Última hora:  
Español>>Economía

Clase media brasileña dispone de más segundas residencias que ricos

Actualizado a las 02/05/2012 - 15:25
La nueva clase media brasileña (conocida como clase C) dispone ya de más casas utilizadas como segunda residencia que la clase A, según un estudio del Instituto Data Popular, especializado en el mercado de los bajos ingresos.
Palabras clave:

La nueva clase media brasileña (conocida como clase C) dispone ya de más casas utilizadas como segunda residencia que la clase A, según un estudio del Instituto Data Popular, especializado en el mercado de los bajos ingresos.

Este dato indica que la pujante clase C del país es la propietaria de más de un tercio de las casas de campo y playa de Brasil.

Según el informe, las ciudades que tienen más habitantes que poseen una casa de campo o playa como segunda residencia son Porto Alegre, Curitiba y Sao Paulo.

Con un ingreso mensual de 2.374 reales (unos 1.300 dólares), la clase C brasileña es la propietaria de 1,46 millones (el 37,1 por ciento) de casas y apartamentos de veraneo, mientras que la clase A, la más alta, posee 1,25 millones (el 31,8 por ciento).

Por su parte, la clase B (media-alta) es dueña de 1,23 millones de segundas casas y apartamentos (31,1 por ciento).

El director del instituto, Renato Meirelles, apuntó que "con más dinero en el bolsillo, la clase media empieza a invertir en una segunda casa, pensando en construir patrimonio e invertir en el ocio y la familia".

Brasil ganó en la última década 1,25 millones de casas usadas para temporada de verano o de descanso de las familias, según datos del censo de patrimonio nacional.

En 2000, el país tenía 45,8 millones de residencias fijas y 2,69 millones de residencias veraniegas, que pasaron a ser 57 millones y 3,94 millones respectivamente diez años después.

Asimismo, el porcentaje de crecimiento de las casas de playa (46,45 por ciento) es casi el doble de las residencias fijas (24,35 por ciento).

"El aumento del trabajo formal, además de impactar en la renta de la población, posibilita el poder hacer vacaciones y recibir la paga extra, lo que contribuye substancialmente para la búsqueda de soluciones de ocio para toda la familia", declaró Meirelles.

La bonanza económica que vive Brasil en los últimos años ha hecho que millones de personas pasaran a formar parte de la nueva clase C, que según datos oficiales, en 2011 representaba ya el 54 por ciento de la población, ante el 34 por ciento que era en 2005.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás