Última hora:  
Español>>Mundo

Inestabilidad y violencia persisten en Libia

Actualizado a las 23/10/2012 - 15:32
Manifestantes gritan desafiantes después de que la policía intentara disuadir la protesta frente al Parlamento de Libia. Cientos de manifestantes en la ciudad Libia de Bani Walid se congregaron frente al Parlamento en Trípoli para protestar por las semanas de asedio que sufre esa ciudad.
Palabras clave:Libia
Inestabilidad y violencia persisten en Libia

Fuente:China Daily

Pekín, 23/10/2012(El Pueblo en Línea)-La inseguridad está arruinando a Libia, donde las milicias siguen teniendo la última palabra un año después del derrocamiento de Muammar Gaddafi, lo que acrecienta la cautela de los inversores y nubla el futuro del país petrolero.

El ataque perpetrado del mes pasado contra al consulado de Estados Unidos en la ciudad de Bengasi, en el este del país, en un hecho en que murió el embajador de ese país Chris Stevens y otros tres funcionarios de la legación estadounidense, puso de relieve la fragilidad de un Estado que lucha por dejar atrás la herencia de los 42 años del régimen de Gaddafi.

El nuevo Gobierno se enfrenta a problemas "complicados", especialmente en el sector de la seguridad, el ejército, la construcción de infraestructura, crear empleo y mejorar las condiciones de vida, dijo la Embajada de Libia en China al China Daily.

Los libios se rebelaron contra su líder en medio de una oleada de revueltas árabes a principios del 2011, pero tuvieron que luchar para derrocarlo y necesitaron la ayuda de una campaña liderada por la OTAN.

La mayoría de los libios está encantada con el fin de la era Gaddafi y muchos expresan un cauto optimismo sobre el futuro del país. Sin embargo, un año después, el caos aún reina en la nación del norte de Africa, como puede testificar Shehata Awami, el primer gobernador electo de Bengasi.

Awami dimitió después de tres meses en el cargo, en medio de presiones diarias, a menudo acompañadas por amenazadas armadas de gente que pide trabajo o una vivienda, y un débil e ineficaz gobierno central en Trípoli.

"Una vez, varios miembros del consejo me llamaron temblando de miedo. Un hombre que exigía una casa les había dicho: 'Si no obtengo lo que quiero, entraré en tu edificio con dos maletas llenas de explosivos y los volaré a todos", dio Awami, que renunció en agosto para volver a su empleo en un banco.

El descontento se extiende por toda Libia, no solo en Bengasi, la cuna de la revuelta. La cultura de las armas se ha apoderado de la situación, dicen residentes, que denuncian constantes secuestros, robos a mano armada y disputas que acaban en tiroteos entre bandas rivales.

Relación de confianza entre EE.UU y Libia

Las relaciones entre EE.UU y Libia son fuertes y de confianza, y ambas partes desean conducir esas relaciones a un nivel superior, dijo la Embajada de Libia en China.

La Embajada también dijo que el gobierno libio pretende tener relaciones con otros países basados en las leyes internacionales, la coexistencia pacífica y la no injerencia política.

La última oleada de protestas anti-EE.UU. en el Medio Oriente, que apareció tras la emisión de una controvertida película rodada en los Estados Unidos ofendiendo al profeta del Islam, debería motivar a Washington a evaluar sus políticas sobre Oriente Medio, pero los gobiernos provisionales de la región necesitan el apoyo de Estados Unidos para completar la transición política, dijo.

Incluso Egipto, una potencia regional que formó un nuevo gobierno después de un año de protestas, no es una excepción. "La relación bilateral es mutua por necesidad, ya que Washington no puede desvincularse de Egipto por razones estratégicas, y Egipto necesita el apoyo económico de Estados Unidos," dijo Mohamed Amin Elmasry, un comentarista de asuntos políticos egipcios.

Estados Unidos no renunciará a su papel de mediador en Oriente Medio, pero tiene que aprender que el mundo árabe - con sus propias características sociales y cultura - no puede ser dividido dependiendo del gobierno que dirija las diferentes naciones, Xue dijo.

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás