Última hora:  
Español>>Economía

Industria de animación de China aún necesita avanzar más

Actualizado a las 07/05/2012 - 16:30
En 2011, los ingresos de la industria se situaron en 60.000 millones de yuanes (9.520 millones de dólares). Por contraste, en el mismo año las ventas del gigante estadounidense Walt Disney alcanzaron los 40.000 millones de dólares.
Palabras clave:animación
Industria de animación de China aún necesita avanzar más

BEIJING, 7 may (Xinhua) -- La industria china de la animación y la caricatura está experimentando un rápido desarrollo, pero todavía tiene un largo camino por recorrer para causar una impresión notable en el mercado internacional, dijeron expertos al periódico en inglés China Daily, que publica la historia en su edición de hoy lunes.

El país elaboró en 2011 un total de 260.000 minutos de material animado, lo que representa un aumento del 18 por ciento en comparación con los 220.000 minutos de 2010, de acuerdo con la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión del país. El crecimiento supuso dos veces el registrado por el Producto Interno Bruto del país en el año pasado, que fue del 9,2 por ciento.

Sin embargo, los expertos dijeron que la distancia entre los mercados chino y extranjero sigue siendo grande, y que el desarrollo de la industria es limitado no sólo por la escasez de talentos creativos, sino también por la ausencia de una cadena industrial completa.

"Hemos logrado un significativo incremento tanto en la calidad como en la cantidad de los productos hechos en China. Sin embargo, el país tiene un largo camino por correr antes de llegar a desempeñar un papel importante en el mercado internacional", dijo Jin Delong, director del departamento de gestión de publicidad de dicha administración, durante el VIII Festival Internacional de Caricatura y Animación de China, que se celebró entre el 28 de abril y 3 de mayo en la pintoresca ciudad oriental de Hangzhou.

El evento es el más grande de su tipo en China, y comprende seminarios y exhibiciones. Se celebra anualmente en Hangzhou, capital de la provincia de Zhejiang.

"Muchos productos pueden ser mejorados notoriamente en cuanto a contenido y diseño. Por el momento tenemos pocos productos que puedan ser calificados como especiales. Muchos son simplemente mediocres", reconoció Jin.

En 2011, los ingresos de la industria se situaron en 60.000 millones de yuanes (9.520 millones de dólares). Por contraste, en el mismo año las ventas del gigante estadounidense Walt Disney alcanzaron los 40.000 millones de dólares.

Según los expertos, la falta de una cadena completa para crear valor se ha convertido en un obstáculo para los productores chinos de animación a la hora de generar rentabilidad. Actualmente, muchas compañías concentran sus esperanzas de cosechar beneficios en la transmisión.

"Las animaciones y caricaturas disfrutan una alta demanda del mercado, y además tienen un ciclo de vida más largo que las películas de cine. Pero también exigen una gran inversión de capital y tienen altos riesgos de operación, así como un período de producción y manufactura más prolongado", señaló Jin, y destacó la necesitad de establecer la mencionada cadena industrial.

De acuerdo con fuentes del sector, por el momento cerca del 90 por ciento de las compañías de la industria no logran generar ganancias.

Asimismo, la escasez de talentos creativos es otro problema al que se enfrenta toda la industria de animación china. Pero, actualmente el sector está experimentando un ajuste estructural, y se está haciendo cada vez más atractivo para muchos inversionistas extranjeros, debido a la creciente demanda del mercado.

Peter Vesterbacka, fundador de la empresa Rovio Entertainment, que produce el famoso juego electrónico Angry Birds, anunció el 28 de abril en Hangzhou que planea abrir parques temáticos en China como una forma de desarrollar productos derivados del juego.

"Estamos enfrentando una situación en la que muchos recién graduados no pueden encontrar trabajo, mientras que muchas compañías de animación se quejan de la dificultad para encontrar personal debidamente capacitado", dijo Zheng Min, presidente de la empresa Pro & High Culture Industry, de Zhejiang.

De acuerdo con la Editorial de Ciencias Sociales de China, en 2011 más de 2.400 instituciones estaban ofreciendo programas de formación en creación de dibujos animados y caricaturas, en comparación con las dos que existían en el año 2000.

"Tenemos poca gente con la suficiente capacidad creativa", admitió Zhang Jianyong, editor en jefe de la revista Cine Contemporáneo.

Por su parte, Zheng dijo que tiene planeado invertir 100 millones de yuanes para establecer un pabellón en el distrito de Fengtai de Beijing, con el objeto de permitir a los espectadores realizar actividades relacionadas con sus nuevas obras, Mars 500.

"Necesitamos una cadena industrial completa para desarrollarnos mejor en el futuro", dijo el empresario.

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás