Portada | China | Economía | Mundo | Iberoamérica | Opinión | Ciencia Deportes | Cultura | Sociedad | Viaje | Fotos | PTV | Tips

Español>>Mundo

¿Adónde va el G-20 a partir de la cumbre de San Petersburgo?

  2013:09:05.09:05

¿Adónde va el G-20 a partir de la cumbre de San Petersburgo?

SAN PETERSBURGO, 4 sep (Xinhua) -- Los Estados se agrupan y reagrupan en medio de las discusiones sobre la representación y no representación, cuando se inicia mañana de la VIII Cumbre del G-20 en San Petersburgo.

Sin embargo, para los grupos existentes en el mundo, como el G-20, la eficiencia apenas prevalece en la solución de los problemas, excepto en uno hasta cierto punto, el de las recientes dificultades financieras globales.

Solventando los tiempos difíciles, los Estados dentro y fuera del G-20 aún buscan un "curalotodo".

El meollo de este problema de eficiencia está en que los miembros del grupo sobreponen sus intereses individuales por encima de los llamados intereses comunes o intereses compartidos de su propio grupo.

Así, cualquier respuesta concertada, para no mencionar las acciones comunes, ante los problemas económicos regionales o internacionales es difícil de lograr.

Para establecer estrategias de desarrollo para ellos mismos y su mundo económico compartido, los miembros del G-20 necesitan también mejorar el espíritu colectivo y la responsabilidad en términos de gobernanza económica global.

Aunque el G-20 ya incluye a las principales economías mundiales tanto desarrolladas como en vías de desarrollo, más de dos mil millones de los siete mil millones de habitantes del mundo no están representados.

Pese a que el grupo abarca actualmente casi que el 90 por ciento del PIB, el 80 por ciento del comercio y el 70 por ciento de la población globales, este ha intentado incluir en sus cumbres a representaciones como Comercio 20, Sociedad Civil 20, Trabajo 20, Comité Asesor 20 y Juventud 20.

No obstante, estos cuentan apenas con una verdadera opinión y una influencia importante en la toma de decisiones del grupo.

Los líderes del G-20 han respondido a las críticas de su responsabilidad mediante la presentación de un proceso de evaluación mutua (MAP, siglas en inglés) como una plataforma para la coordinación sobre políticas anticrisis, intercambio de datos y análisis de sostenibilidad, pero la transparencia del cumplimiento todavía hacen difícil de encontrar una solución para el tema de la responsabilidad.

Incluso la Junta de Estabilidad Financiera (FSB, siglas en inglés) del G-20, establecida para mejorar la coordinación y crear los estándares para la regulación financiera, no ha ayudado mucho, ya que el incremento de la representación ha causado una disminución de la eficiencia.

El G-20 se hace demasiado difuso como para ponerse de acuerdo sobre acciones valiosas concretas, con la excepción del tema de la crisis global.

Si las Naciones Unidas, que agrupa a 193 Estados miembros, se supone intente resolver los temas políticos mundiales, el G-20, integrado en realidad por 43 economías, debe concentrarse más en los asuntos económicos y financieros.

Aún no es posible tratar de resolver adecuadamente ningún tema económico y financiero sin la presencia de la política, especialmente en un mundo donde el poderío político, económico y militar todavía dicta quién tiene más poder de decisión, como Estados Unidos, que ostenta el dominio sobre la ONU y el G-20.

Entonces, la mentalidad de los líderes estadounidenses deberá evolucionar para también preocuparse por los intereses de los demás, o la filosofía de EEUU -como la presentara el fallecido diplomático norteamericano Richard Holbrooke, multilateral cuando podamos y unilateral cuando tengamos- condenará al fracaso a un grupo que debe trabajar de modo multilateral, consensual y colectivo.

(Editor:FelipeChen)

Fotos

Comentario

Nombre y apellido:  

Noticias