Última hora:  
Español>>América Latina

ANALISIS: ¿Quién será el último que ríe en las elecciones generales de México?

Actualizado a las 28/06/2012 - 16:31
MEXICO, 28 jun (Xinhua) –- México, el segundo mayor país de América Latina -después de Brasil-, celebrará elecciones generales el 1 de julio.
Palabras clave:

Por el corresponsal Pan Guojun

MEXICO, 28 jun (Xinhua) –- México, el segundo mayor país de América Latina -después de Brasil-, celebrará elecciones generales el 1 de julio.

De los cuatro aspirantes presidenciales, el candidato de la alianza Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Enrique Peña Nieto, encabeza los diversos sondeos de opinión. Si no ocurre algo extraordinario, Peña Nieto ganará, sin duda, las elecciones.

El PRI gobernó durante 71 años y perdió el mandato en el año 2000 por los escándalos de corrupción y excesos burocráticos. Peña Nieto, quien tiene 45 años de edad, es el líder de los militantes jóvenes del PRI y logró destacados éxitos durante sus seis años de mandato como gobernador en el estado de México.

Ha ganado la admiración de mucha gente con su programa electoral caracterizado por "el cambio", y por su aspecto juvenil y elegante.

Durante cinco años y medio de la administración del presidente Felipe Calderón, la economía no pudo reponerse de un descalabro provocado por la crisis financiera internacional.

Aunque Calderón ha logrado algunos éxitos en la lucha sin precedentes contra el narcotráfico, ha sido duramente criticado por diferentes círculos sociales debido a la muerte de 60.000 personas en las demenciales represalias de las bandas de narcotraficantes y la terrible violencia que impera en el país.

Mucha gente considera que con los conceptos de cambio a gran escala de Peña Nieto, tal vez el país podría librarse de la actual parálisis económico-social.

Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento Progresista conformado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, se consolidó al final de la campaña electoral en el segundo puesto en las diferentes encuestas de opinión, y es el líder de la izquierda mexicana.

En las elecciones celebradas hace seis años compitió, apoyado por sus destacados éxitos en el gobierno del Distrito Federal, con el presidente Felipe Calderón y perdió por una mínima diferencia de 0,58 por ciento de los votos.

En la actual campaña electoral ha lanzado consignas de "justicia, igualdad y paz social". Según analistas locales, el programa electoral de López Obrador "es más de lo mismo", pero con un "nuevo empaque". La clase media y el sector empresarial no tienen interés en él, pero cuenta con el apoyo de la capa social pobre.

La candidata del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, trabajó como secretaria de Educación y dejó una buena impresión en la gente con su estilo elegante.

Sin embargo, muchos comentaristas, entre ellos los de su mismo partido, han señalado que aunque la consigna electoral de "Josefina diferente" se escucha atractiva, su programa electoral no tiene cambios sustantivos, pese a que ha lanzado medidas concretas para emprender reformas en los sectores político, económico y social del país.

De acuerdo con otros analistas, la discrepancia interna del PAN ha azotado gravemente la campaña electoral de Josefina. El ex presidente Vicente Fox, un veterano del PAN, incluso ha llamado de forma abierta a votar por el candidato presidencial con mayores posibilidades de triunfo (Peña Nieto).

El candidato presidencial de Nueva Alianza, un pequeño partido, Gabriel Quadri de la Torre, obtuvo un apoyo no mayor a 5 por ciento en las encuestas, y sólo será un acompañante en las elecciones.

Según el famoso analista de temas latinoamericanos, Andrés Openheimer, en el elenco electoral de Peña Nieto figuran muchos economistas ortodoxos; así se ha manifestado la resolución de realizar cambios en la economía durante su mandato.

No obstante, la gente aún debe esperar si Peña Nieto cumple sus compromisos de cambio en los sectores de Salud Pública, Trabajo, Educación, Hacienda, Energía y Seguridad Social.

El mayor desafío posible puede venir desde el interior del PRI. La difícil tarea de eliminar el soborno y la corrupción de esta fuerza política, y establecer un gobierno justo y eficiente, pondrá a prueba la sabiduría y coraje de Peña Nieto.

En opinión de analistas locales, en estas elecciones no saldrá ningún ganador ni un perdedor absoluto; tal vez Peña Nieto pueda ganar la Presidencia, aunque con una mayoría relativa.

Al igual que Calderón, Peña Nieto puede dirigir un "gobierno débil" frente al Congreso. Si los planes y proyectos de su administración no logran la aprobación de los legisladores, y su estrategia no puede hacerse realidad en el país, aparecerá de nuevo un ambiente de desesperanza y tristeza, y la gente no tendrá en quién depositar su confianza.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Invertir en Chile--Entrevista con Matías Mori, vicepresidente Ejecutivo Comité de Inversiones Extranjeras de Chile

EnfoqueMás

ColumnistasMás