Actualizado a las 2009:07:09.15:50

El intento de separatismo étnico nunca tendrá éxito

El incidente ocurrido el 6 de junio en la fábrica de juguetes de Shaoguan en la provincia meridional china de Guangdong, que fue simplemente una reyerta entre obreros, ha sido tergiversado intencionadamente por algunas personas. Aprovechando el suceso y propagándolo a cuatro vientos, provocaron el disturbio del 5 de julio en Urumqi con la intención maligna de hacer una escisión étnica.

El Congreso Mundial Uigur, CMU, encabezado por Rebiya Kadeer, que procura provocar algún incidente de gravedad, no gusta de ver el desarrollo y prosperidad de Xinjiang ni la unidad y armonia entre las masas populares de diversos grupos étnicos en la región. Instigan de vez en cuanto actividades violentas y terroristas. El incidente del 5 de julio ha sido el resultado de sus esfuerzos para tergiversar los hechos, embaucar a las masas populares y sembrar el odio entre diversas etnias. El incidente del 26 de julio en Shaoguan de Guangdong les sirve de una oportunidad a aprovechar para los separatistas. Lo más temerario de los provocadores del disturbio consiste en que ha echado la culpa al gobierno chino. El CMU se ha declarado como “organización no violenta y que no tiene nada que ver con el terrorismo”. Después de que fue frustrado el atentado de los elementos de la organización terrorista Turquestán Oriemtal de la explosión de un avión chino de pasajeros, el portavoz del CMU, Dilxat Raxit, lo calificó calumniosamente de una “conspiración” del gobierno chino, tal como lo ha hecho al comentar el 6 de julio los disturbios violentos en Xinjiang.

Los separatistas han difundido rumores sobre la discriminación étnica en China confundiendo lo blanco con lo negro y lo erroneo con lo justo. Han calficado intencionadamente el desplazamiento de las manos de obra entre diversos lugares del país, fenómeno normal en el país, como una medida destinada a “forzar” a los obreros de minorías étnicas a trabajar en otras zonas. Provocaron el disturbio del 5 de julio para sembrar discordias y odio entre diversas etnias y agravar el incidente. Los hechos han elevado la vigilancia de las masas populares para obtener una idea clara de la situación y de los malignos intentos de los separatistas.

El disturbio del 5 de julio no es un problema étnico. Los separatistas fuera de China desean que el problema conduzca a convertirse en una contradicción étnica. El incidente del 7 de julio ha perjudicado a los intereses y felicidad de las masas populares, lo que no desean ver todas las personas amantes de la unidad nacional y la armonia social. Ante el disturbio violento, las masas populares de diversas etnias se mantienen en contención y serenidad, se unen como un solo hombre y compartir un intenso odio por el enemigo para frustrar el intento separatista.

La unificación de la patria, la armonia nacional y la estabilidad social están acorde con el deseo común del pueblo de todas las etnias del país incluidos los compatriotas uigurs. Son impermisibles todas las actividades destinadas a provocar disturbios y escisión. La resolución de los problemas de acuerdo con la Constitución y las leyes del estado constituye un deber sagrado del partido y gobierno chinos y contará con el amplio apoyo de las masas populares y los cuadros. El intento de separatismo étinico nunca tendrá éxito. (Pueblo en Línea)
09/07/2009

Noticias relacionadas
·Rebiya Kadeer, autora intelectual de los disturbios en Xinjiang de China y aspirante a ser afamada como el Dalai Lama
·¿La Cumbre del G-8 ya es un “salón de conversación fútil” de los países ricos?
·Rotativo español: ¿Quién dominará a América Latina en 2010?
·Veamos el “reinicio” entre EEUU y Rusia tras tantas vicisitudes
·¿Qué disparidad hay entre la India y China en el desarrollo económico? ¿13 o 18 años?
 Más  
Noticias de PCCh