Última hora:  
Español>>Opinión

Análisis: ¿Cómo afectará a la OTAN la crisis de la deuda europea?

Actualizado a las 25/05/2012 - 10:50
El gasto en defensa desequilibrado entre los países de la OTAN podría dividir a la alianza desde el interior.
Palabras clave:OTAN,deuda europea
¿Cómo afectará a la OTAN la crisis de la deuda europea?

Por Yang Jian y Zhu Zhu

21/05/2012(Pueblo en Línea)- A pesar de que el aspecto militar es un asunto permanente de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), los líderes de la alianza militar más grande del mundo están muy preocupados por los problemas económicos en la cumbre de Chicago que inició el domingo.

Con el telón de fondo de la crisis de la deuda europea, los líderes y observadores de la OTAN expresaron su preocupación de que las capacidades del bloque se debiliten por la austeridad fiscal masiva en los países europeos. Por otra parte, los gastos de defensa desequilibrados entre los miembros de la OTAN podrían dividir la alianza desde el interior.

Para hacer frente a una fuerte presión sobre los presupuestos de defensa, la OTAN destacó la importancia de la "defensa inteligente", instando a compartir los recursos de defensa junto con los fondos limitados. Sin embargo, los expertos señalaron que habría muchas dificultades y una gran incertidumbre en la aplicación de esta estrategia.

REDUCCIÓN DEL GASTO DE DEFENSA

Los países europeos se encuentran todavía en el centro de esta crisis de la deuda soberana sin precedentes, a pesar de que ha evolucionado durante más de dos años. En 2011, la relación entre el déficit y el PIB de la Unión Europea se mantuvo en un alto nivel de 4,5%, de acuerdo con la Comisión Europea.

Bajo la fuerte presión de los riesgos soberanos, las naciones europeas han estado experimentando una austeridad fiscal a gran escala, que ha llevado a que muchos países miembros de la OTAN reduzcan los gastos de defensa.

Por lo tanto, el déficit de presupuesto de defensa se ha convertido en uno de los focos de atención de la actual cumbre de la OTAN y está siendo ampliamente discutido por los participantes, que se encuentran agobiados por esta situación.

Se espera que el impacto de la crisis de la deuda europea sobre la defensa y la seguridad sea el tema de las primeras discusiones en la cumbre de Chicago, dijo el secretario general del bloque, Anders Fogh Rasmussen, el sábado.

Durante el período comprendido entre 2008 y 2011, veinte de los veintiocho miembros de la OTAN redujeron su gasto en defensa, incluidas grandes potencias como Francia, Gran Bretaña y Alemania, dijeron fuentes de la OTAN.

Debido a la crisis de deuda soberana, los gastos militares en el centro y oeste de Europa se redujeron un 1,9% en 2011. Grecia, España, Italia e Irlanda llevaron a cabo los mayores recortes, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por siglas en inglés), que tiene una influencia considerable sobre la política de la OTAN.

Estado Unidos, el mayor proveedor militar de la OTAN, también redujo su gasto militar en un 1,2% a 711 mil millones de dólares estadounidenses.

Con una continua reducción fiscal, se espera un nuevo recorte del gasto militar en Europa y los EE.UU., señaló SIPRI.

Además, algunos analistas señalaron que la oposición de los votantes contra la reducción de los beneficios sociales puede hacer que algunos gobiernos europeos recorten más el gasto de defensa para alcanzar la meta de austeridad.

IMPACTOS NEGATIVOS MIXTOS

Mientras la austeridad fiscal está en marcha, los participantes en la cumbre de la OTAN y los analistas están cada vez más preocupados por de su impacto negativo en el bloque.

Por un lado, las capacidades militares de la OTAN se verían debilitadas por la reducción constante del gasto en defensa en los países europeos.

Dado que la economía y la seguridad están relacionadas entre sí, una economía débil sugiere un menor número de recursos para la seguridad, dijo Rasmussen el domingo en un comunicado, y agregó que la forma de garantizar la seguridad en tiempos de austeridad económica será un desafío que la OTAN deberá enfrentar en el futuro.

La reducción de los presupuestos en muchos estados europeos podría afectar adversamente la preparación militar, advirtió James Stavridis, Comandante Supremo Aliado para Europa de la OTAN.

La reducción de los gastos de defensa en algunos países europeos limitará sus adquisiciones en defensa y seguridad y afectará a todo el sistema de alianza de la OTAN, dijo a Xinhua Hung Q. Tran, subdirector gerente del Instituto de Finanzas Internacionales.

La crisis de la deuda consume una enorme cantidad de tiempo y energía por parte de los líderes europeos, por lo que siempre están "preocupados" en cada reunión europea sobre la crisis de la deuda, dijo a Xinhua Steven Pifer, investigador de la Institución Brookings.

"Les da menos tiempo y atención para pensar en algunos de los retos que enfrentan juntos Europa, la OTAN y los Estados Unidos ", agregó.

Por otro lado, el gasto en defensa desequilibrado entre los países de la OTAN podría dividir a la alianza.

Debido a graves problemas de la deuda, la brecha entre Estados Unidos y sus aliados europeos es cada vez mayor. Estados Unidos representa alrededor del 75% de todo el gasto militar de la OTAN, frente a menos del 50% antes de 2010.

Un gran número de miembros de la OTAN no son capaces de mantener la referencia del 2% del PIB destinada a las necesidades de defensa, lo que indica que la mayoría de los miembros de la OTAN no serán capaces de alcanzar mayores niveles de transformación de defensa y modernización.

Los expertos estiman que el presupuesto militar y la brecha de capacidades militares entre Estados Unidos y los miembros europeos de la OTAN podrían alcanzar un nivel inaceptable.

¿ES EFICAZ LA "DEFENSA INTELIGENTE"?

Para hacer frente al déficit de presupuesto de defensa, la OTAN ha presentado una ambiciosa iniciativa de "defensa inteligente", instando a un mejor gasto y una mejor inversión para el dinero disponible para ayudar a los aliados a preservar las capacidades.

"Defensa inteligente" alienta a los miembros de la OTAN a compartir la carga de la defensa con enfoques y soluciones multinacionales para llevar a cabo las tareas esenciales de la alianza acordadas en la Cumbre de Lisboa en 2010.

La nueva estrategia, recomendada encarecidamente por Rasmussen, fue bien recibida por muchos países de la OTAN. "La cumbre de Chicago será un primer paso, pero esencial en la aplicación de este concepto de ‘defensa inteligente’, con un posible acuerdo entre los aliados sobre una serie de proyectos multinacionales concretos", dijo la OTAN en su página web.

Los aliados europeos tienen que seguir invirtiendo en seguridad, de lo contrario se arriesgan a perder su relevancia, afirmó Rasmussen. "También se trata del papel que queremos que Europa desempeñe en el mundo."

No hay necesidad de que las naciones miembros de la OTAN inviertan en nuevas tecnologías para apoyar sus objetivos en una época de restricciones presupuestarias, dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, en su discurso de apertura en la cumbre durante la tarde del domingo. "Podemos trabajar conjuntamente y unir nuestros recursos. La OTAN es una fuerza multiplicadora", destacó.

La crisis de la deuda es uno de los grandes impulsores de la "defensa inteligente", dijo Pifer, y agregó que la OTAN tiene que centrarse en formas más eficaces en el uso del presupuesto de defensa para mejorar las capacidades.

Para evitar una alianza dividida en ejércitos de primera y segunda clase, la OTAN tiene previsto lanzar más de 20 proyectos conjuntos para compartir los costos de material militar y promover una nueva mentalidad en la adquisición de armamento.

Sin embargo, los analistas sostienen que todavía hay muchas dificultades y una gran incertidumbre en alcanzar la "defensa inteligente". Pifer se pregunta si la OTAN podría aunar recursos suficientes.

Además, compartir la defensa significa que algunos países de la OTAN tienen que sacrificar un grado de control de soberanía a cambio de un bloque militar menos desigual, lo que podría enfrentar resistencia por parte de los políticos de la oposición y el público.

En virtud del marco de "defensa inteligente", las naciones europeas están obligadas a soportar más cargas de defensa, ya que los Estados Unidos les están dando más tareas de protección. Sin embargo, el débil crecimiento económico de Europa no se lo puede permitir.

Puesto que Europa no tiene suficiente dinero para invertir en defensa, los líderes europeos deberían aumentar el potencial de crecimiento y sentar las bases para un nuevo crecimiento, dijo Tran.

"Es muy importante que Europa salga de la crisis, y luego el crecimiento económico puede contribuir más a los gastos de defensa en la OTAN", añadió Tran.

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás