Actualizado a las 2007:10:26.14:36

Un plato especial: langostinos al té verde

Ingredientes:
Medio kilo de langostinos

una cucharada de vino

una pizca de sal

un poco de azúcar

media cucharada de harina de maíz remojada

una pizca de sazonador chino y glutamato monosódico ( si no lo encuentra, puede sustituirlo por caldo de pollo)

unas gotas de esencia de jengibre y una cucharada de aceite vegetal

Preparación:

1. Limpiamos los langostinos, los pelamos y los volvemos a lavar. Luego, los ponemos a escurrir. En un recipiente, mezclamos los langostinos con la sal, el vino y la harina de maíz. Revolvemos la mezcla mientras le incorporamos un poco de aceite.

2. Ponemos el té en un vaso de cristal, le agregamos agua hirviente y lo dejemos reposar, para utilizarlo más tarde. Calentamos un poco el aceite vegetal en una wolk o sartén sobre el fuego, cuya llama no deberá ser muy alta. Cuando el aceite esté semicaliente, vertemos los langostinos y los salteamos, separándolos y volteándolos hasta que queden cocidos.

3. Echamos en esta wolk la esencia de jengibre, la sal, el azúcar, el glutamato monosódico o el caldo de pollo, y el resto del vino. Removemos la mezcla con una paleta mientras añadimos la infusión y lo salteamos un poco más. Está listo para servir.

Notas:

El té verde se bebe en China desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias.

Dentro de la medicina tradicional china, el té se utiliza para aliviar el dolor de cabeza, eliminar las toxinas y prolongar la juventud.

Según estudios realizados en el siglo XX, el té verde contiene polifenoles, que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antibacterianas. El té verde también ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y del hígado.(CRI)
26/10/2007

Noticias relacionadas
·Hu Jintao celebra el lanzamiento con éxito del Chang'e I
 Más  
Noticias de PCCh