Última hora:  
Español>>Mundo

Irán relega a Palestina a un segundo plano en la agenda de Israel

Actualizado a las 28/09/2012 - 17:46
(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Muy poco tiempo de su discurso ante la Asamblea General de la ONU dedicó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al conflicto con Palestina y al estancado proceso de paz con Ramala. Irán es ahora la principal preocupación de Israel. Nada, en su opinión, “amenaza más la paz mundial” que la posibilidad de que Teherán consiga fabricar armas nucleares.
Palabras clave:
Irán relega a Palestina a un segundo plano en la agenda de Israel

(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – Muy poco tiempo de su discurso ante la Asamblea General de la ONU dedicó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, al conflicto con Palestina y al estancado proceso de paz con Ramala. Irán es ahora la principal preocupación de Israel. Nada, en su opinión, “amenaza más la paz mundial” que la posibilidad de que Teherán consiga fabricar armas nucleares.

Netanyahu exigió por ello a los miembros de Naciones Unidas que marquen “líneas rojas” para que el Gobierno de Mahmoud Admadineyad detenga su programa atómico, pues ni las sanciones ni la diplomacia, lamentó, han conseguido frenar los trabajos de la República Islámica para tener armas nucleares.

Irán, dijo el primer ministro israelí sosteniendo un gráfico, ha superado ya la primera de las tres fases para lograr ese propósito, por lo que “la pregunta no es cuándo va a tener la bomba, sino en qué paso queremos frenarlo para que no la tenga”.

Ya es “tarde, demasiado tarde” para detener la amenaza que plantea Irán para el mundo, ya que Teherán podría tener suficiente uranio enriquecido para lograr un arma nuclear “antes del próximo verano”, señaló.

Dado que las sanciones internacionales del Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países que consideran que su programa nuclear tiene fines militares no ha dado los frutos esperados, Netanyahu cree que imprescindible imponer “una línea roja clara, cederá”.

Esas líneas rojas, explicó, son la solución “pacífica” que propone Israel, ya que “la diplomacia no ha funcionado”, pues Teherán la ha utilizado “para ganar tiempo y avanzar su programa nuclear”, y las sanciones, “las más severas que se le han impuesto”, tampoco han detenido el programa nuclear iraní.

“Las líneas rojas no conducen a la guerra, sino que la previenen”, puntualizó y recordó que fueron precisamente medidas similares adoptada por la OTAN las que “mantuvieron la paz en Europa casi alrededor de medio siglo”, o las que evitaron la confrontación nuclear durante la Crisis de los Misiles de Cuba de 1962.

“Quedan entonces muy pocos meses, posiblemente pocas semanas, para que consiga suficiente uranio enriquecido para su primera bomba”, insistió el líder israelí, que pasó casi de puntillas sobre la cuestión palestina.

Al referirse a este último, manifestó que “no solucionaremos nuestro conflicto con discursos ante la ONU, ni con declaraciones unilaterales de Estado, sino que tenemos que sentarnos a dialogar para que un Estado palestino desmilitarizado reconozca al único Estado de Israel”.

Poco antes, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abu Mazen, había emplazado a la Asamblea General de la ONU a que reconozca a los palestinos como Estado no miembro del organismo internacional, lo que le abriría las puertas a acceder a distintas de sus agencias e instituciones.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás