Última hora:  
Español>>Sociedad

Campaña contra los taxis ilegales en Shanghai

Actualizado a las 31/07/2012 - 16:59
Una brigada de investigadores secretos han comenzado una campaña contra los taxis ilegales en Shanghai, según un funcionario de transporte de alto rango del municipio.
Palabras clave:Shanghai,taxis ilegales
Campaña contra los taxis ilegales en Shanghai


Shanghai, 31/07/2012(El Pueblo en Línea)-Una brigada de investigadores secretos han comenzado una campaña contra los taxis ilegales en Shanghai, según un funcionario de transporte de alto rango del municipio.

El equipo facilitará la obtención de pruebas para identificar a los taxis ilegales y ayudar a acabar con la proliferación de estos medios de transporte, dijo Yang Xiaoxi, subdirector del Transporte Municipal y Autoridad Portuaria de Shanghai.

La brigada utilizará la experiencia de Hong Kong, dijo, lo que significa que los agentes del orden reunirán pruebas haciéndose pasar por pasajeros después de recibir avisos de residentes.

Se les pedirá a los agentes unos requisitos para llevar a cabo la operación, dijo. "Por ejemplo, las fuerzas del orden deberán ir en parejas, y grabar audios y videos".

Yang subrayó que va a prohibir la práctica de la trampa ya que el gobierno lo dictó en una ley de 2010, prohibiendo el engaño, la inducción y la coacción como medios para reunir pruebas sobre la existencia de taxis sin licencia.

Zhang Hui, residente del distrito Minhang de Shanghai, fue identificado como conductor de taxi ilegal y recibió una multa de 10.000 yuanes (1,570 dólares) cuando subió a su coche a un hombre que decía sufrir de dolor de estómago y lo trasladó a un hospital en septiembre de 2009.

Por la falta de una base jurídica para sentenciar esa multa, Zhang presentó una demanda, en la que declaró que el método de obtención de pruebas en ese caso fue ilícito.

Sum Zhongjie, de la provincia de Henan, se cortó el dedo meñique de la mano izquierda en octubre de 2009 para protestar por una supuesta trampa después de que se le acusara de estar involucrado en el negocio de los taxis sin licencia en Pudong.

El conductor insistió en que el agente de la ley, que se hacía pasar por pasajero, se metió en el coche sin el permiso de Sun, y sin preguntar por el precio.

"Tenemos miedo de que nos tiendan esa trampa", dijo Cao Bo, un taxista de 44 años. "Además de las investigaciones encubiertas, tienen otras maneras de descubrir este mercado ilegal."

La policía de tráfico detuvo hace poco a varios coches con la intención de hacer controles de alcoholemia, y les pidió al conductor y al pasajero que cada uno dijese el nombre del otro.

"Si no se identifican correctamente, puede haber indicios de que no se conocen, y por lo tanto tratarse de un el taxi ilegal", dijo Cao.

Los taxistas esperaban que las redadas contra los taxis ilegales fuesen más severas, especialmente en las zonas más céntricas.

"Los taxis sin licencia dañan gravemente nuestro negocio", dijo un taxista de 58 años, llamado Xie.

Wang Xiaodong, conductor de taxi sin licencia, dijo que en realidad, los agentes de la ley y los taxistas ilegales están acostumbrados a verse y no hacer nada al respecto.

"Sabemos que tienen objetivos para captar un cierto número de taxis sin licencia cada mes. Después de pagar una multa de 5.000 yuanes, no nos dan problemas durante varios meses; es como un acuerdo entre nosotros", dijo Wang, de 32 años, que trabaja conduciendo un taxi ilegal en el distrito de Songjiang.

Los residentes esperan que el gobierno pueda mejorar el transporte público, que es necesario para acabar con los taxis ilegales.

"Los taxis sin licencia se alinean en algunas estaciones de metro y no necesitan ni avisar de que están allí, porque es lo único que hay. No existen ni paradas de autobuses ni hay taxis suficientes", dijo Zhao Wei, un residente de 49 años de Shanghai.

"El gran número de taxis sin licencia demuestra la demanda del público. Esperamos que haya autobuses para llevarnos a casa desde las estaciones de metro", dijo.

Fuente:China Daily

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás