Última hora:  
Español>>Opinión

Desarrollo de relaciones chino-estadounidenses necesitan diálogo más pragmático

Actualizado a las 03/05/2012 - 15:50
Pekín, 03/05/2012 (El Pueblo en Línea) - Entre el 3 y 4 de mayo tiene lugar en Pekín el 4º Diálogo Estratégico y Económico entre China y los Estados Unidos. Se trata de otra interacción importante entre ambos países durante el 2012.
Palabras clave:

Por Zhong Sheng

Pekín, 03/05/2012 (El Pueblo en Línea) - Entre el 3 y 4 de mayo tiene lugar en Pekín el 4º Diálogo Estratégico y Económico entre China y los Estados Unidos. Se trata de otra interacción importante entre ambos países durante el 2012.

Estas reuniones han sido muy esperadas y apreciadas, especialmente por dos razones. Primero, los logros notables de los últimos tres diálogos han inyectado una vitalidad real a las relaciones entre ambos países. Segundo, las actuales relaciones bilaterales han mantenido un desarrollo estable, pero todavía existen problemas evidentes.

El desarrollo de las relaciones chino-estadounidenses nunca ha tenido un camino llano, sino más bien ha experimentado giros, vueltas y contradicciones. Incluso podría decirse que esa es la norma de las relaciones entre ambos países. Bajo este contexto, ¿por qué un diálogo pragmático podría lograr un avance?

Porque luego de 40 años, las relaciones actuales lentamente han ido madurando. Los intereses comunes han permitido un espacio amplio de cooperación, con varios tipos de interferencias controlables. De este modo, la corriente principal de cooperación ha determinado la dirección de las relaciones bilaterales.

La evolución de las relaciones chino-estadounidenses es un proceso continuo de construcción de confianza mutua y resolución de problemas. La cooperación y la confianza mutua permiten el avance, mientras que las peleas y sospechas sólo hacen retroceder. Debe decirse que estos principios han sido reconocidos por ambos actores, China y los EE.UU. Sin embargo, la complejidad, la profundidad y el carácter estratégico de las relaciones entre ambos países finalmente se entrelazan. Las interferencias de índole ideológica y los conflictos de intereses representan una serie de retos para el proceso de aumentar la confianza mutua y estratégica entre ambos países.

Es normal que existan contradicciones entre ambos países, pues sus niveles y modelos de desarrollo son diferentes. El aumento de los roces comerciales está en estrecha relación con el rápido desarrollo de una cooperación amplia en distintos sectores. Al mismo tiempo hay que señalar que la situación actual de cooperación promueve un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado para ambos países, aumentando las oportunidades de comercio e inversión, además de dar un espacio amplio para la cooperación en diversos aspectos como la estabilidad y la reforma de los mercados financieros. Un diálogo pragmático no sólo ayuda a manejar adecuadamente los problemas y contradicciones, sino también es un apoyo fuerte y real para el desarrollo de las relaciones chino-estadounidenses. Continuamente acumular logros equivale a construir la confianza mutua. Mientras ésta sea mayor, más fácil será resolver los problemas que surjan entre ambos países.

Nosotros tenemos confianza en el mecanismo de diálogo estratégico y económico. Si de cada ronda de diálogo se pueden obtener más logros reales y concretos, ambos países podrán ampliar la cooperación, disminuir sus diferencias y reducir su déficit de confianza mutua, para abrir el camino a un nuevo tipo de relaciones entre potencias mundiales.

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás