Última hora:  
Español>>Economía

Relaciones con Mercosur y China marcarán próximos seis años en Venezuela

Actualizado a las 27/09/2012 - 16:31
CARACAS, 26 sep (Xinhua) -- Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, se encuentra a las puertas de una crucial elección presidencial que decidirá el modelo político y económico que la nación sudamericana deberá seguir durante los próximos seis años.
Palabras clave:
Relaciones con Mercosur y China marcarán próximos seis años en Venezuela

Por Miguel Medina

CARACAS, 26 sep (Xinhua) -- Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, se encuentra a las puertas de una crucial elección presidencial que decidirá el modelo político y económico que la nación sudamericana deberá seguir durante los próximos seis años.

El domingo 7 de octubre, cerca de 19 millones de electores venezolanos optarán entre la continuidad del modelo socialista impulsado por el presidente Hugo Chávez, quien aspira a la reelección, y la alternativa del candidato opositor, Henrique Capriles, más abierto a la economía de mercado.

El candidato que resulte electo presidente deberá dirigir una agenda en la que las relaciones de Venezuela con China y la reciente entrada del país en el Mercado Común del Sur (Mercosur) se perfilan como los temas internacionales más relevantes para el desarrollo nacional.

En entrevista con Xinhua, el internacionalista venezolano y profesor universitario Gerardo Arellano, realizó una valoración de estas asociaciones estratégicas con miras al período 2013-2019 en el país.

Aunque se muestra crítico de ciertas decisiones en política internacional tomadas por el gobierno de Chávez en los últimos años, como el retiro de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Arellano reconoció que el Estado venezolano ha fortalecido algunas relaciones económicas de gran impacto con otros países.

“Acertadamente, el gobierno promovió una serie de alianzas en el plano internacional, y allí tenemos un relacionamiento más activo con China, un relacionamiento más activo con otros países de América Latina, particularmente el caso del Mercosur”, apuntó.

VENEZUELA EN MERCOSUR

El Mercosur es el área comercial más grande de Latinoamérica, integrada por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y, desde el pasado agosto, también por Venezuela, además de otras cinco naciones asociadas.

Venezuela solicitaba su admisión como miembro pleno del bloque desde 2006, pero su ingreso fue vetado en principio por el parlamento de Brasil y, más tarde, por el Congreso de Paraguay, hasta la suspensión temporal de este país del organismo luego de un golpe de Estado que removió al presidente Fernando Lugo.

Aprovechando esa coyuntura, Venezuela fue finalmente aceptado con plenos derechos, pero analistas locales alertan sobre el desequilibrio que existe entre la industria venezolana y la de sus socios Brasil y Argentina.

El profesor Arellano opinó que Venezuela no debe tener miedo a la integración por ser una economía más pequeña, pero apuntó que la entrada en Mercosur debe venir acompañada de una serie de ajustes económicos para ser exitosa.

“Venezuela necesita una política macroeconómica, una coherencia de las políticas económicas fiscal, cambiaria, tributaria, económica en general, a favor de la oferta no petrolera. Y en ese escenario, cualquier esquema de integración, el Pacífico, el Caribe, la Comunidad Andina o el Mercosur serán muy beneficiosos”, indicó.

El gobierno venezolano ha señalado entre las principales fortalezas de Venezuela, de cara a sus socios de Mercosur, una amplia oferta de turismo, los servicios financieros y comercio electrónico "on-line", así como productos metalmecánicos y equipos de tecnología.

Sin embargo, su verdadera mayor fortaleza está en la industria petrolera, que proyecta producir 4 millones de barriles de crudo diario en 2014, además de ofrecer gas natural y productos de la petroquímica.

“Yo creo que lo que se quisiera es un cambio en la política exterior, particularmente en la comercial, de tal manera que el petróleo sirva para potenciar la capacidad productiva y exportadora de Venezuela. Venezuela debería estar aprovechando esos vínculos petroleros para promover sus exportaciones no petroleras en el mundo”, señaló Arellano.

Por su parte, el diputado Richard Blanco, representante de la oposición venezolana, dijo que el gobierno nacional debe dar mayor apoyo y posibilidades de expansión a la empresa venezolana, y prometió que así lo haría Henrique Capriles de ganar la Presidencia.

“Seremos un gobierno que utilizaremos nuestros propios recursos para fortalecer la economía venezolana. Y, por supuesto, darle la oportunidad a las empresas transnacionales que quieran intervenir en el progreso, en la evolución del pueblo venezolano”, indicó.

ALIANZA VENEZUELA-CHINA

En los últimos años, una de las principales alianzas para el desarrollo de proyectos productivos en Venezuela ha sido con China.

El país asiático, que promueve una activa cooperación con las economías emergentes de Latinoamérica, ha constituido fondos de financiamiento conjunto con la nación petrolera por 52.000 millones de dólares hasta la fecha.

Estos recursos impulsan cerca de 430 proyectos de desarrollo en Venezuela, con énfasis en la construcción de viviendas y la instalación de redes ferroviarias, y son pagados a China con remesas de petróleo a razón de 500.000 barriles diarios.

“Yo creo que son relaciones importantes, son estratégicas, tenemos que cultivar una relación activa con los llamados “países emergentes”, particularmente China, Sudáfrica, Brasil”, apuntó el internacionalista Gerardo Arellano. Aunque los resultados de la cooperación con China son tangibles, el profesor Arellano recordó que existen denuncias sobre la poca transparencia con que la parte venezolana administra recursos de algunos convenios bilaterales.

El candidato presidencial Henrique Capriles, hijo de importantes empresarios judíos, ha reconocido la importancia de la relación de Venezuela con China, pero señaló que un eventual gobierno de oposición revisaría algunas condiciones de los acuerdos suscritos.

De resultar ganador Chávez, voceros del gobierno venezolano señalan, por el contrario, que la colaboración bilateral se profundizará, con miras a desarrollar con apoyo chino la industria agroalimentaria, tecnológica y de manufactura.

Así lo ratificó el representante del oficial Partido Socialista Unido de Venezuela, Juan Carlos Alemán, también entrevistado por Xinhua.

Alemán aseguró que el pueblo y el gobierno venezolanos están enormemente agradecidos no sólo por el financiamiento chino, sino por la disposición del socio asiático para transferir su tecnología a la nación sudamericana.

“Yo creo que ésta es una relación, de verdad, que se fortalece y crece día a día. Nosotros estamos muy agradecidos con el gobierno chino en atención a todos los desarrollos que hemos tenido", dijo el político socialista.

Puso como ejemplo de esos logros "el hecho de que ya nosotros podamos empezar a elaborar nuestros propios vehículos gracias a la tecnología china, el hecho de que tengamos satélites”.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás