Presidente Colombia anuncia diálogo de paz con FARC en octubre en Oslo
Presidente Colombia anuncia diálogo de paz con FARC en octubre en Oslo
Presidente Colombia anuncia diálogo de paz con FARC en octubre en Oslo
BOGOTA, 4 sep (Xinhua) -- El presidente Juan Manuel Santos anunció hoy que su gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciarán durante los primeros 15 días de octubre, en la capital de Noruega, Oslo, diálogos de paz tendientes a acabar con el conflicto armado de esta nación sudamericana.

Las conversaciones con las FARC "comenzarán en Oslo, la primera quincena de octubre, y luego continuarán en La Habana (capital de Cuba)", dijo Santos durante un discurso transmitido este martes por radio y televisión.

La futura instalación de una mesa de negociación es producto, precisó el mandatario, de un acuerdo firmado entre las partes y el cual establece, dónde se desarrollarán los diálogos, cuáles serán los temas a tratar y qué requisitos deben cumplirse para ello.

"Este acuerdo no es ya la paz ni se trata de un acuerdo final, se trata de una hoja de ruta que define con precisión los términos de discusión para llegar a ese acuerdo final", explicó el jefe de Estado desde la Casa de Nariño, sede del gobierno, en Bogotá.

Agregó que entre esos términos, a diferencia de otros procesos de diálogo anteriores, no habrá cese de operaciones militares contra la guerrilla en Colombia, pues los diálogos se desarrollarán en Cuba, con "acompañamiento" de otros países.

Santos indicó que entre las naciones que atestiguarán estos diálogos están Cuba y Noruega, que "segurián actuando como anfitriones y garantes", y Venezuela y Chile, que fungirán "como acompañantes" del proceso, que entra a la segunda de tres fases, la primera de las cuales se llevó a cabo en La Habana, previo al acuerdo de diálogo.

Las FARC es la organización guerrillera activa más antigua de América Latina y opera en varias regiones de Colombia desde su formación en 1964; desde noviembre pasado su líder es Rodrigo Londoño Echeverri, "Timochenko" o "Timoleón Jiménez".

Esta no será la primera vez que ocurran conversaciones entre el gobierno de Bogotá y las FARC fuera de Colombia. A comienzos de la década de los noventa, éstas se realizaron en Caracas (Venezuela) y en Tlaxcala (México).

Después, durante la administración del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) otros contactos entre ambas partes fueron avalados y acompañados por varios países de Europa e incluso de Estados Unidos, cuyos representantes participaron en los diálogos que se extendieron por casi cuatro años.

Otra de las diferencias de este proceso, resaltó este martes el jefe de Estado colombiano, es precisamente que "tendrá un tiempo ilimitado" y estará sujeto a la verificación del cumplimiento de lo acordado.

"Si no hay avances, sencillamente no seguimos", señaló Santos, un presidente surgido de las filas de la derecha colombiana.

Rodeado de sus ministros y de los altos mandos militares, Santos cifró en cinco los puntos que tiene la agenda a tratar con las FARC: desarrollo rural, garantías para el ejercicio de la oposición, fin del conflicto, narcotráfico y derechos de las víctimas.

"Todos estos puntos constituyen una formula integral para la terminación efectiva del conflicto y para avanzar en la construcción de una paz estable y duradera", concluyó el jefe de Estado, quien dijo que si los insurgentes asumen con la misma seriedad esta etapa del proceso, hay buenas perspectivas para el éxito de las conversaciones.