Actualizado a las 2010:02:22.15:06

Energía atómica en EE.UU.: ¿Industria en decadencia o promisoria fuente de energía?

Las críticas han llovido sobre el plan del presidente de EE.UU., Barack Obama, de proporcionar garantías de préstamo para la construcción de dos nuevos reactores nucleares, echándole en cara que la industria nuclear es insostenible y que la misma precisa de un constante y vital apoyo de Washington.

Pero los partidarios del proyecto dicen que la industria está en posición de crecer y que la misma cuenta con el respaldo de la soceidad, el Congreso y la administración de Obama.

El mandatario anunció el martes que su Gobierno proporcionaría 8.000 millones de dólares en garantías de préstamo federales para ayudar a construir dos reactores nucleares en Georgia. Tal medida es apenas el comienzo, dijo, y añadió que se propone construir una nueva generación de centrales nucleares.

“Estamos decepcionados en grado sumo con Obama, porque se está dedicando a hacer política más que a cumplir con lo que necesita el pueblo estadounidense”, dijo Jim Riccio, analista de política nuclear en Greenpeace, una organización ambiental.

Riccio afirmó que Obama rinde pleitesía a la industria nuclear, interesado en que ésta la apoye en promover un proyecto ambiental que ahora mismo languidece en el Congreso.
“Es una especie de consuelo. Obama no consigue que se apruebe la legislación climática, y en consecuencia, procura juntar el aceite y el agua y vender el resultado como si fuera un programa”, añadió.

Si bien la industria nuclear afirma que el plan entraña un renacimiento, Riccio afirma que nada más lejos de la realidad.

“No se trata de una industria floreciente”, indicó, “sino de una que se presenta en Washington pidiendo de limosna y diciendo ‘será demasiado costoso emprender la construcción (de proyectos) a menos que ustedes los respalden”.

Los opositores destacan que tanto la Oficina de Supervisión del Gobierno como la Oficina de Prespuesto del Congreso han estimado que el financiamiento de la energía nuclear conlleva un riesgo de impago del 50 por ciento. Y media docena de grandes bancos inversionistas dejaron en claro al Departamento de Energía en 2007 que no adquirirían más riesgos financieros para fomentar la energía atómica.

Paul Walker, director de seguridad y sostenibilidad en Global Green USA, un grupo ambiental fundado por el ex presidente soviético Mijail Gorbachov, descartó cualquier posibilidad de un renacimiento nuclear, aunque la industria energética nuclear se autopromueve como respuesta al calentamiento del planeta.

Las tres barreras principales son los altos costos, las preocupaciones por la seguridad y la posibilidad de la proliferación de armas, dijo.

Para Walker, resulta improbable que la industria se amplíe más allá de los niveles actuales que ostenta EE.UU. – donde hay más de 100 centrales nucleares – y añadió que el número de plantas podría disminuir debido a que se precisa de un proceso de diez años para construir nuevas instalaciones.

Pero la industria de energía atómica discrepa.

“El renacimiento nuclear se está produciendo ya,” dijo Tom Kauffman, portavoz del Instituto de Energía Nuclear, una organización que establece normativas para la industria.

Él señaló que hay más de 50 plantas en construcción por todo el mundo, aunque no hay nuevos proyectos de este corte en Estados Unidos.

Pero eso cambiará, añadió.

“Para nosotros constituyó un espaldarazo definitivo del presidente Obama y el secretario de Energía Chu a la energía nuclear, y él indicó claramente que necesitamos desarrollar una nueva generación de centrales nucleares”, dijo a propósito del anuncio publicado el martes por Obama.

El apoyo del Congreso aumenta y las plantas de Georgia son apenas el principio, afirmó Kauffman, al observar que Obama ha pedido al Congreso que triplique la financiación para el fondo del programa nuclear, hasta 54.000 millones de dólares.

Kauffman sostiene que el uso de la energía nuclear es la única manera en que EE.UU. podrá cumplir con sus metas energéticas y ambientales, pues la demanda de electricidad continuará aumentando en cerca de 1 por ciento cada año, según cifras oficiales.Junto con otras fuentes de energía, la solar y la hidraúlica, por poner dos ejemplos, la energía nuclear satisfará la demanda de los EE.UU. de energía limpia, dijo.

Los partidarios de la energía atómica dicen que la tecnología es segura, y que accidentes del pasado, tales como el de Chernóbil -- resultado de deficiencias de diseño importantes, violación de los procedimientos de funcionamiento y la ausencia de una cultura de seguridad, según la asociación nuclear mundial – tienen pocas posibilidades de repetirse hoy.

Charles D. Ferguson, presidente de la Federación de Científicos Estadounidenses, dijo que la industria nuclear de los EE.UU., con 104 reactores, no está muriendo, pero tampoco puede crecer.

“Después de todo, EE.UU. es el país que opera más reactores en el mundo”, afirmó.
“Sin embargo, hay preocupaciones derivadas del crecimiento continuo. Un poco de dinero en garantía de préstamo para un par de plantas tendrá poco peso para estimular un nuevo crecimiento sustancial.”

No obstante, un aumento en el número de centrales nucleares podría crear una ganancia inesperada en términos de empleos de altos salarios para trabajadores de cuello azul, tales como soldadores, electricistas e inspectores de fuego, dijo.

EE.UU. no ha visto surgir una nueva central nuclear en tres décadas, después del pánico que siguió a la catástrofe de Three Mile Island.

Sin embargo, muchos estadounidenses parecen haber olvidado el incidente. Una encuesta de Gallup encontró el año pasado que el apoyo a la energía nuclear se ha elevado nuevamente, pues 59 por ciento de los encuestados favorecen su uso.

Pero Riccio de Greenpeace dijo que el público ha expresado su oposición a niveles de estado, localidad y nación, y recalcó que numerosas organizaciones ecologistas y otras se oponen a la energía atómica, como en los casos de Amigos de la tierra y de la Unión de los Científicos Preocupados.
(Pueblo en línea)
22/02/2010

Noticias relacionadas
·Comentario: Los hechos hablan por sí mismos
·Hablemos de sexo (4)
·Hablemos de sexo (3)
·Hablemos de sexo (2)
·Hablemos de sexo
 Más  
Noticias de PCCh