Última hora:  
Español>>América Latina

ALBA y Unasur cierran filas con Ecuador en crisis con Londres

Actualizado a las 20/08/2012 - 09:23
CARACAS, 19 ago (Xinhua) -- La crisis diplomática que se desató esta semana entre Ecuador y Reino Unido por el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, unió hoy a buena parte de los países de América Latina, en apoyo al presidente Rafael Correa.
Palabras clave:

CARACAS, 19 ago (Xinhua) -- La crisis diplomática que se desató esta semana entre Ecuador y Reino Unido por el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, unió hoy a buena parte de los países de América Latina, en apoyo al presidente Rafael Correa.

Este fin de semana, los cancilleres de los países que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) sesionaron en Guayaquil, Ecuador, para analizar el conflicto diplomático entre Londres y Quito, en el contexto de la concesión de asilo a Assange por parte de Correa.

Esto se suma al acuerdo de la Organización de Estados Americanos (OEA), el viernes, para celebrar una reunión extraordinaria de cancilleres de los 33 países del continente, el próximo 24 de agosto en Washington, para abordar la crisis Quito-Londres.

El sábado, los cancilleres de la ALBA -que agrupa a Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda- concluyeron una reunión extraordinaria en Guayaquil con un rechazo "a amenazas intimidatorias proferidas por voceros del gobierno de Reino Unido" y con un respaldo a Quito.

Los cancilleres de esos Estados de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe también refrendaron su apoyo -como hicieron a lo largo de la semana que concluye- a la decisión de Correa de otorgar "asilo diplomático" al fundador del portal WikiLeaks.

En su declaración de ocho puntos, condenaron "la posición de Reino Unido de pretender resolver de manera contraria al derecho internacional las controversias con las naciones del mundo, y particularmente de América Latina y el Caribe".

Además, en el punto 5, señalan que consideran "pertinente promover en la Organización de las Naciones Unidas un amplio debate acerca de la inviolabilidad de las instalaciones diplomáticas y el pleno respeto por parte de todos los Estados de los principios del derecho internacional".

De igual manera, advierten al gobierno inglés de "las graves consecuencias que se desencadenarían en todo el mundo, en caso de una agresión directa a la integridad territorial de la República de Ecuador en Londres", en alusión a la denuncia que hizo el miércoles el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, de que el gobierno británico "amenazó "con ingresar a la embajada de Quito para arrestar a Assange.

En otra reunión extraordinaria en Guayaquil, los cancilleres de los países adscritos a la Unasur -que agrupa a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guyana, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Perú, Suriname y Venezuela-, acordaron este domingo también dar su apoyo total al presidente Rafael Correa y a su decisión de otorgar asilo a Assange.

En una declaración de siete puntos, también manifestaron su solidaridad y respaldo al gobierno de Ecuador, "ante la amenaza de violación del local de su misión diplomática".

La declaración de Unasur también reitera el derecho soberano de los Estados a conceder asilo y "condena enérgicamente la amenaza del uso de la fuerza entre Estados", además de que reitera la vigencia de los principios del derecho internacional.

Además, reafirma "el principio fundamental de la inviolabilidad de los locales de las misiones diplomáticas y oficinas consulares y la obligación de los Estados receptores" a respetar las legaciones, en relación con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, y la Convención de Viena, de 1963, sobre Relaciones Consulares.

También hicieron hincapie en la vigencia de las instituciones de asilo y de refugio para proteger los derechos humanos de las personas que consideren que su vida o integridad se encuentra amenazada.

En otro punto de la declaración, la Unasur exhortó a Ecuador y a Reino Unido a continuar el diálogo y la negociación directa en apego al derecho internacional sobre el caso Assange, quien desde el 19 de junio pasado se encuentra refugiado en la embajada de Quito en Londres.

El jueves pasado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, concedió "asilo diplomático" a Assange, cuya extradición es solicitada por Suecia a Inglaterra, en el contexto de una investigación por la supuesta comisión de delitos sexuales.

Un día antes, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño aseguró que el gobierno británico amagó con ingresar a la embajada de Quito en Londres para arrestar a Assange. Aunque esta versión no ha sido desmentida por las autoridades inglesas, éstas sí advirtieron que no darán el salvoconducto al fundador de WikiLeaks para que viaje a Ecuador.

Julian Assange, un australiano de 41 años, sacudió el mundo en 2010 al publicar cientos de miles de cables con información de Estados Unidos reservada.

Assange teme que si es extraditado a Suecia, Estocolmo a su vez le envié a Estados Unidos donde enfrentaría cargos por espionaje y, eventualmente, sea condenado a muerte.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, dijo al concluir la reunión que durante las reuniones de la ALBA y de la Unasur se convocó a la OEA a sumar su respaldo a Ecuador y en rechazo a la posición británica de ingresar a la embajada ecuatoriana en Londres para detener a Assange, sin embargo ese punto no aparece en ninguna de las dos declaraciones finales de esos bloques regionales.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás