Última hora:  
Español>>Sociedad

Tener un segundo niño es cada vez más común

Actualizado a las 24/07/2012 - 16:36
Aumenta el número de padres con requisitos que quieren otro bebé.
Palabras clave:planificación familiar,segundo niño
Tener un segundo niño es cada vez más común

Pekín, 24/07/2012(El Pueblo en Línea)-Una madre de Pekín llamada Han Xue tuvo su segundo hijo el año pasado, diez años después de tener el primero. Pero a pesar de cumplir con los requisitos, el proceso burocrático fue muy difícil y largo.

Han, de 31 años, piensa que dos niños se hacen más compañía entre ellos, y cuando ella y su marido sean ancianos tendrán doble apoyo.

"En cuanto mi primer hijo cumplió 4 años, yo y mi marido presentamos una solicitud de permiso para tener un segundo hijo ", dijo Han.

Han y su marido son hijos únicos, lo que según el reglamento de planificación familiar creado en la década de años 70, permite a un matrimonio tener un segundo hijo.

Un número creciente de padres en esta categoría están empezando a hacer lo mismo.

Nanjing es un buen ejemplo. Las solicitudes presentadas en la capital de la provincia de Jiangsu ascendieron a 600 el año pasado de 85 en 2007, según información de las autoridades de planificación familiar.

El número de parejas en ciudades que pueden tener dos hijos también ha aumentado ya que las primeras generaciones de hijos únicos están ahora en edad de contraer matrimonio.

Alrededor de 10.000 parejas consiguen los requisitos para tener un segundo hijo en Nanjing cada año, y las autoridades estiman que para el año 2015, el 17 por ciento de las parejas de esta ciudad tendrán derecho a tener dos hijos.

El 15 por ciento de las mujeres en Nanjing que reservaron camas en hospitales para dar a luz en el segundo semestre de 2012, estaban esperando su segundo bebé.

Desde 1985, las parejas de esa provincia pueden tener un segundo hijo si ambos padres son hijos únicos. En la provincia de Jiangxi, la situación es muy similar.

Sin embargo, para las parejas el proceso de solicitud es demasiado complicado y burocrático.

"No entiendo por qué se necesita el certificado de matrimonio de nuestros padres", dijo Han, una afectada por el trámite burocrático.

"Mi marido es de la provincia de Guangdong y no tiene un hukou (permiso de residencia de Pekín) por lo que su solicitud tardó dos meses en ser aprobada".

Los documentos necesarios incluyen permisos de residencia o hukou, certificado de matrimonio, documento de identidad, certificado de nacimiento del hijo, un certificado para demostrar que el nacimiento de ese hijo está permitido y certificados de matrimonio de los padres.

Sin embargo, en comparación con la experiencia de Wang Mei, Han dijo que se fue afortunada.

Cuando Wang, de 32 años, descubrió de forma inesperada que estaba embarazada el pasado otoño, tanto ella como su marido se emocionaron enormemente y pensaron que el bebé era un regalo del cielo.

Ambos eran hijos únicos. Sin embargo, conseguir el permiso para tenerlo no fue nada fácil.

"Yo no tengo permiso de residencia en Pekín, así que tuve que viajar cientos de kilómetros a mi ciudad natal para tramitar decenas de formularios con sus sellos oficiales correspondientes. Todo este trámite burocrático era soóo para demostrar que únicamente me había casado una vez y sólo tenía un hijo", dijo Wang al Beijing Evening News.

"A mis padres se les pidió incluso que solicitaran un nuevo certificado de matrimonio ya que el nombre de mi padre en el certificado original era diferente al de su permiso de residencia", recordó.

Conseguir todos esos papeles no fue suficiente.

"El departamento de planificación familiar pidió a 10 vecinos que votaran si yo podía tener otro bebé. El departamento publicó sus opiniones para que las leyesen en la comunidad", dijo.

Cuando finalmente consiguió el permiso de nacimiento, ya estaba de siete meses de embarazo. "Todo este proceso burocrático nos impidió disfrutar de los siete primeros meses de embarazo", dijo.

Es importante presentar las solicitudes primero, de lo contrario la pareja tendrá que pagar una multa, tengan o no los requisitos para tener el segundo hijo.

La cantidad a pagar varía según la región. En la provincia de Jiangsu es un 40 por ciento del ingreso anual per cápita de los residentes urbanos, que se situó en 10.536 yuanes (1,653 dólares de EE.UU) el año pasado.

Yuan Xin, profesor del Instituto de la Población y el Desarrollo de la Universidad Nankai de Tianjin, dijo que la política de planificación familiar debe ajustarse a las situaciones prácticas que en muchos casos varían.

"En última instancia, son las parejas chinas las que deben decidir por sí mismos el número de hijos que quieren tener", dijo.

Una encuesta realizada en agosto del año pasado por la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai y la Federación de Mujeres de Shanghai, señaló que el 45 por ciento de las familias de Shanghai han decidido no tener un segundo hijo debido al alto precio que hay que pagar tanto en burocracia como en criar al hijo.

Fuente:China Daily

PTVMás

Entrevista a Xu Shicheng(Segunda parte)

EnfoqueMás

ColumnistasMás