Última hora:  
Español>>Economía

Restricción compra-venta dólares causa malestar en Argentina

Actualizado a las 17/05/2012 - 14:51
BUENOS AIRES, 16 may (Xinhua) -- Las restricciones impuestas por el gobierno argentino para limitar la compra y venta de dólares generaron hoy malestar y preocupación en distintos ámbitos de la ciudad de Buenos Aires, donde expertos, empresarios y particulares criticaron la medida.
Palabras clave:

Por Juan Manuel Nievas

BUENOS AIRES, 16 may (Xinhua) -- Las restricciones impuestas por el gobierno argentino para limitar la compra y venta de dólares generaron hoy malestar y preocupación en distintos ámbitos de la ciudad de Buenos Aires, donde expertos, empresarios y particulares criticaron la medida.

El titular de la Unión Industrial Argentina, José de Mendiguren, pidió que las trabas para las operaciones con la moneda estadounidense sean temporales.

"Como todo producto que escasea, la restricción genera que haya más voluntad para comprarlo. Espero que se vayan distendiendo (los controles)", enfatizó el dirigente en declaraciones a Xinhua.

Al comenzar la semana, el gobierno argentino, a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP, organismo de Impuestos), reforzó una medida para limitar que los particulares compran o vendan dólares, en sintonía con una política que rige desde octubre pasado para desalentar la fuga de divisas.

Desde hace ocho meses, los interesados en adquirir dólares deben contar con una autorización de la AFIP, que la otorga o no, según la capacidad de compra demostrada por cada inversor.

Sin embargo, la respuesta de la AFIP al interesado no responde a un criterio objetivo, y la única notificación sobre el tema es la de los medios de prensa locales, que reportaron que el organismo oficial dispuso limitar las compras de divisa.

Para comprobar la situación, esta agencia acompañó a un particular hasta una casa de cambio, en donde la semana pasada estaba autorizado (validado, según la AFIP) la compra de hasta 1.121 dólares (equivalentes a 5.000 pesos).

Como la autorización era de la semana pasada, el inversor debió solicitar este miércoles una nueva y la requirió para comprar 446 dólares (equivalentes a 2.000 pesos).

Sin embargo, para sorpresa del funcionario de la sucursal financiera, el sistema respondió con una negativa, por considerar una "insuficiente capacidad económica para realizar la operación cambiaria", según el comprobante emitido por el empleado, quien señaló que ni siquiera ellos (los empleados) pueden comprar 100 dólares.

En una casa de cambio que dispuso dar vacaciones a su personal de manera anticipada, para finales de mayo, por la falta de operaciones, un empleado admitió a Xinhua que desde el pasado lunes y hasta este miércoles sólo pudieron comprar dólares una de cada 30 personas que entró, siempre por montos mínimos de 200 a 250 dólares.

Esas medidas no escritas respecto de la compra de dólares provocaron el surgimiento de cotizaciones en el mercado paralelo, al margen del oficial, y sin registro.

De esa manera, en Argentina conviven tres tipos de cotizaciones, la legal, de 4,46 pesos por dólar, la "blue" (o dólar del mercado negro) a 5,50 pesos por cada dólar, y la de fuga, también denominada "contado con liquidación", lo cual implica realizar una compleja operación.

Esa operación incluye la compra con pesos de títulos cotizados en el exterior en dólares, valuado este miércoles en 5,86 pesos por dólar.

"Una diferencia importante entre lo que es el mercado oficial y el otro hace que mucha gente empiece a tomar sus costos por el otro", lo cual no es bueno, señaló De Mendiguren.

"Argentina no tiene problemas estructurales como históricamente tuvo (en relación a la falta de dólares). Vamos a tener una balanza comercial favorable (al terminar 2012) en 10.000 a 12.000 millones de dólares, hay reservas (en el Banco Central) y no hay una causa, como fueron las históricas, que justifiquen esta diferencia", agregó.

Por su parte, el ex presidente del Banco Central Martín Redrado (2004-2010) consideró que la actuación del gobierno es lamentable ante los efectos por la falta de dólares.

"Es necesario que la economía argentina se maneje en pesos, pero la pregunta es si lo tenemos que hacer a través de una política de 'apriete', una política de controles, o si realmente lo queremos hacer porque tenemos confianza en nuestra moneda, y porque tenemos una política económica que nos genera un horizonte de largo plazo", indicó.

En un comunicado, el ex funcionario aseguró que la falta de dólares en Argentina se debe a que existe una política que ha impulsado el atraso cambiario y a que se tienen costos en dólares que suben más de la cuenta.

"En lugar de convocar a todos los dólares que están dando vuelta en el mundo, hoy la Argentina pone condiciones excepcionales para poder captar los dólares que están saliendo del mundo industrializado. Hemos optado por restringir, hemos optado por querer que los argentinos se manejen de facto con pesos".

Por su parte, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna (2002-2005), señaló que "la brecha entre el dólar oficial y el paralelo es importante".

"El programa económico no está funcionando. Lo único que puedo decir como contribución es ayudar a que el gobierno entienda que por este camino no va más, que reflexione y cambie", planteó.

En su única opinión sobre el tema, la presidenta argentina Cristina Fernández señaló el martes, durante un acto público, que "no va a haber nada raro, ningún shock" en cuanto al dólar.

"Parece ser que hay gente que está empeñada en hablar mal de Argentina. Leí titulares (de la prensa) que decían que el viceministro de Economía (Axel Kicillof) piensa en cuatro, cinco tipos de cambio. Por favor, no crean nada", enfatizó.

Hasta este miércoles, las reservas internacionales en poder del Banco Central eran de 47.579 millones de dólares, 1.203 millones más que al comenzar el año.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás