Actualizado a las 2007:12:24.08:41

Especial de fin de año: Ecuador registra desaceleración económica

Ecuador cierra 2007 con un "frenazo económico" pues registró un crecimiento menor al del año pasado en medio de un estancamiento petrolero y un aumento del gasto público.

Los analistas describen un panorama económico poco alentador para el futuro económico y financiero del país debido a la política económica del presidente socialista Rafael Correa".

El experto económico Vicente Albornoz dijo a la agencia Xinhua, que para revertir los síntomas de la desaceleración es necesario que el gobierno se abstenga de maltratar la inversión foránea.

El analista, director ejecutivo de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), afirmó que indicadores evidencian incertidumbre, creciente desconfianza y riesgo para la economía ecuatoriana.

Ecuador cierra 2007 con un crecimiento de 3 por ciento, que es menor al de 4,9 por ciento de 2006 y muy inferior a la expansión de los países vecinos.

El gobierno de Correa, que cumplirá un año de gestión el 15 de febrero, considera positivo la expansión de tres por ciento, al tiempo que mejoró la recaudación fiscal y amplió el gasto social.

El presidente Correa afirmó que "nadie está contra el comercio internacional (pero) sí contra el bobo aperturismo" en referencia a que no buscará un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

"No tengo nada contra la inversión extranjera, pero tampoco vamos a hincarnos ante ella", afirmó Correa, quien es economista de profesión.

Correa dijo que no le gustaba la dolarización (uso del dólar como monedanacional) adoptada en 2000 pero aseguró que la mantendrá en sus cuatro años de gobierno pues ayuda al control de la inflación, que se ubicará entre 2,6 y 3,5 por ciento.

También ha censurado la alta dependencia nacional de las exportaciones de hidrocarburos por lo que dijo buscará "prepararnos para una economía pospetrolera".
El petróleo representa alrededor del 55 por ciento del total de las exportaciones del país y su venta financia el 30 por ciento del presupuesto fiscal.

La auditora internacional Deloitte dijo en un informe que el 79 por ciento de los empresarios no confía en el entorno socioeconómico del país.

Según expertos, los principales factores de la desaceleración económica son la caída de la producción petrolera, que mermó las exportaciones, el déficit comercial, la menor inversión extranjera y una contracción del sector de la construcción.

El analista, Abelardo Pachano aseguró a que el sistema financiero refleja los resultados de una política fiscal "inestable e inconsistente".

Los depósitos bancarios crecieron el año pasado 22 por ciento a 10.000 millones de dólares y en lo que va del año se estancaron. Los bancos congelaron créditos y varios proyectos de inversión extranjera se paralizaron.

La empresa panameña petrolera Drillfor sacó del país el 80 por ciento de sus equipos y busca nuevos mercados debido a la incertidumbre de las políticas económicas y falta de reglas claras para la inversión.

El experto Gustavo Arteta advirtió que el aumento del gasto público arriesga la estabilidad pues debilita las finanzas públicas. Con el dólar como moneda desde 2000, era para que Ecuador hubiera crecido a mayor ritmo sin inflación, apuntó.

El gobernante no ha descartado una moratoria de la deuda externa de 16.850 millones de dólares si las condiciones lo demandan pues afirmó que privilegiará antes el desarrollo social y económico, así como los programas de educación y salud.

Correa aumentó el gasto público con el incremento de diversos bonos, como el de la vivienda, al tiempo que creó otros como el agrícola de 10 dólares, otro para panificadores y microcréditos baratos de 5.000 dólares.

El presupuesto estatal para 2008 prevé subsidios y bonos por 4. 000 millones de dólares.
Los altos precios del petróleo y los envíos de dinero de los emigrantes por 3.000 millones de dólares anuales son el sostén de la economía.

Otras salidas de dinero del gobierno son los subsidios a los combustibles por 2.900 millones de dólares anuales y las tarifas eléctricas por 250 millones de dólares.
El economista Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, consideró que el gasto público es insostenible. Afirmó que las políticas económicas de gobierno son peligrosas pues no fomentan la competitividad ni la inversión para crear empleo.

En medio de esta generosa política estatal, los empresarios no entienden hacia dónde va la economía y, peor aún, se sienten marginados ante el socialismo que Correa impulsará con su mayoría en la asamblea constituyente.

El director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), Roberto Aspiazu, consideró incierto y preocupante el panorama económico.

"Hay sectores que comienzan a resentir la falta de confianza; proyectos de inversión están paralizados, y las expectativas de crecimiento en sectores como la industria y la construcción se han reducido a menos de la mitad", apuntó.

El presidente Correa dijo estar dispuesto a dialogar. "Nos sentaremos con los banqueros a conversar, pero no a decir si bajan o no las tasas de interés, sino cómo las van a bajar; nos sentaremos a conversar con los empresarios, pero no para ver si termina o no la explotación o tercerización, sino para acabar con esa sinvergüencería con la que han explotado al trabajador ecuatoriano", puntualizó.

Los sorpresivos anuncios del presidente Correa tienen nerviosos a los sectores productivos, las transnacionales, el sector bancario y las empresas que en los últimos años jugaron un papel preponderante y decisivo en la economía.

El 4 de octubre, el gobierno disminuyó de 50 a 1 por ciento la participación de las transnacionales petroleras y aumentó la propia de 50 a 99 por ciento en la repartición de las ganancias por los altos precios del petróleo.(Xinhua)
24/12/2007

Noticias relacionadas
·20 personas murieron en un accidente de tráfico en Bolivia
 Más  
Noticias de PCCh