Última hora:  
Español>>América Latina

México, país lleno de elementos chinos

Actualizado a las 24/09/2012 - 17:00
Cruz es vicegerente del departamento de mercado de una famosa empresa de turismo en México. Saluda al reportero en el chino que acaba de aprender. Hace un mes, empezó a estudiar el chino. No sólo porque tiene el amor por la cultura china, sino que descubre la oportunidad comercial de explorar el mercado turístico internacional en la vigorosa economía del país asiático.
Palabras clave:

Cruz es vicegerente del departamento de mercado de una famosa empresa de turismo en México. Saluda al reportero en el chino que acaba de aprender. Hace un mes, empezó a estudiar el chino. No sólo porque tiene el amor por la cultura china, sino que descubre la oportunidad comercial de explorar el mercado turístico internacional en la vigorosa economía del país asiático.

Hace 5 años, visitó China con una delegación, y desde entonces, le ha gustado la cultura china. Dijo que “el viaje a Beijing me impresionó. Quiero mucho la magnífica cultura de China.” A partir de ese momento, se ha arraigado en su corazón el interés por China. Hoy día, los productos chinos se han convertido en un elemento muy importante en su vida cotidiana.

En su tiempo de ocio, Cruz prefiere pasear por las calles e ir de compras. En la Ciudad de México, los “elementos chinos” se ven por todas partes en los últimos años. Cruz siempre está atraída por los productos chinos baratos y de buena calidad tanto en las ferias populares como en los grandes almacenes. Casi todos sus productos de uso diario son de China. Además, tomar el té chino y comer en los restaurantes chinos ha sido su forma regular de recompensa.

Pese a la distancia geográfica, por medio de diferentes canales, el pueblo mexicano se ha enterado de los logros obtenidos por China en el desarrollo económico, señaló Cruz. Actualmente, muchos comerciantes mexicanos toman en consideración los elementos chinos, porque China representa la esperanza y contiene las oportunidades comerciales ilimitadas. Según ella, muchas empresas mexicanas desean establecer contactos con las chinas, en búsqueda de más oportunidades de negocio.

La empresa de turismo donde trabaja Cruz ha elaborado un plan estratégico que enfoca principalmente en el mercado chino, y ha abierto una oficina en Shanghai, a fin de introducir los recursos turísticos de México a China. Gracias al mercado chino, la empresa se ha convertido en el proveedor de servicios de viaje con mayor influencia y mayor número de grupos turísticos en el país latinoamericano.

En México, hay mucho más gente como Cruz quien tiene el interés por China. Liu Xuedong, un chino residente en México por muchos años, indicó que en la última década, los sectores político, comercial y académico de México han trasladado su atención a China y han investigado y explorado las oportunidades. Hace 3 años, el gobierno mexicano creó el “grupo de trabajo para China”, considerando el país como su motor de crecimiento económico y “amortiguador” de la crisis financiera.

En la opinión de Enrique Dussel, director del Centro de Estudios China-México de la Universidad Nacional Autónoma de México, “la influencia de China es cada vez mayor y su papel es más importante. México ha colocado el desarrollo de las relaciones con China en un lugar muy prioritario.” Según informaciones, a fin de ampliar los intercambios económicos y comerciales entre ambos países, el gobierno mexicano aprobó el establecimiento del mayor centro de distribución de los productos chinos de América Latina en su ciudad suroriental de Cancún. México es también la primera nación latinoamericana en abrir el Instituto Confucio, y hasta ahora ya tiene 5 Institutos Confucio.


Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás

ColumnistasMás