Última hora:  
Español>>China

Muere persona en disputa por demolición

Actualizado a las 24/09/2012 - 14:59
Un agente de policía disparó el viernes a una persona que posteriormente murió, en lo que algunos medios dicen que fue una “demolición ilegal forzada” en el noreste de China.
Palabras clave:

Por Zhao Lei (China Daily)

Panjin, 24/09/2012(El Pueblo en Línea)- Un agente de policía disparó el viernes a una persona que posteriormente murió, en lo que algunos medios dicen que fue una “demolición ilegal forzada” en el noreste de China.

Un equipo de investigación establecido por Panjin, provincia de Liaoning, determinó el sábado que fue justificado el uso del arma por parte de Zhang Yan, el agente de policía actor del disparo. El equipo concluyó que el hombre que sufrió el impacto de bala, Wang Shujie (36), había recurrido a la violencia mientras intentaba impedir que la policía desempeñara sus funciones.

“El uso del arma por parte del agente fue en conformidad con la ley”, dijo el equipo.

Sin embargo, Diario del Pueblo alegó en su microblog el domingo que el gobierno local había estado realizando una demolición ilegal a través de la fuerza.

No había ningún acuerdo de los habitantes locales con respecto a la compensación y ningún tribunal local había aprobado la demolición, señaló el periódico.

En un reglamento revisado en enero del 2011, el Consejo de Estado dijo que los gobiernos locales, a menos que un tribunal apruebe primero los planes de demolición, deben obtener el consentimiento de los residentes antes de ejecutar su derecho administrativo de demoler las casas.

El periódico también instó a la provincia a crear un equipo independiente para investigar de nuevo el asunto, diciendo que los resultados dados a conocer por el gobierno de Panjin no eran convincentes para los residentes.

De acuerdo con un comunicado del gobierno de Panjin, cinco trabajadores de una empresa de servicios públicos locales condujeron dos palas mecánicas en la mañana del viernes en el sitio de un proyecto de viviendas de interés social en el pueblo de Ershili, distrito de Xinglongtai. En su camino fueron interceptados por Wang, padre de dos hijos, y tres de sus familiares.

Wang dijo que la casa de su familia iba a ser afectada por la demolición y que él no estaba satisfecho con el dinero que se le había ofrecido en compensación. El comunicado decía que Wang y sus familiares habían vertido gasolina a los trabajadores para intentar mantenerlos fuera del sitio.

Después de recibir un informe sobre las acciones de Wang, Zhang, quien trabaja en una estación de seguridad pública local, se precipitó con un compañero a la escena de la disputa.

Wang y sus parientes impidieron que intervinieran los agentes y atacaron a los trabajadores y agentes con hachas y hoces.

Zhang respondió lanzando gas pimienta y disparando un tiro de advertencia. Luego pidió ayuda a otros tres agentes que, después de que llegaron, se dieron cuenta de que no podían calmar la situación.

Durante la pelea, el padre de Wang atacó con un hacha a Zhang y le provocó heridas en la mano y muñeca izquierda. Zhang respondió con disparos, dice el informe. Posteriormente, el padre de Wang intentó tomar la pistola del oficial y sufrió un disparo en su pierna izquierda.

Al ver a su padre herido, Wang, quien había vertido gasolina sobre su ropa, se encendió fuego e intentó abalanzarse sobre Zhang, cuya ropa también había sido rociada con gasolina. Zhang creó que su vida estaba en peligro y disparó contra Wang, señala el comunicado.

El personal médico que más tarde llegó a la escena de la pelea confirmó que Wang estaba muerto.

Uno de los familiares de Wang dijo de manera anónima que no estaba de acuerdo con el relato de las autoridades.

“El cuerpo de Wang ha sido incinerado”, dijo. “Sus padres están en un hospital, y no podemos comunicarnos con ellos, su esposa o su hermano”, dijo.

Un residente que no quiso identificarse dijo a Noticias de Pekín el domingo que cerca de 100 personas, algunas conduciendo palas mecánicas, habían llegado a las tierras de cultivo de la familia de Wang para aplanar los cultivos y dar paso a la construcción.

Una disputa similar estalló el año pasado en el distrito de Xinglongtai.

En mayo del 2011, un residente herido de gravedad por dos personas que, según algunos informes, habían sido contratados por el gobierno del distrito para demoler por la fuerza la casa que dicho residente estaba alquilando.

Las autoridades provinciales dijeron que el incidente resultó de la demolición ilegal de viviendas de alquiler, por parte del gobierno del distrito.

Ocho funcionarios, incluido el director del distrito, recibieron castigos disciplinarios y administrativos por su participación en el incidente. Varias personas fueron detenidas por molestar a los residentes y demoler a través de la fuerza las casas que habían alquilado.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás