Última hora:  
Español>>América Latina

Uniformados mantienen protesta contra gobierno argentino por salarios

Actualizado a las 10/10/2012 - 10:35
10/10/2012(Xinhua)- La Prefectura Naval y la Gendarmería de Argentina resolvió la noche del martes mantener la protesta iniciada hace una semana por salarios luego de que el gobierno rechazara elevar su haber mensual a 7.000 pesos (1.500 dólares), y anunció que presentará una demanda judicial por la incorrecta liquidación de sueldos.
Palabras clave:

10/10/2012(Xinhua)- La Prefectura Naval y la Gendarmería de Argentina resolvió la noche del martes mantener la protesta iniciada hace una semana por salarios luego de que el gobierno rechazara elevar su haber mensual a 7.000 pesos (1.500 dólares), y anunció que presentará una demanda judicial por la incorrecta liquidación de sueldos.

La ratificación de la protesta, que incluyó una movilización de los uniformados y sus familiares en la Plaza de Mayo frente a la Casa Rosada (sede del gobierno), fue dada a conocer por el gendarme Raúl Maza, quien dijo a la prensa que "la medida no se levanta. Hemos llamado a nuestros camaradas a levantar el 50 por ciento de los puestos (de trabajo). Los puestos no se van a descuidar, pero el 50 por ciento se va a levantar".

Más temprano, al promediar la tarde en Buenos Aires, el gobierno argentino denunció un complot en torno a la correcta liquidación de los salarios de efectivos de la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval, fuerzas de seguridad que comenzaron una protesta hace una semana por la merma en sus haberes, y que presentaron una denuncia penal ante la Justicia.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, dijo la tarde del martes, en conferencia de prensa, que el gobierno detectó la "comisión de delitos" que atribuyó a "algunos prefectos, gendarmes y jueces" que habrían actuado en "connivencia" para cometer "irregularidades" en la correcta liquidación de los sueldos de ambas corporaciones.

"Tenemos los elementos que nos van a permitir avanzar en la aplicación del decreto y terminar este desquicio administrativo que tiene una lógica de connivencia de algunos abogados, jueces y elementos de las fuerzas (policíacas)", dijo Lorenzino.

A su lado, el jefe del Gabinete de Ministros, Juan Abal Medina, rechazó la posibilidad de que el salario de los manifestantes alcance el piso mínimo de 7.000 pesos (unos 1.500 dólares).

"No hay ningún área del Estado que tenga un salario básico de esta naturaleza", replicó el funcionario.

La semana pasada, los uniformados comenzaron una protesta en Buenos Aires y en otras urbes argentinas, en rechazo a la aplicación del decreto presidencial 1307/12 que dispuso cambios en las escalas salariales, que, en los hechos, generó que los efectivos percibieran descuentos de más de un 50 por ciento en septiembre.

En cuanto a la denuncia penal, Abal Medina anunció que el gobierno llevará ante la justicia a una red de abogados y jueces que se beneficiaron con medidas cautelares en las cúpulas de Gendarmería y la Prefectura Naval.

El funcionario, a pesar de rechazar el aumento reclamado, garantizó el pago de los salarios a los uniformados.

"Garantizamos que en la próxima liquidación todos van a recibir los haberes correspondientes sin ningún tipo de disminución. Los únicos que se van a ver perjudicados, y no vamos a hacer nada para evitarlo, son los que usufructuaron con medidas cautelares para cobrar cifras exorbitantes", dijo Abal Medina.

El jefe de gabinete explicó que en el antiguo régimen de pagos, algunos juzgados emitieron "cautelares de muy dudosa naturaleza" que generaron un "verdadero descalabro en el interior de las fuerzas".

"El 70 por ciento del personal de la Gendarmería y el 60 por ciento de Prefectura tenían sus haberes judicializados", señaló.

Agregó que la mañana de este martes el gobierno ya presentó la denuncia judicial de esas "gigantescas deficiencias que hacían anárquica (la liquidación) con situaciones que son delictuales".

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás