Última hora:  
Español>>América Latina

Gobierno chileno envía al Congreso ajuste al salario mínimo

Actualizado a las 20/06/2012 - 09:26
SANTIAGO, 19 jun (Xinhua) -- El gobierno de Chile envió hoy al parlamento el proyecto de ley sobre el salario mínimo, que propone un incremento del 5 por ciento, con lo que esta percepción pasaría de los actuales 182.000 pesos chilenos (unos 320 dólares actuales) a 191.000 (unos 380 dólares).
Palabras clave:

SANTIAGO, 19 jun (Xinhua) -- El gobierno de Chile envió hoy al parlamento el proyecto de ley sobre el salario mínimo, que propone un incremento del 5 por ciento, con lo que esta percepción pasaría de los actuales 182.000 pesos chilenos (unos 320 dólares actuales) a 191.000 (unos 380 dólares).

Sin embargo, la propuesta gubernamental de incremento al salario mínimo fue rechazada por la oposición y los sindicatos.

La cifra, que por ley es revisada cada año, es muy inferior a la solicitud hecha por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y parlamentarios opositores, que exigían un salario de 250.000 pesos (casi 500 dólares).

El gobierno buscará consensuar la mejor cifra posible, pero con "responsabilidad y seriedad", según afirmó la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, quien oficializará esta propuesta, la que debe ser aprobada en el Congreso antes de fin de mes.

En Chile el salario mínimo es conocido como Ingreso Mínimo Mensual y por lo general se modifica cada primero de julio y tiene una vigencia de un año.

En una carta reciente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), dirigida al presidente Sebastián Piñera, se le solicitaba un aumento al salario mínimo y se preguntaba por qué no era posible el aumento del salario, cuando la economía chilena crece entre 4 y 5 por ciento y el costo de la vida es más alto cada día.

"Queremos 250.000 pesos de salario y dígannos por qué no es posible. Dígale al ministro Pablo Longueira o el ministro Felipe Larraín, por qué él gana tres millones de pesos (unos 6.000 dólares) y cuatro millones o cinco millones y los trabajadores no pueden ganar 250.000", indica la CUT en la carta.

"Díganle a los parlamentarios por qué ellos se aumentaron dos millones de pesos (unos 4.000 dólares) y los trabajadores no pueden tener un aumento de 250.000", agrega el documento.

El proyecto enviado por el Ejecutivo tendría dificultades en el parlamento porque los partidos Por la Democracia (PPD) y la Democracia Cristiana (DC) anunciaron que votarán en contra de la propuesta oficial, a la que calificaron como "insuficiente y desligada de la realidad", y no se descarta que otras organizaciones opositoras adopten igual actitud.

"Este gobierno no traspasa los frutos del crecimiento económico a los trabajadores de menor calificación laboral y a quienes más lo necesitan", dijo la jefa de la bancada DC, Carolina Goic.

Destacó que el reajuste del 5 por ciento del sueldo mínimo no considera los aumentos reales, ya que la inflación para las familias que viven con este salario es de un 10 por ciento.

"Se van a encontrar con un portazo en la Comisión de Hacienda, con un categórico rechazo", agregó el diputado de la DC, Pablo Lorenzini.

Pero no sólo la oposición se opone al proyecto de ley, sino también el partido oficialista Renovación Nacional, cuyo secretario general, Mario Desbordes, dijo que "no está de acuerdo y no vamos a votar a favor de un proyecto que sea de menos de 200.000 pesos mensuales (unos 400 dólares).

"Creemos que 200.000 pesos es una cifra que sigue siendo pequeña, pero que es concordante con el incentivo al empleo, la inversión y con cuidar al que da el empleo, que es el empresario", agregó Desbordes.

En tanto, el presidente de la empresarial Sociedad de Fomento Fabril (Sofoca), Andrés Concha, y el de la Sociedad Nacional de Agricultura, Patricio Crespo, plantearon que no sería adecuado elevar el salario mínimo a 250.000 pesos porque "perjudicaría a los pequeños empresarios, quienes se verían impedidos de contratar nueva fuerza laboral".

Además, expresaron que al aprobarse una iniciativa de este tipo, a los profesionales jóvenes les podría resultar difícil encontrar trabajo.

El economista e investigador Marco Kremerman también cuestionó el proyecto oficialista sobre salario mínimo e indicó que, en su actual grado de desarrollo, Chile debe abogar no sólo por mantener los empleos sino que también abogar por la calidad de los mismos y en tal medida es indispensable "pensar en los salarios".

"Los salarios permiten que las personas puedan salir de la pobreza, y tenemos que romper con la tesis de que cualquier empleo es mejor que nada; las autoridades lo han mencionado recurrentemente, y esa tesis de ninguna manera nos va a llevar al desarrollo", dijo Kremerman.

"No puede ser que un país que en dos o tres años más va a tener 20.000 dólares de PIB per cápita ajustado al poder de compra, según el Fondo Monetario Internacional, tenga una cantidad de trabajadores pobres tan grande y siga con esa tesis", añadió.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Invertir en Chile--Entrevista con Matías Mori, vicepresidente Ejecutivo Comité de Inversiones Extranjeras de Chile

EnfoqueMás

ColumnistasMás