Última hora:  
Español>>Deportes

LONDRES 2012: De los juegos de la austeridad a los juegos de la crisis

Actualizado a las 24/07/2012 - 16:21
LONDRES, 23 jul (Xinhua) -- Los Juegos Olímpicos llegaron a Londres en aquel verano sombrío de 1948, y fueron tan bienvenidos como una quemadura de sol en el cielo nublado de la capital británica.
Palabras clave:

Por Raúl Vilchis

LONDRES, 23 jul (Xinhua) -- Los Juegos Olímpicos llegaron a Londres en aquel verano sombrío de 1948, y fueron tan bienvenidos como una quemadura de sol en el cielo nublado de la capital británica.

"Nuestro país no será capaz de manejar los Juegos: tomará mucho tiempo para la reconstrucción de Londres" (después de la Segunda Guerra Mundial), vaticinó un periodista deportivo inglés, según el libro "Los Juegos Olímpicos de la austeridad", del escritor Janie Hampton.

"Inglaterra estaría alegre y satisfecho de celebrar los Juegos por segunda vez", añadió la prensa cuando se planeaba apenas el retorno de los Juegos Olímpicos tras un paréntesis de 12 años.

Londres, que en 1908 fue por primera ocasión sede de la justa cuatrianual, tras la imposibilidad de Roma a la que se le había asignado la sede, celebró con éxito los Juegos de 1948, a pesar de no contar con estadios nuevos, ni grandes infraestructuras.

Es casi imposible comparar ese lugar gris de Londres de hace 64 años con el de hoy: reconstruido totalmente, con una vibrante mezcla entre tradición e innovación, un centro de las finanzas globales y un imán para los inmigrantes de todas partes.

Este hecho se refleja en que el 35 por ciento de los 8 millones de habitantes de la capital británica nacieron en otros lugares del mundo.

Aún así, Londres vuelve a albergar unos Juegos Olímpicos en tiempos de crisis, esta vez económica, cuando se vive una dura recesión tanto en Europa como en todo el mundo.

Se puede comprobar en sus cifras: cuando los organizadores hablaban de una previsión inicial de 2.400 millones de libras esterlinas, Londres 2012 costará por lo menos 11.000 millones de libras (17.071 millones de dólares) reveló recientemente el gobierno británico, cinco veces más de lo que se había previsto en un principio.

La explicación, dijeron, es que la falta de inversiones privadas por la crisis que atraviesa Europa obligó a triplicar la inversión pública, lo que ha hecho que "el efecto Juegos" afecte sobre todo al contribuyente, mientras que los patrocinadores tendrán exenciones fiscales.

A pesar de ello, las autoridades se mantienen optimistas, sin olvidar el fiasco de la empresa de seguridad G4S, que se declaró incapaz de garantizar hace una semana los 10.500 elementos de seguridad prometidos y el ejército tuvo que entrar al relevo.

"Precisamente por encontrarnos en tiempos duros, tenemos que sacar el máximo partido de estos juegos para impulsar el empleo y el crecimiento de la economía", dijo recientemente el primer ministro británico David Cameron.

Según un informe de Lloyds Bank publicado hoy en la prensa británica, los analistas mantienen la línea optimista de Cameron, pues se calcula que la justa deportiva dejará ganancias de alrededor de 16.500 millones de libras (25.607 millones de dólares) por la organización de los Juegos.

Para lograr este objetivo, el turismo jugará un papel fundamental, al esperarse a un millón de aficionados de visita en Londres .

A cuatro días de comenzar los Juegos Olímpicos, la capital británica -que significó en 1948 un nuevo comienzo para la Europa de la posguerra- se prepara de nuevo para albergar la gran fiesta deportiva que tal vez podría significar un nuevo comienzo para la Europa de la poscrisis.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás