Última hora:  
Español>>China

Conflicto sobre islas Diaoyu añade más tensión al día de la humillación nacional

Actualizado a las 18/09/2012 - 16:46
Un grupo de empresas japonesas decidió suspender sus operaciones en China este lunes, víspera del 81 aniversario de la invasión japonesa al noreste de China, teniendo en cuenta las tensiones generadas por la disputa que mantienen ambos países en relación con la soberanía de las islas Diaoyu, lo cual podría tener un impacto significativo en sus negocios.
Palabras clave:
Conflicto sobre islas Diaoyu añade más tensión al día de la humillación nacional

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Un grupo de empresas japonesas decidió suspender sus operaciones en China este lunes, víspera del 81 aniversario de la invasión japonesa al noreste de China, teniendo en cuenta las tensiones generadas por la disputa que mantienen ambos países en relación con la soberanía de las islas Diaoyu, lo cual podría tener un impacto significativo en sus negocios.

La efeméride, considerada un día de humillación nacional, llega en medio de un deterioro de la relación entre Tokio y Beijing, luego de que el Gobierno nipón anunciara la pasada semana que había comprado las polémicas islas del Mar de China Oriental a un presunto propietario privado japonés.

Mientras este martes se esperaba que tuvieran lugar en varias ciudades chinas nuevas protestas contra Japón y actividades conmemorativas por el aniversario de la invasión, analistas y la opinión pública china llamaron a la población a expresar sus opiniones sobre la disputa de una manera racional.

En recuerdo a la agresión de hace 81 años, este 18 de septiembre se escucharán las sirenas de ataque aéreo en prácticamente todas las ciudades del país, como Shenyang, Nanchang y Zhuhai.

Este día, pero de 1931, tropas japonesas volaron una sección del ferrocarril bajo su control próximo a Shenyang, en el noreste de China, y acusaron al Ejército local de sabotaje con el pretexto de iniciar la guerra y anexarse el noreste del país, además de preparar el camino para la guerra total que desencadenaron en 1937.

Varias actividades conmemorativas se han celebrado en los días previos al aniversario, en los que el museo memorial de Shenyang llegó a recibir cerca de 10.000 visitantes en un solo día, reportó Xinhua.

El lunes, en Hong Kong, más de 20 personas permanecían sentadas ante el consulado japonés en una protesta que anunciaron duraría 36 horas. Ng Sek Io, un activista de Macao que en agosto pasado viajó a bordo del barco de Hong Kong que visitó las islas Diaoyu, declaró a Global Times que otros 15 activistas podrían navegar este martes hacia las islas.

Protestas contra la nacionalización del archipiélago por parte de Japón eran esperadas este martes en todo el país, después que en algunas manifestaciones del pasado fin de semana se registraron varios actos violentos, como la destrucción de autos de marcas japonesas y agresiones contra tiendas por departamentos niponas.

Previo al aniversario, algunas de las mayores empresas japonesas establecidas en el país, entre ellas Canon y Panasonic, anunciaron que suspendían sus operaciones en sus plantas chinas.

You Nan, miembro del departamento de publicidad de Panasonic, confirmó a Global Times, a través de un correo electrónico, que tres plantas de Qingdao, Zhuhai y Suzhou se han visto afectadas por esta creciente ola de sentimiento antijaponés, pero aseguró tener la esperanza de que la situación se estabilice.

Las operaciones en la planta de Qingdao se han visto interrumpidas por un fuego que se reportó en esa instalación.

Un miembro del equipo de una subsidiaria de Panasonic en Suzhou, que pidió no ser identificado, señaló que la planta ha estado operando sin problemas y los empleados están en calma, aunque la administración de la empresa está considerando suspender las operaciones.

El fabricante de cámaras e impresoras Canon, mientras tanto, cerró tres de sus cuatro plantas más importantes el lunes y martes, para garantizar la seguridad de sus empleados, reportó AFP. Alrededor de 22.000 trabajadores de estas tres instalaciones en Zhuhai, Zhongshan y Suzhou se han visto afectadas, indicó Radio Nacional de China.

Según Reuters, otra empresa nipona, Fast Retailing, informó que cerraría el martes 19 tiendas de ropa Uniqlo. Y solo un establecimiento operará con horario limitado el martes, a diferencia de las nueve que lo hicieron el lunes.

El mercado de productos fotográficos de Wukesong, en Beijing, donde los productos japoneses son los más vendidos, publicó un anuncio en su página web comunicando que permanecería cerrado el martes, alegando razones de mantenimiento.

Debido a la violencia en la que han derivado las demostraciones antijaponesas en algunas ciudades chinas, las autoridades de todo el país se mantienen en alerta máxima.

Hong Lei, portavoz del Ministerio de Exteriores de China, llamó a la población a expresar su desacuerdo de manera racional y sin violar la ley, y aseguró que las autoridades chinas garantizarán la seguridad de los ciudadanos y organizaciones extranjeras establecidos en el país.

Fuentes del Buró Municipal de Seguridad Pública de la capital aseguraron a Global Times que la protesta que tuvo lugar frente a la embajada de Japón el pasado fin de semana fue ordenada y que la policía ha sido preparada para orientar a las personas que expresen su entusiasmo patriótico de manera pacífica.

Las autoridades de la ciudad de Nanjing, una de las más afectadas por la ocupación japonesa, informaron el lunes que el Partido Comunista de China y el gobierno local apoyan resueltamente el entusiasmo patriótico de la población y califican como positivas las protestas razonables, de gran alcance y contenido. Pero advirtieron sobre el peligro de los actos hostiles y los disturbios sociales amparados por las protestas.

“Debemos mostrar al mundo la madurez pacífica de China, el progreso de una sociedad regida por leyes y la mejor calidad de sus ciudadanos. Solo mostrando nuestro patriotismo de manera racional podremos defender la dignidad de nuestro país y nuestra nación”, añadieron.

Ruan Zongze, director adjunto del Instituto de Estudios Internacionales de China, manifestó a Global Times que los incidentes del 18 de septiembre son siempre un triste recuerdo para todos los chinos y que la reciente provocación del Gobierno japonés en relación con las islas Diaoyu ha hecho más tenso el ambiente en torno a este aniversario.

La mayoría de las personas se contuvo durante las protestas, pero desafortunadamente la violencia debilitó el reclamo popular y empañó la imagen del país, añadió.

“Es razonable que la gente se manifieste contra la decisión de Japón y se les debería permitir que lo sigan haciendo. Pero deben actuar sin traspasar el marco de la ley”, zanjó Ruan.

En Internet la mayoría de los usuarios chinos expresó también su respaldo a las manifestaciones racionales y alrededor de 2,6 millones de personas llamaron este lunes a la cordura y a manifestar únicamente el patriotismo.

11 detenidos en Guangzhou

La policía de Guangzhou detuvo a 11 personas que presuntamente destrozaron un coche de fabricación japonesa, así como escaparates de establecimientos comerciales y vallas publicitarias durante las protestas antijaponesas del domingo.

Xi'an bans demonstrations

En Xi’an la policía decidió prohibir las reuniones y manifestaciones en áreas del centro de la ciudad después que las protestas por el asunto de las islas Diaoyu del pasado fin de semana se tornaron violentas.

Según lo establecido por la ley, los ciudadanos deben solicitar permiso para reuniones o protestas.

También prohibió a la población entablar contactos masivos y manifestarse a través de cadenas de mensajes electrónicos, Internet u otros medios.

Arrestan a vándalos en Qingdao

Un pequeño número de manifestantes fueron arrestados por vandalismo en las protestas que tuvieron lugar en Qingdao el pasado sábado y ya se ha abierto una investigación a fondo para esclarecer los hechos.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás