Última hora:  
Español>>América Latina

ESPECIAL: 32 años después consiguen rencontrarse madre e hija víctimas de la guerra en El Salvador

Actualizado a las 25/10/2012 - 16:58
25/10/2012(Xinhua)- La Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desparecidos durante el Conflicto Armado de El Salvador, confirmó hoy el rencuentro de una madre y una hija separadas hace 32 años tras una de las masacres cometidas por el ejército durante la guerra civil en los años ochenta.
Palabras clave:

25/10/2012(Xinhua)- La Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desparecidos durante el Conflicto Armado de El Salvador, confirmó hoy el rencuentro de una madre y una hija separadas hace 32 años tras una de las masacres cometidas por el ejército durante la guerra civil en los años ochenta.

Rosa Miriam Sibrián tenía siete años de edad cuando un operativo militar en una zona limítrofe con Honduras acabó por separarla de su madre, doña María Dora Sibrián, confirmaron fuentes oficiales.

La llamada masacre de El Sumpul fue perpetrada en mayo de 1980 en el norte del departamento de Chalatenango cuando el batallón Atlacatl cercó a poblaciones campesinas hasta llevarlas al río limítrofe con Honduras, donde la Fuerza Armada del país vecino impidió el paso.

El rencuentro entre madre e hija fue posible gracias a una llamada telefónica al programa radial Conversando con el Presidente, que emite Radio El Salvador cada sábado.

"Yo quiero hacerle una pregunta al señor presidente, que ¿cómo puedo hacer para rencontrarme con mi familia que la perdí en el tiempo del conflicto armado en Chalatenango?", dijo Rosa Miriam el 18 de agosto pasado durante una llamada telefónica al programa.

El enlace telefónico con el presidente Mauricio Funes derivó en una serie de gestiones presididas por la Comisión Nacional de Búsqueda y que desembocó en el hallazgo de la progenitora.

"Gracias a Dios ya lo logramos, con la ayuda de Dios y con la ayuda del programa también que tiene el señor Presidente, Mauricio Funes. Lo felicito de mi parte porque yo sentí el deseo de hablar a ese programa y gracias a Dios me escucharon el llamado y aquí están los resultados", dijo Rosa Miriam tras darle un prolongado abrazo a su madre biológica en el cantón Santa Emilia, municipio de Acajutla.

"Ese vacío que existía en mi ahorita lo acabo de recuperar, ese vacío de tantos años que yo lo mantuve en mi mente y en mi corazón, yo decía ¿Dónde estarán? ¿Dónde estarán?", rememoró Rosa Miriam, que ahora tiene 39 años.

Rosa Miriam y María Dora se separaron durante la huida del operativo militar ejecutado en el poblado rural Las Aradas, donde más de 600 personas civiles fueron asesinadas en las inmediaciones del río fronterizo El Sumpul.

El caso fue documentado a partir del testimonio de sobrevivientes que acusaron al batallón Atlacatl que actuó en coordinación con las fuerzas armadas hondureñas.

María Dora Sibrián, sobreviviente de esa masacre, relató que cuando comenzaron los operativos tuvo que huir junto a su esposo, Francisco Rauda, y sus cinco hijos y lograron atravesar el río.

Cuando retornaron a su hogar, una patrulla de paramilitares conocida como defensas civiles asesinó a Rauda y la mujer tuvo que emprender un segundo escape donde perdió a tres de sus hijos, entre ellos Rosa Miriam.

Sin embargo, cuando finalizó el conflicto armado, María Dora buscó a sus tres hijas y con ayuda de la Asociación Pro-búsqueda logróplocalizar a dos de ellas, pero aún desconocía el paradero de Rosa Miriam.

"Gracias a Dios ahora estamos ya con todos mis hijos que se me habían perdido, gracias a Dios, a mí se me perdieron cuatro hijos cuando salimos de Las Aradas", relató entre lágrimas y acompañada de sus otras tres hijas, Mari, Arely y Rubia.

La Comisión Nacional de Búsqueda fue creada por un decreto ejecutivo en abril de 2010 para ayudar a las personas que buscan a sus familiares desaparecidos durante la guerra civil.

Desde su fundación ha resuelto 12 casos y ha rencontrado a tres jóvenes con su familia biológica; pero todavía sigue la pista de más de cien casos de niños y niñas que todavía permanecen desaparecidos.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás