Última hora:  
Español>>Mundo

G20, Banco Mundial y OCDE presentan manual de preparación ante riesgos de desastre

Actualizado a las 05/11/2012 - 16:06
El Grupo de los 20 (G20), en conjunto con el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó este domingo un manual de Evaluación del Riesgo de Desastres y Financiamiento de Riesgos.
Palabras clave:

Recomendados para hoy:
China: China nombra dos militares de alto rango
Economía: Banco central de China inyecta liquidez récord al mercado
Sociedad: Aparcamiento de coches de manera increíble
Ciencia: Móviles más feos del mundo
Viaje: Ciudad turística de Yangshuo
Ostras: Un elefante habla coreano con la ayuda de su trompa



El Grupo de los 20 (G20), en conjunto con el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó este domingo un manual de Evaluación del Riesgo de Desastres y Financiamiento de Riesgos.

El documento, dijeron funcionarios en su presentación oficial en la Ciudad de México, está diseñado para retroalimentar las mejores prácticas de los países como México, que se enfrentan a una serie de riesgos naturales.

El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, dijo que el manual toma importancia, luego de que los desastres naturales en el mundo en los últimos dos años "representan pérdidas por un billón 300 mil millones de dólares".

"Años de desarrollo en minutos o en cuestión de días se eliminan. El cambio climático está cambiando, las temperaturas extremas van a estar ocurriendo para final de siglo", dijo el jefe del BM en una conferencia de prensa previo al inicio de la última Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de los Bancos Centrales del G20.

México, que este año preside el G20, tiene costas en litorales del Océano Pacífico y el Atlántico, las cuales son vulnerables a huracanes y tormentas tropicales. Este país también sufre terremotos que azotan el centro y suroeste, incluyendo la capital mexicana.

Ante esta situación, México colocó la preparación para desastres en la agenda del G20 y reunió a las experiencias de 16 países para construir el documento presentado el domingo.

El documento, que es totalmente voluntario, recomienda a los países concentrarse primero en la estabilidad financiera, reglas claras para la distribución de fondos de desastre y que los estados consideren de antemano los beneficios de invertir en proyectos que ayuden a reducir el riesgo de desastre natural.

El presidente del Banco Mundial destacó que México tiene un fondo específico para hacer frente a los desastres naturales, que está contemplado en su presupuesto anual, además de que este país hace uso de instrumentos financieros híbridos conocidos como bonos de catástrofe.

"México está muy adelantado en este tema", dijo Jim Yong Kim.

El conocido como Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) en México es administrado por el Ministerio del Interior y está diseñado para ofrecer con rapidez asistencia financiera y material a los municipios que se han calificado como áreas de desastre tras un fenómeno natural.

Además tiene un exceso de 12 mil millones de pesos (alrededor de 921 millones de dólares) de un seguro que es comprado cada año por México.

Desde 2006, México también ha vendido los bonos de catástrofe, que proporcionan un fondo que el Estado puede utilizar el evento de un desastre.

Si ocurre un desastre durante la vida del bono, el gobierno mexicano utiliza el dinero prestado para pagar las reparaciones. Si no ocurre un desastre, el gobierno paga el dinero con intereses. La fianza se publicó el último el 15 de octubre en el portal de la Secretaría de Hacienda y asciende a 315 millones de pesos (unos 24 millones de dólares).

El secretario general de la OCDE, José Angel Gurría dijo que las naciones participantes deben tratar de ir más allá de los confines de la planificación de desastres tradicionales, citando a 2011 la catástrofe de Fukushima (Japón) como un ejemplo.

"Después de Fukushima, descubrimos que un desastre natural puede tener efectos sobre la economía que son completamente impredecibles", dijo Gurría.

El desastre de la central nuclear de Fukushima comenzó luego de que el área fuera golpeada por un terremoto y un tsunami en marzo de 2011.

La suspensión de la actividades económicas en la zona de riesgo por un desastre nuclear, entre ellas la manufactura de autopartes, provocó que la producción de automotriz en el mundo se detuviera.

"La suspensión de las actividades en el noreste de Japón en las plantas de autopartes detuvo casi toda la producción de automóviles en el mundo", dijo Gurría.

"Está claro que tenemos que estar preparados para los problemas previstos, pero también tenemos que ser financieramente preparado para lo imprevisible", añadió.

El Grupo de los 20 está integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, la India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

Su última cumbre de presidentes se celebró en la localidad mexicana de Los Cabos en junio pasado y en diciembre, México entregará el liderazgo del G20 a Rusia.

Temas recomendados:
Oseznos panda cautivan a Chengdu Celebraciones del Día De Los Muertos en todo el mundo Ignorancia sobre la contracepción
Mercados nocturnos más famosos Mujer que tuvo sexo con su hijo asegura que fue por "atracción genética" Luchan con nueva cultura
El segundo prototipo de caza furtivo chino voló con éxito Visita a cárcel lleno de reos en América Latina Finaliza construcción de yate privado de Steve Jobs

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás