Presidente de Venezuela anuncia 100 mdb para víctimas de incendio
Presidente de Venezuela anuncia 100 mdb para víctimas de incendio
Presidente de Venezuela anuncia 100 mdb para víctimas de incendio
CARACAS, 28 ago (Xinhua) -- El presidente Hugo Chávez anunció hoy que su gobierno dispondrá de un fondo social por 100 millones de bolívares (23,2 millones de dólares) para los damnificados de la explosión e incendio ocurridos el sábado en la refinería de Amuay, en el noroeste de Venezuela.

El mandatario hizo el anuncio oficial en cadena de radio y televisión desde su despacho del Palacio de Miraflores, sede del Poder Ejecutivo, donde dijo que el fondo social de Petróleos de Venezuela (PDVSA) permitirá, además, asignar pensiones para los sobrevivientes y familiares de las víctimas del incendio.

Chávez presentó este martes un balance sobre las acciones para sofocar el incendio en tres tanques de gasolina.

El gobernante mostró las primeras imágenes y fotografías de los daños que afectaron al principal complejo de refinación del país, con las que celebró el final de la catástrofe, una de los más mortíferas de la industria petrolera internacional.

De acuerdo con datos oficiales, el siniestro dejó 41 muertos y 84 heridos graves con quemaduras de distintos grados.

La explosión destruyó más de 500 casas, numerosos vehículos, arrastró cercas y también dañó a un sinnúmero de viviendas en barrios cercanos.

Dos tanques de 260.000 barriles de nafta se incendiaron inicialmente el sábado, y por las altas temperaturas un tercero de igual capacidad se incendió el lunes, que finalmente fueron sofocados este martes, anunció el presidente Chávez.

El mandatario explicó que su gobierno dispuso de un fondo social por 100 millones de bolívares que será destinado para atender a las familias que quedaron sin viviendas y ayudar a los dueños cuyos negocios también fueron dañados.

Chávez realiza una campaña electoral en procura de su reelección, y dijo que los recursos serán administrados por la empresa gubernamental PDVSA y por la gobernación del estado Falcón (noroeste).

Durante la cadena de radio y televisión, la gobernadora de la entidad, Stella Lugo, informó de la entrega de 60 viviendas a los damnificados.

Antes, el ministro de Petróleo y Minería (Menpet), Rafael Ramírez, confirmó la extinción del incendio de los tres tanques, provocado por una explosión cuando mucha gente dormía, alrededor de la 01:15 horas del sábado, hora local (05:45 GMT).

La mayoría de los afectados son funcionarios militares de la Guardia Nacional (GN) que custodiaban las instalaciones y vivían con sus familiares en residencias dentro del complejo refinador.

El incendio se mantenía en dos tanques y debido a las altas temperaturas se incendió otro el lunes en la madrugada y, finalmente, los tres redondos recipientes en llamas fueron controlados este martes.

Desde el sábado, gigantescas columnas de humo podían verse a grandes distancias y, debido a las altas temperaturas, muchas familias de sectores adyacentes tuvieron que ser desalojadas.

Según el gobierno venezolano, la explosión fue provocada por la fuga de un tanque de almacenamiento de Gas Licuado de Petróleo.

El ministro Ramírez dijo hoy que el fuego fue extinguido por completo en el último de los tres tanques cerca de las 7:15 horas de la mañana (11:45 GMT). El gobierno venezolano informó este martes, por medio de un comunicado a través de los medios oficiales, que las llamas fueron extinguidas en los tres tanques identificados con los números 204, 202 y 203.

Los tres de depósitos pertenecen al bloque 23 de Amuay, que junto con las refinerías Bajo Grande y Cardón integran el Centro Refinador de Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo, en el estado Falcón, noroeste del país.

El CRP es el principal complejo que agrupa el 71 por ciento de refinación de Venezuela, con capacidad para procesar 956.000 barriles diarios de petróleo.

El canal oficial Venezolana de Televisión (VTV) transmitió imágenes que mostraban los daños dejados por el siniestro en uno de los gigantescos recipientes cilíndricos, al tiempo que difundía declaraciones de los trabajadores petroleros.