Última hora:  
Español>>América Latina

Bajo la lluvia los estudiantes chilenos realizan accidentada marcha

Actualizado a las 29/06/2012 - 16:24
SANTIAGO, 28 jun (Xinhua) -- Una nueva jornada de protestas estudiantiles se vivió hoy en Chile, teniendo nuevamente a las calles de la capital, Santiago, como escenario del descontento social y de disturbios entre manifestantes y fuerzas policiales.
Palabras clave:

SANTIAGO, 28 jun (Xinhua) -- Una nueva jornada de protestas estudiantiles se vivió hoy en Chile, teniendo nuevamente a las calles de la capital, Santiago, como escenario del descontento social y de disturbios entre manifestantes y fuerzas policiales.

Tras un año de movilizaciones, el movimiento estudiantil chileno dista mucho de perder fuerza luego de reunir a cerca de 150 mil personas que demandan una reforma a la educación y terminar con el endeudamiento que viven las familias para financiar la formación de sus hijos.

Pero la jornada de esta ocasión tuvo la singularidad de llevarse a cabo en medio de la lluvia que caía sobre Santiago, lo que no desmotivó a los estudiantes secundarios, universitarios, organizaciones sociales y sindicales que se sumaron al acto.

La otra particularidad fue lo largo del recorrido, unos 5 kilómetros atravesando la principal avenida de la ciudad Alameda Bernardo O´higgins, para luego doblar algunas cuadras al sur hasta Avenida Blanco Encalada.

Este extenso recorrido fue lo que detonó incidentes en el camino. Si antes era normal que las marchas terminaran en disturbios, esta vez apenas la gran multitud avanzara unas cuadras se produjo un primer incidente con las Fuerzas Especiales de la policía de Carabineros.

Más adelante en la marcha se produjeron otros confusos incidentes que fueron dividiendo a la multitud, provocando que no todos pudieran avanzar hasta el punto de reunión donde se había levantado un escenario.

La acción de algunos grupos radicales que destruyeron tiendas comerciales y levantaron barricadas tampoco ayudó a que la marcha se reincorporara.

De acuerdo a Daniela López, presidenta de la Universidad Central, una de las principales dirigentes de los centros de estudios privados que también se han adherido a las manifestaciones, "Carabineros fue muy evidente de que querían cortar la marcha ante la gran convocatoria que se logró", indicó

"Fuimos testigos de como en al menos cinco puntos Carabineros reprimió sin justificación", agregó López, tras llegar a último minuto al acto final, que debió durar menos de lo esperado debido a que se producían incidentes en las inmediaciones.

Mientras algunos artistas nacionales lograron presentarse, también lo hicieron representantes de sindicatos que acudieron a apoyar el movimiento estudiantil, incluso alcanzó a presentarse Emilio Cornaglia, presidente de la Federación Universitaria Argentina, con un saludo de los estudiantes del país vecino.

Poco después del acto debió darse por terminado por los incidentes y al verse rodeados de efectivos policiales, que utilizando carros lanza aguas y gases lacrimógenos dispersaban a la gente, mientras los grupos radicales se dedicaban a lanzarse objetos contundentes.

Los incidentes produjeron 250 detenidos y los manifestantes se esparcieron por las calles del centro de la ciudad, además de daños a la propiedad pública.

Aunque este no fue el fin de las actividades. Los dirigentes secundarios y universitarios se dirigieron un par de horas después hasta el Palacio de Gobierno de La Moneda, para dejar una carta con los principales puntos de sus demandas, dirigida al presidente Sebastián Piñera.

"Queremos venir a demostrar que el movimiento estudiantil es propositivo", aseguró el dirigente Gabriel Boric, presidente de la Federación de Estudiantes de Chile.

"Lo que queremos es una educación pública, de calidad y gratuita, de manera que sea igual para todos, que no dependa del dinero que tenemos en nuestros bolsillos para poder educarnos", aseguró Boric.

Las propuestas incluían el fin al lucro en todos los niveles de enseñanza, vale decir que las organizaciones dejen de hacer negocios con la educación y esta se convierta en un bien público.

Se pide también el fin del sistema municipal de educación escolar, donde los gobiernos locales se hacen cargo de los colegios estatales, pero, en tercer lugar, demandan que sea la comunidad la que se haga cargo de la administración de estos establecimientos.

"Lo que pedimos es la democratización de nuestras comunidades educacionales", agregó Noam Titelman, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica.

También mencionó el fortalecimiento de toda la educación pública, como el principal espacio de entendimiento social y así poner fin a la segregación que se vive en Chile.

Titelman criticó a su vez la necesidad de dar mayores apoyos a los estudiantes de menos recursos, especialmente las becas de alimentación y mantención.

Tras dejar la carta al presidente Piñera, los dirigentes acudieron al edificio del Congreso en Santiago, donde también dejaron una copia de la carta para las directivas de ambas Cámaras, pero se negaron a reunirse con el presidente del Senado, Camilo Escalona.

Escalona acudió de todos modos a recibir a los dirigentes, desatándose un momento incómodo, cuando los dirigentes los interpelaron.

"Lo que queremos los estudiantes no es que los senadores o diputados nos representen, lo que queremos es que no legislen a espaldas de la gente, hoy día no necesitamos interlocutores con el gobierno", aseguró Boric.

"No sé si se conoce la situación de los liceos públicos, si alguna vez lo ha visitado, pero sus condiciones son paupérrimos", aseguró Elisa González, dirigente de los secundarios,

Por su parte, el gobierno criticó a los dirigentes y a la violencia desatada. Cecilia Pérez, intendenta de la Región Metropolitana, hizo un llamado a los dirigentes a asumir su responsabilidad.

El ministro de Educación, Harald Beyer, por su parte, reiteró que ya se han enviado proyectos de ley al Congreso respondiendo a la demanda de los estudiantes, y que es en el parlamento donde deben discutirse y efectuarse el diálogo.

"Lo que tenemos que hacer es lograr grandes acuerdos en la educación, porque sin grandes acuerdos no vamos a tener cambios importantes en la educación", dijo Beyer.

Ya culminando el día, el alcalde de Santiago Pablo Zalaquet, pidió al gobierno prohibir estas marchas durante los días de semana, pero como respuesta los dirigentes estudiantiles ya anunciaron nuevas jornadas de protestas.

PTVMás

Invertir en Chile--Entrevista con Matías Mori, vicepresidente Ejecutivo Comité de Inversiones Extranjeras de Chile

EnfoqueMás

ColumnistasMás