Actualizado a las 2010:02:22.15:11

¿Por qué se concibe una nueva unión regional en América Latina?

La cumbre del Grupo de Río se celebrará los días 22 y 23 de este mes en Cancún, una conocida ciudad mexicana a orillas del mar. Asistirán a ella los presidentes o sus representantes de 32 países o regiones de América Latina y el Caribe. La creación de una nueva unión regional será un tema importante de esta cumbre.

Siendo país anfitrión, México desea anhelosamente aprovechar esta reunión para impulsar a los países de la región de América Latina y el Caribe a organizarse en una nueva unión regional sin incluir a Estados Unidos y Canadá, para permitir que esta región tenga mayor unanimidad y derecho de palabra en los problemas internacionales.

Patricia Espinosa, secretaria de Relaciones Exteriores de México, reveló en una entrevista concedida al mayor periódico mexicano “Reforma” que México desea anhelosamente impulsar a los países de América Latina y el Caribe a agruparse en una organización regional unificada, de modo que ellos puedan abordar juntos los temas calientes como los problemas de la pobreza, del desarrollo y de la cooperación regional y fortalecer la coordinación y cooperación de esta región.

El presidente mexicano Felipe Calderón planteó sucesivamente en dos ocasiones, en la Cumbre del Grupo de Río de 2008 y en la Cumbre de los Países de América Latina y el Caribe, la necesidad de reformarse el Grupo de Río cuyo presidente de turno es él, para impulsar el establecimiento de una nueva unión que pueda mostrar las fuerzas de la región.

Durante los más de veinte años desde su establecimiento, el Grupo de Río ha hecho importantes contribuciones a la solución de los problemas regionales y al fomento de América Latina. A medida del desarrollo del Grupo de Río y del aumento de su influencia, el número de miembros se elevó de 8 en un principio a 19 en la actualidad. México, presidente de turno del Grupo de Río, ha aprovechado la convocatoria de la Cumbre para invitar a los países miembros de la Comunidad del Caribe. De este modo, asistirán a la cita casi todos los países de la región de América Latina y el Caribe; 26 Jefes de Estado sostendrán un diálogo directo para abordar juntos el tema de la creación de una nueva unión regional.

Después que Calderón planteó a fines de 2008 la idea de establecer una unión de América Latina y el Caribe sin participación de Estados Unidos y Canadá, hubo un consenso general en esta región y, en el curso de estos dos años, esta voz se ha vuelto cada vez más alta.

Los países de la izquierda de América Latina encabezados por Cuba, Venezuela y Ecuador, en donde se ve marcado el ánimo anti-EEUU, apoyan enérgicamente la creación de una unión sin Estados Unidos y Canadá, de modo que se oiga de veras la voz latinoamericana en la comunidad internacional.

A criterio de los países de izquierda moderada encabezados por Brasil, aunque todos los países latinoamericanos están agrupados en la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y Canadá tienen el mayor derecho de palabra en ella y la OEA se ha convertido en un instrumento de palabra de los dos países. Al mismo tiempo, el efecto de la OEA en el tratamiento de los problemas regionales ha sido poco. Por ejemplo, en la crisis fronteriza entre Colombia y Ecuador en 2008, fue el Grupo de Río quien salió a mediar para lograr finalmente una solución exitosa de las discrepancias. Razón por la cual la región latinoamericana necesita una organización de todos los países de la región que sea, por un lado, capaz de resolver más eficazmente los problemas regionales y, por el otro, llegue en el aspecto exterior a ser una poderosa fuerza de grupo al igual que la de la Unión Europea.

Los países de la derecha representados por Colombia también apoyan la posición de establecer una unión regional porque, a criterio de ellos, aunque existen numerosas organizaciones y grupos en la región, no hay una voz unificada de la región latinoamericana, de manera que América Latina necesita una unión que agrupe a todos los países y regiones. En la actualidad, el nombre de la nueva organización regional aún no está definido; pero Brasil y Paraguay sugieren que tenga el nombre de Unión de América Latina y el Caribe.

A criterio de los analistas, casi todos los países de la región de América Latina y el Caribe se reunirán en Cancún, lo que demuestra suficientemente que los países de la región tienen vivo interés por el establecimiento de la nueva unión. Si se logra establecer la Unión de América Latina y el Caribe, la coordinación y cooperación de la región serán fortalecidas de manera ulterior. (Pueblo en Línea)
22/02/2010

Noticias relacionadas
·Energía atómica en EE.UU.: ¿Industria en decadencia o promisoria fuente de energía?
·Comentario: Los hechos hablan por sí mismos
·Hablemos de sexo (4)
·Hablemos de sexo (3)
·Hablemos de sexo (2)
 Más  
Noticias de PCCh