Última hora:  
Español>>Ciencia-Tecnología

Nuevo bosque impide tormentas de arena en norte de China

Actualizado a las 04/05/2012 - 14:07
TAIYUAN, 4 may (Xinhua) -- Una franja forestal de 230 kilómetros de largo creada en los últimos 12 años en la provincia septentrional china de Shanxi impide el avance del desierto y la entrada de las tormentas de arena que solían azotar la capital nacional de Beijing y sus regiones vecinas, informaron las autoridades locales.
Palabras clave:

TAIYUAN, 4 may (Xinhua) -- Una franja forestal de 230 kilómetros de largo creada en los últimos 12 años en la provincia septentrional china de Shanxi impide el avance del desierto y la entrada de las tormentas de arena que solían azotar la capital nacional de Beijing y sus regiones vecinas, informaron las autoridades locales.

Las áreas desérticas de Shanxi son uno de los tres principales orígenes de las tormentas de arena que pueden llegar a afectar a Beijing y la municipalidad vecina de Tianjin, que se encuentran a unos 400 kilómetros al noreste de esa provincia.

Según Zhang Yunlong, técnico jefe del departamento provincial de silvicultura, su equipo comenzó a trabajar en la reforestación en el año 2000, cuando el norte de China sufrió el impacto imprevisto de 12 fuertes tormentas de arena consecutivas.

Ese mismo año, las autoridades chinas pusieron en marcha el programa de emergencia que tenía como objetivo trabajar en los orígenes del fenómeno, zonas entre las que figuran 13 distritos de Shanxi con una superficie total de 2,06 millones de hectáreas.

De éstas, las instituciones locales han logrado reforestar una superficie cercana al millón de hectáreas, con la cobertura forestal aumentando hasta un 16 por ciento desde el 12 por ciento registrado en el año 2000, mientras que la cobertura de pastos pasó del 25 al 30 por ciento durante el mismo periodo.

"En la última década, hemos realizado un milagro plantando árboles en el área de la meseta de loess, donde la sequía y los fuertes vientos dificultan en gran medida su crecimiento", comentó Fu Cunxin, director del departamento de prensa de Youyu, uno de los 13 distritos implicados en el programa.

Según Fu, los lugareños tienen que plantar al menos tres veces un mismo árbol antes de que la planta pueda sobrevivir debido a las difíciles condiciones geográficas y climáticas.

China es una de las principales víctimas de la desertificación, fenómeno que afecta a un 27 por ciento de su área terrestre total y a más de 400 millones de sus habitantes.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás