el este de China, el 15 de julio de 2017. Aún con las altas temperaturas que han permanecido últimamente en Shanghai, el personal de las compañías aéreas y el aeropuerto se adhiere a sus puestos para garantizar la seguridad de los pasajeros. (Xinhua/Ding Ting)

BEIJING, 16 jul (Xinhua) -- Desde cuando comenzó su turno, en el sofocante de calor de este miércoles, y hasta el mediodía, Chen Cheng, un empleado de mantenimiento del operador chino de bicicletas compartidas Mobike, había cargado ya más de 50 bicicletas en una furgoneta, su uniforme negro empapado de sudor.

Su trabajo, en la ciudad meridional de Guangzhou, es ayudar a trasladar bicicletas dejadas caprichosamente por los usuarios en las afueras de un lujoso centro comercial, hasta un lugar habilitado especialmente para este fin. El miércoles, las autoridades ambientales emitieron una alerta por altas temperaturas, pero Chen no dejó de trabajar.

El Centro Nacional Meteorológico pronosticó el jueves que el implacable calor continuará afectando partes del norte, este y sur de China en los próximos diez días.

Chen tuvo que dejar ropa seca y limpia y una toalla en su lugar de trabajo para asearse y cambiarse después de terminar el turno. Sin embargo, no se quejó de trabajar y sudar bajo el sol abrasador.

"Muchos jóvenes quieren hacer ejercicio. Bien, yo lo hago en mi trabajo y me ahorro el dinero de un gimnasio", dice en son de broma.

Su apariencia desgarbada hizo que algunas personas pensaran que se trataba de un ladrón de bicicletas.

"Algunos me gritaban, otros me tomaban fotos con sus celulares. Pero creo que es bueno ver que la gente ayuda a cuidar las bicicletas", agrega.

Al igual que Chen, más de 1.000 empleados trabajan para garantizar un uso eficaz y un aparcamiento ordenado de las bicicletas compartidas en Guangzhou, donde hay más de 700.000 de estos vehículos.

Si bien el clima sofocante ha intimidado a los usuarios de las bicicletas, también ha estimulado el comercio de servicios de comidas vía Internet, y ha redoblado la exigencia sobre los repartidores.

Li Li, un mensajero de la ciudad de Fuzhou, capital de la provincia de Fujian (sureste), dice que recientemente los 40 integrantes de su equipo han debido encargarse de cerca de 1.000 órdenes por día, en comparación de las 600 ó 700 que reciben en un día normal.

"Bebo por lo menos cuatro botellas de agua de las 10:00 a las 14:00, que es el período pico de entrega", comenta Li. "Lo más duro es esperar clientes bajo el sol, y entregar en pisos altos de edificios en los que no hay ascensor".

"Los días más calientes son los más ocupados para nosotros", dice, por su parte, Wang Bailing, quien reparte paquetes en la ciudad de Kaifeng, en la provincia de Henan. Solo en la mañana del martes ha entregado más de 20 pedidos.

Ataviado con una camiseta, una chaqueta para protegerlo del sol y un casco, las ropas de Wang están húmedas todo el día, pero vestir pulcramente es una exigencia de la empresa para la que trabaja, que quiere dar una buena impresión a sus clientes y demostrarles respeto.

"Hace demasiado calor y estamos muy ocupados..., pero aún así hay clientes que quieren recibir sus pedidos lo antes posible y se enojan si nos retrasamos. Quisiera que ellos fueran un poco más comprensivos", agrega.

Mientras Wang y Li pueden disfrutar de la brisa mientras viajan raudos en sus motocicletas por las calles de la ciudad, Luo Xin'ai, una recolectora de basuras, tiene su propia forma de hacer frente al inclemente calor.

Durante su turno, Luo acomoda tres botellas de agua helada envueltas en toallas entre su cuerpo y su ropa.

"El hielo me refresca, y cuando se derrite, bebo el agua", explica. "Es un trabajo duro pero prefiero esto a estar en casa sin nada que hacer. A pesar del calor, no me dejo vencer por la pereza", insiste.

Las altas temperaturas también dificultan la labor de Ran Zhongku, un obrero de la construcción en Xi'an, capital de la provincia de Shaanxi. Él manipula varillas de acero, y para hacerlo debe protegerse con unos gruesos guantes.

"A pesar de los guantes, casi me queman las manos", comenta este hombre de 45 años.

La temperatura en el túnel que Ran está ayudando a construir excedió los 40 grados centígrados la tarde del jueves, ya que las varillas absorben el calor y luego lo liberan.

Las temperaturas de los últimos días en Shaanxi han roto los registros históricos, y, según el observatorio local, persistirán por varios días más.

Sin embargo, a fin de terminar la obra antes de la fecha límite, en noviembre, la construcción del túnel no puede ser suspendida, explica el gerente del proyecto. El ingeniero, quien prefiere no revelar su nombre, dice que los obreros tienen acceso a medicinas para prevenir y tratar la insolación, y que además están autorizados a tomar descansos si se sienten mal a causa del calor.

En una de las estaciones ferroviarias de Shanghai, ciudad que últimamente también ha superado los 35 grados, una de las tareas más exigentes es reabastecer de agua los vagones.

El trabajo exige a los obreros caminar entre las vías férreas, arrastrando pesadas mangueras de goma. Cada grupo de 27 operarios camina por lo menos 12 kilómetros para dejar un tren listo para partir.

"Los pasajeros no nos ven, pero nosotros nos esforzamos mucho por garantizar que ellos tengan un viaje seguro y placentero", dice Wang Jianmin, uno de los empleados ferroviarios.

El Centro Meteorológico Nacional (CMN) emitió el jueves una alerta naranja por la ola de calor, debido a que las temperaturas superan los 35 grados centígrados en varias zonas, incluidas partes de Hebei, Beijing, Henan, Shandong, Shanxi, Shaanxi, la región autónoma de la etnia hui de Ningxia, Gansu, la región autónoma de Mongolia Interior, Shanghai, Zhejiang y Hubei.

En los próximos tres días, la agencia prevé que la ola de calor se expanda hacia el sur. El centro y este de China experimentarán las temperaturas más altas de este año. Se estima que la ola de calor afectará 21 provincias con una superficie combinada de 3,64 millones de metros cuadrados el jueves.

La entidad advirtió a la ciudadanía que tome precauciones contra el calor. Las áreas propensas a las inundaciones en el sur de China deben redoblar sus esfuerzos de control de la higiene y las epidemias.

El gobierno central garantiza los derechos de los trabajadores en días de calor extremo. La Federación Nacional de Sindicatos de China ha emitido una directriz para motivar a las empresas a reducir las jornadas laborales y la carga de trabajo durante los días de temperaturas excesivamente altas.

(Web editor: Rosa Liu, Rocío Huang)

Comentario

Noticias

Fotos