Última hora:  
Español>>Economía

Banco Central de Bolivia descarta devaluación

Actualizado a las 31/05/2012 - 10:01
LA PAZ, 30 may (Xinhua) -- El Banco Central de Bolivia (BCB) descartó hoy una devaluación de la moneda nacional, el boliviano, frente a las apreciaciones que realizó Brasil en los últimos días y los aprestos de Argentina de seguir esos pasos.
Palabras clave:

LA PAZ, 30 may (Xinhua) -- El Banco Central de Bolivia (BCB) descartó hoy una devaluación de la moneda nacional, el boliviano, frente a las apreciaciones que realizó Brasil en los últimos días y los aprestos de Argentina de seguir esos pasos.

La desaceleración de las economías de Brasil y Argentina en el primer cuatrimestre del año no afectará decisivamente en la economía boliviana, ya que Bolivia tiene la fortaleza económica para enfrentarlas con un sistema solvente, aseguró el BCB, en un pronunciamiento emitido este miércoles a los medios de prensa.

El banco central dio cuenta de que se recuperó la confianza en la moneda nacional, ya que 72 por ciento de los créditos y 66 por ciento de los depósitos están en bolivianos.

Sobre la preocupación de algunos sectores financieros por la desaceleración en Brasil y Argentina, el analista económico Luis Ballivián dijo que serán limitadas las incidencias en Bolivia, debido a la necesidad energética de las dos economías vecinas, lo cual implica la continuidad del dinamismo de las exportaciones de gas a ambos países.

Ballivián señaló que el régimen de tipo de cambio "deslizante" adoptado por el Banco Central de Bolivia contribuye a reducir la incertidumbre y la volatilidad en el mercado cambiario y en la economía en general.

"Esta política cambiaria en Bolivia ha sido exitosa en los últimos años para enfrentar eventos externos de mayor magnitud, como la crisis internacional en dos oportunidades", afirmó.

Al respecto, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, dijo sin embargo que la fuerte desaceleración en el primer cuatrimestre del año de estas dos economías es de cualquier manera riesgosa para Bolivia, en caso de que persista la actual política cambiara del país de apreciar el boliviano ante el dólar estadounidense.

ESTABILIDAD Y CRECIMIENTO

Según el BCB, las autoridades del gobierno siguen con atención los eventos externos y promueven la actividad económica a través de programas de inversión pública y una política de inyección gradual de liquidez, con el fin de preservar la estabilidad y crecimiento económicos del país, sin descuidar el control de la inflación.

En el caso de la economía brasileña, la política monetaria ha sido expansiva desde mediados del año pasado para atenuar los efectos de la crisis externa, explicó el BCB.

Desde marzo de 2012 las autoridades de Brasil permitieron la depreciación del real, la moneda nacional.

Sin embargo, la creciente incertidumbre financiera y los eventuales efectos de la depreciación en la inflación han impulsado al Banco Central de Brasil a intervenir para detener y revertir este proceso, señaló el Banco Central Boliviano.

En cuanto a la economía argentina, Ballivián dijo que su desaceleración ocurre en un contexto más complicado, puesto que su política de permanente depreciación desde 2008 y la continua expansión monetaria se han plasmado en mayor inflación, según reportes de instituciones privadas del país vecino.

Mientras otras economías de la región, incluida Bolivia, aprovecharon el favorable contexto internacional para acumular reservas y generar "colchones de liquidez" con el fin de enfrentar cualquier eventualidad externa, la política de depreciación en Argentina le impidió una adecuada acumulación de activos externos, aseveró.

El BCB resaltó que el país andino ha obtenido buenos resultados en las cifras macroeconómicas de este año.

Bolivia tiene la segunda inflación acumulada más baja de los países de la región (1,2 por ciento al mes de abril pasado) y una variación moderada de 4,2 por ciento respecto a similar mes de 2011, destacó el ente emisor.

El crecimiento económico ha sido sostenido desde 2006 (4,7 por ciento en promedio), pese a la peor crisis económica global de las últimas décadas en 2008 y 2009 y a la desaceleración mundial en 2011 y 2012 por la crisis de la zona del euro.

El BCB también resaltó que se ha recuperado exitosamente la confianza en la moneda nacional, puesto que 72 por ciento de los créditos y 66 por ciento de los depósitos están en bolivianos.

Desde 2006 existe una situación de "superávit gemelos" en las cuentas fiscales y en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos (2,4 por ciento y 0,7 por ciento del PIB en el primer trimestre de 2012, respectivamente).

Comparado con otros países de la región, las reservas internacionales de Bolivia son las más altas como proporción del producto interno bruto (PIB) al alcanzar 50 por ciento.

Junto a una baja deuda pública, estos factores han confluido en una situación acreedora del país frente al resto del mundo (17,1 por ciento del PIB en la Posición de Inversión Internacional).

Estos antecedentes muestran una posición sólida de la economía boliviana, cuyo desempeño macroeconómico está ubicado en el puesto 32 de 142 países, según el Indice de Competitividad Global 2011-2012 elaborado por el Foro Económico Mundial.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con Mercedes De Armas García, directora de información de la cancillería de Cuba

EnfoqueMás

ColumnistasMás