PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:08:23.08:10

Un futuro incierto para Libia tras la caída de Trípoli

Rebeldes libios han ocupado la simbólica plaza verde en el centro de Trípoli el lunes por la mañana, tan sólo dos días después de iniciada la ofensiva para tomar la capital, considerada la avanzada final contra el régimen del coronel Muamar Gadafi.

La minúscula resistencia que han puesto las fuerzas pro Gadafi contrastan con el desafiante discurso de su líder, quien ha instado a sus simpatizantes en repetidas ocasiones a pelear hasta el final.

El rápido colapso de las fortificaciones de Gadafi es comprensible debido a la creciente presión ejercida por las fuerzas rebeldes, que cuentan con el apoyo de la OTAN. La moral de las fuerzas rebeldes ha ido en aumento desde que la semana pasada se rompió el estancamiento que prevaleció por meses, acercando los enfrentamientos cada vez más a la capital.

Las tropas del gobierno libio no han sido capaces de defender sus plazas, al haber sido cortadas sus líneas de abastecimiento mediante los ataques aéreos de la OTAN. Sin combustible ni alimento, las tropas no han podido llevar a cabo una defensa adecuada, a pesar de estar mejor armadas y entrenadas.

El ejército libio resultó ser más débil de lo que se pensaba originalmente, así como también lo ha sido la lealtad del pueblo local y del ejército hacia el hombre que gobernó el país durante más de cuatro décadas.

El sorprendente avance rebelde responde a fuerzas tanto internas como fuera de Libia. Los rebeldes cosecharon más victorias en el frente interno y en el frente diplomático, hasta provocar el colapso del gobierno.

Aunque actualmente se desconoce el paradero de Gadafi y cuál será su reacción, lo que sí está claro es que la victoria se ha aproximado más al bando de los rebeldes.

Ahora que Libia se perfila hacia una nueva era post Gadafi, el país enfrenta múltiples retos para su reconstrucción debido a serios problemas políticos y socioeconómicos.

La interrogante más urgente a resolver consiste en saber quién ocupará el vacío de poder y liderará a la población, de más de 6,4 millones, en las tareas de reconstrucción.

Diversos hechos han mostrado que el principal grupo rebelde, el Consejo Nacional de Transición (NTC en inglés) con sede en Benghazi, no carece de fisuras. Desde la muerte del comandante militar rebelde Abdel Fattah Younis a finales de julio, diversos conflictos internos han puesto en duda su capacidad para liderar al país.

A pesar de que el NTC ha llamado a organizar elecciones generales y a transformar Libia en un país democrático, muchos han exteriorizado su preocupación de verla convertida en una nueva Somalia, dadas sus múltiples tribus y facciones.

Sin estabilidad política, la reconstrucción de la economía y de la sociedad libios quedará en entredicho, dejando a la población en riesgo de caer en la miseria tras seis meses de violencia.

El futuro de Libia dependerá también del rol que desempeñen las potencias extranjeras y las organizaciones internacionales en las tareas de reconstrucción. Algunos países se muestran reacios a negociar con los rebeldes libios, al temer que terroristas se hallasen infiltrado en sus filas.(Xinhua)
23/08/2011

Noticias relacionadas
·China condena atentado suicida con bomba en noroeste de Pakistán
·Líneas de ferrocarriles de alta velocidad en China adoptarán nuavas modalidades
·Canciller pakistaní visitará China esta semana
·China respeta la decisión del pueblo libio
·Vicepresidente de EEUU concluye su visita a China
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh