Última hora:  
Español>>Opinión

El desborde del neoliberalismo es la raíz de la crisis financiera internacional

Actualizado a las 17/05/2012 - 16:51
Pekín, 17/05/2012 (El Pueblo en Línea) -Con la formación y la implementación del “Consenso de Washington” en 1990, el neoliberalismo se impuso en el mundo, dando un nuevo impulso a los países capitalistas desarrollados de Occidente para mantener una posición internacional relativamente fuerte en los ámbitos económico, tecnológico y militar, entre otros. Por este motivo se ganó la reputación de ser “el remedio que cura todos los males económicos”.
Palabras clave:Consenso de Washington,l neoliberalismo
El desborde del neoliberalismo es la raíz de la crisis financiera internacional

Por Hu Leming, Liu Zhiming y Yu Bin (Centro de Investigaciones de la Teoría del Socialismo con Características Chinas, subordinado a la Academia China de Ciencias Sociales)

Pekín, 17/05/2012 (El Pueblo en Línea) - Con la formación y la implementación del “Consenso de Washington” en 1990, el neoliberalismo se impuso en el mundo, dando un nuevo impulso a los países capitalistas desarrollados de Occidente para mantener una posición internacional relativamente fuerte en los ámbitos económico, tecnológico y militar, entre otros. Por este motivo se ganó la reputación de ser “el remedio que cura todos los males económicos”.

No obstante, no importa cuánto la opinión pública occidental alabe la eficacia del neoliberalismo, parece ser que las crisis económicas del capitalismo atacan en cualquier momento. Un informe de investigación del Fondo monetario Internacional muestra que, entre 1980 y 1995, 131 de los 181 países miembros sufrieron por lo menos una crisis económica, incluidas las dificultades en el sector bancario. Luego de varios años de investigación, el profesor William Tabb de la Universidad de Nueva York considera que, en la actual era neoliberal, “las crisis económicas y financieras se han convertido en una epidemia”.

La propagación de la actual crisis financiera internacional originada en los Estados Unidos y su profundización marcada en la crisis de la deuda soberana europea, demuestran una vez más que el “remedio mágico” del neoliberalismo no es más que un mito inventado por los mismos países capitalistas. Cada vez más personas piensan que el neoliberalismo es la causa directa de esta crisis financiera internacional, y también es el culpable de su propagación y profundización. Como señala el periódico japonés Asahi Shimbun, el “principal culpable de la crisis” son las “políticas económicas neoliberales impulsadas por Reagan y Thatcher en la década de los ochenta”.

La aparición y propagación de la crisis financiera internacional no se debe a factores accidentales, sino más bien es una consecuencia inevitable de la intensificación de las contradicciones en el seno del capitalismo, debido a su desborde durante un largo período de tiempo. Desde la década de 1980, junto con la aplicación generalizada de políticas neoliberales, la ola de privatizaciones creció continuamente en los países occidentales, mientras se recortaban los beneficios sociales, se relajaba el control del gobierno y continuaba aumentando el grado de financiarización y liberalización. De este modo, por un lado se agravó la brecha entre ricos y pobres. Entre 1971 y el 2007, el salario promedio en las compañías estadounidenses bajó de 17,6 a 10 dólares por hora. Además, la brecha salarial entre los ejecutivos y el personal de las empresas aumentó de 40 a 357 veces más. Para satisfacer el deseo de lucro de monopolizar capitales, se crearon todo tipo de “innovaciones” y “productos” financieros. Así, el pueblo común, “disfrutando de la libertad” abrazó el consumismo y las deudas. El capitalismo monopolista se expandió libremente en todo el mundo, distanciando cada vez más a la economía virtual de la economía real. Se fueron acumulando todo tipo de burbujas inmobiliarias, poniendo en peligro la economía mundial. En el 2007, la ruptura de la burbuja inmobiliaria en EE.UU. provocó el estallido de la crisis financiera estadounidense. Los productos financieros derivados se encargaron de propagar rápidamente la crisis por todo el mundo, dando lugar a la crisis financiera internacional.

Luego del estallido de la crisis financiera internacional y para salvar los mercados de valores y estimular el crecimiento económico, los principales países occidentales adoptaron una serie de políticas económicas neoliberales, tales como políticas monetarias de “flexibilización cuantitativa” o recorte de impuestos, lo cual generó el déficit fiscal y el aumento dramático de los niveles de deuda pública, que dieron lugar al círculo vicioso entre la crisis financiera y la crisis de la deuda soberana. El 22 de agosto del 2011, el periódico alemán Die Welt publicó una investigación con las respuestas de 17 economistas galardonados con el premio Nóbel. El artículo sostiene que “la crisis de la deuda soberana se está convirtiendo en un problema cuya importancia marca una época en el sistema occidental en su totalidad. Si los políticos no pueden contener rápidamente la crisis, la economía de Europa y EE.UU. se estancará por muchos años”. Realmente es así. ¿Quién podría negar que el estancamiento del crecimiento y la inflación no son una característica significativa de la economía actual de los países occidentales?

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás