Última hora:  
Español>>América Latina

En fase decisiva el debate sobre la reforma tributaria en Chile

Actualizado a las 14/08/2012 - 08:46
SANTIAGO, 13 ago (Xinhua) -- Tras ser aprobado por los diputados el proyecto de ley que establece una reforma tributaria en Chile, senadores de oposición plantean que lo aprobarían sólo si el gobierno tiene la disposición de hacer cambios para mejorarlo.
Palabras clave:

SANTIAGO, 13 ago (Xinhua) -- Tras ser aprobado por los diputados el proyecto de ley que establece una reforma tributaria en Chile, senadores de oposición plantean que lo aprobarían sólo si el gobierno tiene la disposición de hacer cambios para mejorarlo.

Según el gobierno, el propósito de esta reforma tributaria es "darle buena educación y de calidad a cada uno de nuestros niños, y con especial énfasis a los que son más vulnerables", para lo cual se propone recolectar impuestos entre 700 y 1.000 millones de dólares cada año.

En esa línea, el presidente Sebastián Piñera ha solicitado al Congreso "que nos ayude a financiar, con la reforma tributaria, la educación que nuestros niños merecen y necesitan".

Sin embargo, el presidente del Senado, el socialista y opositor Camilo Escalona, advirtió que "Piñera nos llama a que nos apuremos en aprobar el proyecto y 48 horas después presenta un proyecto nuevo y se nos conmina a que no les neguemos la sal y el agua y a que aprobemos un proyecto que ni siquiera conocíamos en su redacción final".

Escalona sostuvo que "el gobierno tiene que meditar y ser capaz de rectificar. Así como está el proyecto, nosotros no podemos asumir la responsabilidad frente al país de respaldarlo, porque conlleva un factor que directamente incide en la efervescencia social y la confrontación con actores muy importantes de nuestra sociedad. Para la paz social, este es un mal proyecto".

Por su parte, el ex presidente y actual senador Eduardo Frei aseveró que "las medidas que se están aprobando hoy día favorecen a los altos ingresos, por eso pedimos hacer modificaciones. Si no hay voluntad del Ejecutivo, nosotros esperamos que haya voluntad para sacar un buen proyecto. Creo que el tema va a quedar para el próximo gobierno".

Frei puntualizó que "esperamos el martes para saber la posición del gobierno, para entonces dialogar entre nosotros para tomar una posición común, como la hemos tomado en otros proyectos. Siempre hay tiempo para negociar. Estamos a 13 de agosto y se vota el 28, o sea, hay espacio para negociar. Si hay voluntad del Ejecutivo, estamos dispuestos".

Por su parte, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) planteó que "La reforma tributaria ¿qué perseguía? Aumentar los impuestos para la recaudación para educación. Y acá recaudan poco. Peor es nada, pero que alguien explique por qué, junto con aumentar la recaudación para educación, hay que bajarle los impuestos a los que más tienen".

Los senadores opositores han presentado al menos dos proyectos de reforma tributaria, que podría recolectar cada año más de 10.000 millones de dólares, lo que resolvería los grandes y diversos problemas que presenta la educación en Chile, abarcando desde la educación básica a la universitaria. Estos proyectos no han sido tomando en cuenta por las autoridades.

Para dar más tiempo al debate en el Senado, el gobierno retiró la discusión inmediata que le había puesto al proyecto y dará 10 días para la discusión por cada rama del Congreso, aspirando que la iniciativa pueda ser despachada en la última semana de agosto.

Las expectativas de La Moneda apuntan a que el 28 de este mes se apruebe la reforma tributaria y que el presupuesto nacional de 2013 incluya esta reforma.

Por su lado, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ha estado dialogando con los parlamentarios oficialistas y de oposición para reforzar la idea de que a fines de agosto los cambios tributarios estén aprobados.

"El gobierno ha tenido un permanente diálogo tanto con los partidarios del gobierno como con la oposición. La simplificación del proyecto, sin perder su esencia, recoge en parte estas conversaciones", dijo Larraín.

Los principales puntos que son cuestionados por la oposición son la eliminación del párrafo sobre evasión y elusión -que estaba presente en el primer proyecto-, el incentivo tributario a las familias que inviertan en educación, y la inclusión de las grandes empresas entre los beneficiarios de la reducción del impuesto de timbre y estampilla.

El senador derechista Jovino Novoa dijo que el proyecto debe aprobarse tal como se votó en la Cámara de Diputados, sin modificaciones.

"No es aceptable que pretendan aprobar las alzas y rechazar las rebajas, porque éste es un proyecto que aumenta algunos impuestos y rebaja otros que benefician básicamente a las personas. Espero que si la oposición adopta esa decisión, en definitiva, el proyecto no se apruebe", indicó.

El movimiento estudiantil, que lleva más de un año protestando con periódicas marchas masivas, exige una reforma educacional, que incluya el fin del lucro, la ampliación de la enseñanza pública y de mejor calidad.

El líder del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, dijo que "el actual proyecto sólo beneficia a los que más ganan en Chile y se olvida de los más pobres".

Todo indica que los senadores opositores apoyarían esta reforma tributaria si el gobierno rectifica algunos puntos de la iniciativa, de lo contrario sería desaprobada, constituyendo una derrota política para el gobierno, que lleva meses proclamando su compromiso de aumentar el presupuesto para la educación para elevar su calidad y alcance a favor de las familias más necesitadas.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista con actriz y cantante argentina Susana Rinaldi

EnfoqueMás