Última hora:  
Español>>Opinión

La farsa detrás de la “compra” de las islas Diaoyu

Actualizado a las 02/05/2012 - 17:02
El gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, últimamente ha sido muy activo. Este político japonés que amenazó con que el gobierno de Tokio compraría las islas Diaoyu, afirmó que el gobierno municipal de la capital comenzaría a recaudar donaciones para la “adquisición” de las islas y que desde el 1 de mayo se establecería en el interior del gobierno municipal de Tokio una oficina para solicitar permisos de acceso a las islas.
Palabras clave:China,Japón,Diaoyu,Shintaro Ishihara

Por Zhong Sheng

Pekín, 02/05/2012 (El Pueblo en Línea) -El gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, últimamente ha sido muy activo. Este político japonés que amenazó con que el gobierno de Tokio compraría las islas Diaoyu, afirmó que el gobierno municipal de la capital comenzaría a recaudar donaciones para la “adquisición” de las islas y que desde el 1 de mayo se establecería en el interior del gobierno municipal de Tokio una oficina para solicitar permisos de acceso a las islas.

Ishihara es un político-escritor que no tiene vergüenza en expresar su odio contra China. Se lo conoce como “un alborotador sin espinas en la lengua” que ha causado conmoción pública en varias ocasiones, como su boicot de las olimpíadas de Pekín y la negación de la masacre de Nanjing. Su idea de fundar un nuevo partido también ha causado revuelo, y la compra de las islas Diaoyu parece tener una motivación más bien “privada”. Numerosos analistas japoneses consideran que Ishihara ha hecho de las islas Diaoyu un “espectáculo” para juntar capital político. Incluso los medios de comunicación del Japón se han dado cuenta de que, como funcionario del gobierno local, no tiene modo de resolver la disputa territorial y sus acciones y declaraciones irresponsables sólo pueden causar problemas a los diplomáticos japoneses.

Vale la pena señalar que el pensamiento anti-chino de Ishihara tiene un cierto mercado en la sociedad japonesa. Detrás de su actuación, hay toda una tergiversación de la verdad histórica por parte de la derecha japonesa, que por un lado constantemente crea tensión en torno al problema de las islas Diaoyu, convirtiéndolo en un peón de la “teoría de la amenaza china”. Por un lado se trata del efecto de una concepción histórica errada, pero también es el llamado desahogo de la “preocupación estratégica” frente al surgimiento de China.

China ha reiterado su soberanía indiscutible sobre las islas Diaoyu y las islas cercanas, y ha señalado que cualquier medida tomada unilateralmente por Japón es ilegal, carece de validez y no cambia en absoluto el derecho de pertenencia de China, de modo que la determinación china por defender su soberanía territorial no puede ser sacudida, así como no se puede detener el desarrollo y progreso del país.

PTVMás

Entrevista con el Embajador de España en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás