Última hora:  
Español>>China

El tren poco a poco gana velocidad

Actualizado a las 24/07/2012 - 16:40
Ya ha pasado un año desde el trágico accidente tren en Wenzhou que golpeó al entusiasmo de China por los trenes de alta velocidad.
Palabras clave:China,tren

Pekín, 24/07/2012(El Pueblo en Línea)-Ya ha pasado un año desde el trágico accidente tren en Wenzhou que golpeó al entusiasmo de China por los trenes de alta velocidad. La construcción de redes ferroviarias de alta velocidad se ha reanudado, pero a un ritmo más lento y de manera más cautelosa.

Este lunes, en lugar de mencionar el accidente, el ministro de Ferrocarriles del país anunció la finalización de las vías de tren a Lop Nur, un lago seco del noroeste de China donde este país hizo estallar su primera bomba atómica en 1964.

En Hangzhou, a varios cientos de kilómetros de donde ocurrió el accidente, las salas de espera de la estación de ferrocarril de Hangzhou están, como siempre, abarrotadas de viajeros de negocios, estudiantes que vuelven a casa y turistas.

La mayoría de los pasajeros que han estado evitando subirse a trenes de alta velocidad después del accidente de Wenzhou han empezado a usarlos de nuevo en los últimos meses.

"No existe mejor opción, y la posibilidad de que haya un accidente es muy baja de todos modos", dijo Huang Yunyi, empleado de una empresa de comercio exterior en Hangzhou, capital de la provincia de Zhejiang.

El 23 de julio del año pasado, un tren de alta velocidad se estrelló contra un otro detenido cerca de la ciudad de Wenzhou, dejando 40 muertos y 172 heridos. El causante del accidente fue un defecto en los equipos de señalización, y 54 funcionarios incluyendo el ex ministro de Ferrocarriles Liu Zhijun, han sido castigados por las negligencias cometidas.

Alrededor de 52,6 millones de pasajeros han realizado el trayecto Pekín-Shanghai en el tren de alta velocidad desde que comenzara a funcionar el 30 de junio del año pasado, según el operador ferroviario.

También se veían colas frente a las taquillas de venta de billetes para subir al tren de alta velocidad en su trayecto Pekín-Tianjin en la tarde del lunes. Un reportero de Xinhua que tomó el tren pudo constatar que los asientos de todos los vagones estaban ocupados.

Sin embargo, todavía tendrá pasar tiempo para que la gente deje en el olvido la tragedia de Wenzhou. Para Xiang Weiyi de dos años, última superviviente encontrada entre el amasijo de hierro del tren, el accidente no sólo se llevó a sus padres, sino que también la dejó con graves lesiones en su pierna izquierda.

La niña ya puede caminar, correr y saltar, lo que es un "milagro", según su tío, Xiang Yuyu.

Feng Gang, profesor de sociología en la Universidad de Zhejiang, dijo: "Los chinos esperan que tras este fatídico accidente se consiga un sistema ferroviario más seguro."

Hasta ahora, la longitud total de las vías de alta velocidad en China alcanza los 13.000 km, más que en cualquier otro país del mundo.

Después del accidente, China pausó la construcción de nuevas líneas hasta finalizar unos controles de seguridad en todo el país y ordenó disminuir la velocidad de estos trenes. Algunas de las líneas han reducido la velocidad de los trenes a menos de 200 kilómetros por hora.

A finales de mayo, el Ministerio de Ferrocarriles dijo que este año sólo se abrirán 2.322 kilómetros de nuevas líneas de alta velocidad, a diferencia de los 3.500 kilómetros en siete líneas que se planeaban abrir, y que la apertura de las otras líneas restantes se aplazará para el futuro.

China se ha propuesto recaudar 500 mil millones de yuanes (79 mil millones de dólares de EE.UU), par la construcción de líneas de alta velocidad y líneas convencionales. Sin embargo, en los primeros cuatro meses, el Ministerio sólo ha invertido 89,6 mil millones de yuanes, un 48,3 menos de lo planeado.

La deuda sigue siendo alta en el sector ferroviario. El Ministerio, principal inversor en proyectos ferroviarios de China, registró pérdidas de 7 millones de yuanes en el primer trimestre.

Por este motivo, el Ministerio de Ferrocarriles está animando a los inversores a que inviertan en proyectos de todo tipo de vías férreas, ya sean para rutas de pasajeros yo rutas para el transporte de materias primas. Los inversores podrán participar en el diseño y construcción del proyecto ferroviario, como también en la consultoría y la compra de equipamientos.

Las directrices indican que las empresas ferroviarias quieren salir a la bolsa, a la vez que se les da facilidades a las empresas aseguradoras para que inviertan en el sector ferroviario.

Wang Mengshu, experto en tecnología ferroviaria y miembro de la Academia China de Ingeniería, ha aplaudido la medida que rompe con este monopolio de financiación, y espera que haya más medidas.

Fuente: China Daily

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás