Última hora:  
Español>>Sociedad

Cinco mapuches levantan huelga de hambre en Chile tras 23 días

Actualizado a las 24/10/2012 - 10:33
Cinco comuneros mapuches que mantenían una huelga de hambre desde hace 23 días en la ciudad chilena de Temuco (sur) aceptaron este martes levantar el ayuno tras lograr mejoras en condiciones en que cumplen condenas de prisión, dijo la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries.
Palabras clave:

Cinco comuneros mapuches que mantenían una huelga de hambre desde hace 23 días en la ciudad chilena de Temuco (sur) aceptaron este martes levantar el ayuno tras lograr mejoras en condiciones en que cumplen condenas de prisión, dijo la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries.

La funcionaria recordó, sin embargo, que en la cárcel de Angol (sur) otros cuatro mapuches cumplieron este martes 58 días en huelga de hambre, y dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados desde el lunes por la grave condición de salud que presentan.

Fries explicó, en un comunicado, que el instituto y los jóvenes llegaron a un acuerdo con el Ministerio de Justicia y con Gendarmería de Chile para que los cinco sean trasladados a Angol, donde los otros cuatro mapuches están en huelga de hambre.

"Estos (5) jóvenes van a recuperar su estado físico y anímico y los van a trasladar a (la cárcel de) Angol (sur), que es lo que ellos querían", dijo Fries, mediadora en el conflicto entre el Estado chileno y los comuneros mapuches que reclaman sus tierras ancestrales.

Los cinco jóvenes estaban internados en un hospital de Temuco debido al deterioro de salud tras la huelga de hambre que habían realizado durante 23 días y la "seca (dejaron de tomar líquidos)", que emprendieron hace seis para radicalizar su protesta.

La preocupación de las organizaciones humanitarias se trasladó al otro grupo de cuatro mapuches presos en Argol, que cumplieron 58 días en huelga de hambre.

Los comuneros indígenas han sostenido el extenso ayuno en protesta por el juicio que los condenó a diez años de prisión por su presunta participación en un ataque a policías, cargo que niegan los activistas de la causa mapuche, la principal etnia en Chile.

Fries sostuvo también que los cinco comuneros que aceptaron levantar el ayuno serán reubicados antes del jueves al penal de Argol, para estar cerca de sus familias.

"Ellos requerirían trato especial en virtud del Convenio 169 (de la Organización Internacional del Trabajo, OIT) que establece que con las comunidades indígenas hay que usar los medios menos lesivos cuando se trata de penas, y en este caso creemos que el que estén en Angol facilita que sus familiares estén cerca", indicó Fries.

Los jóvenes mapuches que aceptaron levantar el ayuno son Leonardo Quijón Pereira, Luis Marileo, Cristian Levinao, Fernando Millacheo y Guido Bahamondes.

En Angol, refirió el INDH, dos de los cuatro comuneros mapuches que este martes cumplieron 58 días de huelga de hambre, incluyendo seis jornadas sin beber líquidos, Paulino Levipán Coyán y Eric Montoya, fueron trasladados en la noche del lunes de la cárcel al hospital local por presentar vómitos, mareos y taquicardias.

Los dos, junto con Daniel Levinao y Rodrigo Montoya, y sus otros cuatro compañeros de Temuco exigen un nuevo juicio y la devolución de territorios mapuches.

Al respecto, el diputado chileno Enrique Accorsi calificó este martes de insensible al gobierno de Sebastián Piñera (derecha) por negarse a negociar con los ayunantes.

"Es preocupante la situación que se vive en la región de la Araucanía, me parece impactante que las autoridades tomen con tanta frialdad lo que viven los mapuches que están poniendo en riesgo sus vidas con esta huelga de hambre y seca", dijo Accorsi.

"Desde La Moneda (casa de gobierno) no pueden negarse a conversar con los huelguistas, esta tozudez de la autoridad es la que agita los ánimos en una región azotada por la violencia", indicó el legislador del Partido por la Democracia.

Planteó que el arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal chilena, monseñor Ricardo Ezzati, se transforme en mediador en el conflicto entre el Estado chileno y las comunidades mapuches, en la región sureña de la Araucanía.

"Es necesario que monseñor Ezzati se haga parte de esta problemática, recordemos que su intervención fue vital para llegar a buen puerto y evitar una tragedia cuando los comuneros mapuches llevaban más de 80 días de huelga (en 2011)", dijo el diputado.

La mayor etnia originaria del país, con una población de al menos 800.00 personas, reclama contra la aplicación de la polémica Ley Antiterrorista, ante los actos de reivindicación histórica del pueblo mapuche.

La ejecución de la normativa para aplacar el conflicto con los indígenas ha sido rechazada por organizaciones humanitarias y por los observadores de Naciones Unidas para pueblos indígenas, el mexicano Rodolfo Stavenhagen y el estadounidense James Anaya, que han visitado la zona en distintos momentos desde la década de 1990.

Noticias relacionadas:

PTVMás

Entrevista a Gonzalo Gutiérrez Reinel, Embajador de Perú en China

EnfoqueMás

ColumnistasMás