PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:09:01.14:47

Una infancia más feliz


Es hora de regresar a la escuela. Listos o no, los niños vuelven a sus aulas para emprender un nuevo capítulo en la batalla intelectual.

El presidente Hu Jintao subrayó el 1 de junio - Día del Niño - que todos los infantes del país deben vivir una vida feliz, de ahí que muchas instituciones ofrecieran a los pequeños una lección sobre cómo procurar la dicha, el día antes de ir a clase.

Las vacaciones de verano suponen un momento mágico para los niños, la oportunidad de escapar del estrés de aprendizaje competitivo. Sin embargo, muchos niños en este país no son felices, porque están bajo una tremenda presión de estudios. La mayoría de los padres creen que las altas credenciales académicas significan mejores escuelas y un futuro más promisorio para sus vástagos. Así que envían a sus hijos a clases extracurriculares, como música, inglés y matemáticas, para desarrollar sus talentos.

De acuerdo con la Ley de China sobre la enseñanza obligatoria, las escuelas públicas de primaria y secundaria no requieren exámenes de admisión, y se supone que los estudiantes son asignados a las escuelas de acuerdo a su residencia. Sin embargo, un estudiante puede matricularse en otra escuela si así lo desea, si se destaca en matemáticas o inglés, o tiene un talento especial en música o deportes.

Los estudios realizados por la Juventud de China y los niños del Centro de investigación muestran que más de la mitad de los estudiantes secundarios chinos dedican horas extras al estudio y no duermen lo suficiente. Hace diez años, sólo el 50 por ciento de los menores chinos eran privados de sus horas de sueño por los estudios. Esa cifra ha aumentado desde entonces hasta el 80 por ciento, según una encuesta realizada entre estudiantes de zonas rurales y urbanas en 10 provincias. Asimismo, más del 70 por ciento de los estudiantes en las escuelas primarias y secundarias reciben clases extras tras su horario docente, lo cual resulta una pesada carga para los niños .

Ahora los funcionarios y celebridades chinos hacen un llamado a toda la sociedad para que nuestros hijos sean felices. Pero su exhortación será pura formalidad si las escuelas y los padres se preocupan sólo de las buenas calificaciones académicas de los niños.(Pueblo en Línea)

01/09/2011

Noticias relacionadas
·Relaciones entre China y Filipinas deben mirar al futuro
·Hacer recuento del pasado para andar con paso firme en el futuro
·China y EEUU precisan de un cuarto comunicado conjunto
·Impuestos sobre tortas de la luna, ¿sí o no?
·Homenaje a los héroes anónimos
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh