PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCultura-EntreSociedad-SaludVídeo

Información Bilingüe

Actualizado a las 2011:02:14.14:09

Fin de la mano de obra barata, ¿bueno o malo para China?

La escasez de mano de obra no es nada nuevo en China. Es un fenómeno que ha estado pendiente sobre la economía nacional desde 2003. Lo nuevo y preocupante este año, sin embargo, es que las empresas ubicadas en las ciudades de origen de los trabajadores migrantes enfrentan similar escasez de mano de obra que sus competidoras de las zonas más desarrolladas del país. A pesar de ello, hay quienes piensan que esta carencia puede resultar beneficiosa para el país y sus trabajadores migrantes.

En Chongqing, un municipio del suroeste de China, los trabajadores migrantes que regresaron a la localidad para el Año Nuevo Lunar chino, fueron recibidos en los andenes y estaciones de buses por “comités de recepción” de grandes empresas, tales como Foxconn, los cuales pugnaban por contratar a nuevos trabajadores para sus fábricas locales. Los fabricantes de muchas otras provincias y ciudades, en zonas más desarrolladas de Zhejiang y Guangdong, o en sitios menos aventajados, como Henan y Sichuan, también han desplegado similares campañas de contratación.

Las razones para esta falta de mano de obra, según los expertos, radican en los cambios demográficos e industriales por lo que atraviesa el país. Al dar por sentado que “la era de la mano de obra barata" en China entona su canto de cisne, Zhang Zhanxin, un experto en seguridad social de la Academia de Ciencias Sociales de China, dijo que la población laboral y su proporción en la población total ha disminuido significativamente, como resultado de la aplicación de más de 30 años de política familiar de hijo único.

Las estadísticas muestran que las reservas de trabajadores rurales migrantes han disminuido en 20 millones en los últimos tres años. Hay menos estudiantes primarios y trabajadores nuevos cada año.

Las zonas costeras más desarrolladas en el oriente del país están experimentando con especial fuerza la falta de mano de obra, debido al acelerado proceso de industrialización por el que atraviesa China, donde ahora se promueve el traslado de numerosas industrias hacia las zonas menos desarrolladas de occidente.

La reubicación por ese concepto se aceleró en 2010, creando un gran mercado laboral para los trabajadores migrantes. Los salarios que se pagan en el este también están perdiendo atracción para los trabajadores emigrantes. Hoy la brecha entre este y oeste es de sólo 5 por ciento.

Hay preocupación por el posible impacto negativo que derivaría de la actual falta de mano de obra para el crecimiento económico sostenible del país, que ha superado la de cualquier otra economía del mundo. De acuerdo con estadísticas de la ONU, China enfrentará una dura competencia de la India en un futuro no muy lejano. Se estima que el 65 por ciento de la población total de la India alcanzará la edad laboral en 2035, conviertiéndose en el mayor proveedor mundial de mano de obra. El diario Global Times, con sede en Beijing, citó en fecha reciente los pronósticos de Goldman Sachs, en el sentido de que la India podría disfrutar de un largo período de "dividendos demográficos" en su economía hasta el año 2050.

Pero China también podría beneficiarse de la escasez aparente de mano de obra, según refuerza los presupuestos para la construcción de una sociedad más inclusiva y justa, y se aplica a conseguir un crecimiento más equilibrado. Uno de los principales medios de comunicación chinos, el periódico Guangzhou Daily, dijo el sábado que la escasez de mano de obra actual podría dar a los trabajadores migrantes una mayor voz en las relaciones industriales, hasta ahora dominadas por el capital, a la vez que facilitaría la transformación industrial, transitando de una modalidad de trabajo intensivo a una de tecnología intensiva .

Los trabajadores emigrantes necesitan más "políticas favorables", dijo el académico Zhang. Las pensiones, los servicios de salud, el acceso a la vivienda y otras políticas sociales deben ser reformados, de modo que favorezcan en mayor grado a los trabajadores emigrantes. Tales cambios podrían facilitar otras reformas, como en el caso del registro de domicilio, lo que conduciría a una sociedad más inclusiva y justa, en opinión del académico.(Pueblo en Línea)
14/02/2011

Noticias relacionadas
·Una mirada diferente al desarrollo armamentista chino (2)
·Una mirada diferente al desarrollo armamentista chino
·Mea culpa tardía de los Guardias Rojos
·Sabiduría a pedir de boca
·Ricos patéticos empañan reuniones estudiantiles
 Más  
  • Comentario
  • Nombre y apellido           Anónimo
Noticias de PCCh