ChinaEconomía-FinanzasMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecnologíaDeportesCultura-EntreSociedad-SaludVídeo

Información Bilingüe

Actualizado a las 2010:12:28.16:34

Para aliviar tensiones en peninsula coreana se requiere moderación

Las tensiones que en la actualidad atenazan a la península coreana cedieron un tanto luego de que la República Popular Democrática de Corea (RPDC) considerara que los ejercicios que la República de Corea efectuó con fuego real en varios puntos de su territorio “no merecían una respuesta”, con lo cual confirmó la validez de la moderación para desactivar los peligros de una confrontación bélica.

El intercambio de fuego artillero que ocurrió entre las dos Coreas el pasado 23 de noviembre, y que se saldó con cuatro surcoreanos – dos civiles y dos militares – muertos, en la isla de Yeongpyeong, supuso una escalada en los conflictos intercoreanos, que datan de los años 50 y que no han hecho más que acumularse a la par de reclamos territoriales mutuos. Pero cabe admitir que no menos importantes en esta ocasión fueron las influencias de países ajenos a la zona.

Desde que asumió la presidencia, el actual mandatario de Corea del Sur, Lee Myung-bak, ha hecho de la mano dura un pilar de su política de Estado hacia Corea del Norte. En consecuencia, su administración se encontraba en una posición embarazosa tras el letal intercambio de andanadas del 23 de noviembre, sintiéndose compulsada a responder con energía, por lo que descartó cualquier muestra de moderación y siguió adelante con sus anunciados ejercicios militares, incluidas varias maniobras con fuego real cerca de la frontera con Corea del Norte, una de ellas con Estados Unidos, su aliado estratégico.

Rusia presentó un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad, en busca de una solución pacífica al conflicto, tratando de establecer un consenso entre ambas Coreas, a diferencia de EEUU que están apoyando activamente a la República de Corea, en procura de revancha. EEUU no oculta la búsqueda de ganancias en la tensa situación de la península, con vistas a reestablecer su liderazgo en la región. Su presencia en las maniobras militares con Surcorea deja este cometido muy en claro.

En cuanto a China, esta muestra la responsabilidad adquirida en la arena internacional, instando a ambas partes a mostrar moderación, con el fin de evitar un mayor deterioro de la situación. Los pasos de China son a todas luces positivos y se encaminan a una mayor contribución a la paz y la estabilidad en la península coreana y en Asia Oriental.

Gracias a los esfuerzos de las distintas partes, la situación en la península coreana se ha aliviado temporalmente, si bien es menester admitir que subyacen sin resolverse las causas del conflicto. La situación sigue siendo complicada y sensible. Conscientes de que la guerra no resolverá el problema en la península coreana, todas las partes involucradas deben comprender asimismo que el diálogo y la negociación son los únicos caminos posibles. Es una tarea urgente retomar las conversaciones a seis bandas, a la vez que se propician la calma y la moderación, de modo que se eviten nuevos incidentes. (Pueblo en Línea)

28/12/2010

Noticias relacionadas
·Trenes al alcance de todos
·Gobiernos locales abusan de leyes de difamación
·El Vaticano debe cesar su injerencia en China
·Vocablos foráneos no son amenaza
·Tragedia en hogar de ancianos desata alarma
 Más  
Noticias de PCCh