Última hora:  
Español>>Economía

Voz de China: Audiencia de Congreso de EEUU bloquea empresas chinas

Actualizado a las 14/09/2012 - 08:11
BEIJING, 13 sep (Xinhua) -- La audiencia del Congreso de Estados Unidos celebrada hoy jueves para evaluar las posibles amenazas a la seguridad nacional que suponen los equipos de telecomunicaciones manufacturados por fabricantes chinos volvió a evidenciar los prejuicios existentes hacia las compañías chinas y perjudica la imagen de Estados Unidos como un mercado abierto y libre.
Palabras clave:

BEIJING, 13 sep (Xinhua) -- La audiencia del Congreso de Estados Unidos celebrada hoy jueves para evaluar las posibles amenazas a la seguridad nacional que suponen los equipos de telecomunicaciones manufacturados por fabricantes chinos volvió a evidenciar los prejuicios existentes hacia las compañías chinas y perjudica la imagen de Estados Unidos como un mercado abierto y libre.

Huawei Technologies S.L., el segundo mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, y la corporación ZTE, un competidor chino relativamente menor, se enfrentarán a unos testimonios programados en la audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes estadounidense acerca de si las dos firmas chinas representan una amenaza para la seguridad nacional del país norteamericano.

Las compañías chinas de telecomunicaciones se han encontrado con muchos obstáculos al abrirse paso en los mercados extranjeros, frecuentemente relacionados con las amenazas a la seguridad nacional. A Huawei se le ha impedido comprar dos compañías extranjeras en los últimos dos años bajo acusación de espionaje.

Las medidas empleadas para poner trabas a las compañías chinas dejan clara la intención de Estados Unidos de proteger su industria nacional y desenmascaran también la falta de confianza en las perspectivas de expansión de su propio sector de equipos de telecomunicaciones.

Se espera que el sector en Estados Unidos alcance una facturación de 10.500 millones de dólares para el año 2013. Es probable que el gobierno estadounidense esté moviendo hilos para ayudar a sus propias compañías a sacar partido de la actual situación del mercado al tiempo que expulsa a los competidores extranjeros.

La política también puede ser un pretexto. La seguridad nacional es el recurso más fácil y conveniente para los políticos estadounidenses, especialmente en un momento en el que el presidente del país y muchos de sus congresistas afrontan elecciones generales.

Huawei declaró el martes que la vía de entrada de la compañía al mercado estadounidense ya está bloqueada por acusaciones infundadas. ZTE, por su parte, dijo que ve la audiencia como una oportunidad para responder a las críticas y tranquilizar a las autoridades estadounidenses.

Aunque sus reacciones difieren, ambas compañías continuarán afrontando dificultades a menos que Estados Unidos adopte una postura constructiva y razonable.

En contraste con Estados Unidos, el gobierno británico aprobó recientemente un plan de inversión y adquisición de equipos de Huawei, valorados en 2.000 millones de dólares, pues la compañía china planea duplicar el número de empleados británicos en los próximos cinco años.

"Doy mi bienvenida a esto y quiero ver más compañías invirtiendo en el Reino Unido, porque estamos trabajando para lograr un crecimiento sostenible y equilibrado dentro de nuestra economía", dijo el primer ministro británico, David Cameron, al discutir el plan de inversión.

Las inversiones de Huawei en el Reino Unido son prueba de las ventajas de abandonar los prejuicios en favor de la creación de un clima favorable para todos los socios de ambos países. Estados Unidos debería aprender del Reino Unido en la lucha por la reanimación de su propia economía.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás