Última hora:  
Español>>Economía

Pueblos del té resisten a la crisis

Actualizado a las 30/10/2012 - 16:54
Lo primero que se siente al entrar en Junying es la sutil fragancia de hojas de té que impregna el aire.
Palabras clave:Fujian,crisis,Economía,té
Pueblos del té resisten a la crisis

Trabajadores procesan de hojas de té en una fábrica de Junying, un pequeño pueblo y origen de tieguanyin (diosa de hierro de la misericordia, en su traducción), una variedad de oolong, un té oscuro muy famoso de Xiamen, provincia de Fujian. He Dongfang para China Daily

Recomendados para hoy:
China: China disfruta sin censura de Almodóvar por primera vez
Economía: Revendedores lucran por escasez iPhone 5
Sociedad: Fabricantes de juguetes en frenesí ante la llegada de la Navidad
Ciencia: Cápsula Dragon de SpaceX amariza en Pacífico
Viaje: Mercados nocturnos más famosos de China
Ostras: Las 13 momias más curiosas del mundo


Fuzhou, 30/10/2012(El Pueblo en Línea)-Lo primero que se siente al entrar en Junying es la sutil fragancia de hojas de té que impregna el aire.

Situado en las montañas empinadas y frondosas de la provincia de Fujian, el pueblo produce té desde hace 300 años y hoy sus plantaciones cubren un área de 386 hectáreas.

Sin embargo, si mencionas el tema del té a los residentes de la zona seguro que fruncen el ceño y cambian la mirada.

"La palabra 'té' solía levantarme el animo," dijo Gao Shuzu, que cultiva tres quintas partes de una hectárea. "Ahora sólo me produce preocupación, ya que hemos tenido muchos contratiempos en los últimos dos años.

"El té que he cosechado esta primavera me aportó sólo unos 10.000 yuanes (1.600 dólares de EE.UU) de ganancias. Hace cuatro años ganaba seis veces más por la misma cantidad de té."

Gao es uno de los 500 habitantes de Junying, donde el 80% de su población vive del cultivo y venta de té.

Otro vecino es Hong Mugen, que hasta principios de este año almacenaba cerca de 10 toneladas métricas de té envuelto en bolsas de plástico en un almacén, con la esperanza de que los precios volviesen a subir.

"Parte de este té pertenece a la cosecha de la primavera de 2010," los precios comenzaron a desplomarse dramáticamente, dijo el lugareño de 42 años.

Hong dice que con el tiempo, asumió la realidad y decidió vender lo que tenía almacenado junto con la cosecha de esta primavera de su plantación de 2 hectáreas.

El precio más bajo que recibí fue de 10 yuanes por kilo, y al final gané un beneficio neto de 30.000 yuanes.

"La situación ha afectado a todos los habitantes de este pueblo", dijo. "Muchos han dejado de plantar té y se han marchado a las ciudades como trabajadores inmigrantes".

Sol y agua

Junying, a unos 66 km del centro de Xiamen, se sitúa a 800 metros sobre el nivel del mar y es donde tiene origen el tieguanyin (diosa de hierro de la misericordia, en su traducción), una variedad de oolong, el famoso té oscuro de Xiamen.

"Aquí hay mucho sol y agua, y no hay contaminación industrial", dijo Gao Quanyang, el alcalde de la aldea. "La diferencia de temperatura entre el día y la noche en las montañas es abismal, por lo que los árboles de té son menos vulnerables a plagas y enfermedades. Es el emplazamiento ideal para cultivar té de alta calidad"

A pesar de los bajos precios de los últimos dos años, el alcalde dijo que el pueblo produce anualmente más de 300 toneladas de té.

Wang Guiqing, director general de Fujian Tea Import and Export, una empresa de exportación de té, dijo que el problema del bajo precio del té se debe en parte a que los países europeos han aumentado los controles de seguridad e higiene sobre las importaciones de China.

China es el tercer mayor exportador de té a nivel mundial, con productos que se venden en más de 120 países y regiones.

En 2011, la Comisión Europea emitió una orden sobre controles más estrictos en las importaciones de té chino en la Unión Europea, exigiendo la inspección del 10% de las mercancías en busca de residuos tóxicos y plaguicidas.

"Dadas las restricciones, lo correcto sería dedicarnos al mercado nacional de té", dijo el alcalde de la aldea, Gao Quanyang. "Sin embargo, dijo, a pesar de la alta calidad del té de Junying, estos productos no se venden bien en China, lo que refleja una falta de imagen de marca".

"Ya se han realizado cambios para solventar la crisis, "dijo.

El primer cambio ha sido la producción de té orgánico.

El pueblo ha contactado con las principales empresas de té en Xiamen, que enseñarán a los agricultores sobre medidas de control de calidad, incluyendo el uso de pesticidas y el procesamiento final.

"Calidad y seguridad son imprescindibles", dijo Gao Quanyang. "Son los elementos fundamentales del fortalecimiento de la marca, para ganar clientes y cumplir con los requisitos de la Comisión Europea y otros países".

Temas recomendados:
Todo sobre Mo Yan Campaña contra las prostitutas extranjeras La industria de belleza
Investigan venta clandestina de óvulos y esperma Ancianos al desnudo desafían prejuicios de sus familias Nuevos y preciosos lugares del Tíbet
A la captura de un bolso falso Lesbianas pueden donar sangre “Asexuales”

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás