Última hora:  
Español>>Sociedad

Expertos advierten sobre desafíos en regulación de coches oficiales en China

Actualizado a las 29/05/2012 - 16:41
BEIJING, 29 may (Xinhua) -- Los esfuerzos de China por regular los gastos en la compra y mantenimiento de los vehículos oficiales han logrado algunos éxitos, pero los costos aún siguen siendo altos, según un experto en investigación sobre la administración pública.
Palabras clave:

BEIJING, 29 may (Xinhua) -- Los esfuerzos de China por regular los gastos en la compra y mantenimiento de los vehículos oficiales han logrado algunos éxitos, pero los costos aún siguen siendo altos, según un experto en investigación sobre la administración pública.

Un estudio realizado en 2009 por la Sociedad de Administración Pública de China descubrió que los gastos anuales de mantenimiento de un automotor gubernamental superan los 50.000 yuanes (7.915 dólares), y en algunas dependencias la cifra llegó a sobrepasar los 100.000 yuanes, de acuerdo con Shen Ronghua, subsecretario general del órgano.

Estadísticas oficiales dadas a conocer el año pasado por el Ministerio de Hacienda muestran que los gastos de adquisición de coches nuevos registraron un aumento interanual del 20 por ciento, y que los gastos anuales para mantenerlos andando alcanzaron los 100.000 millones de yuanes.

Además, la falta de eficiencia y el derroche en el uso de esos carros siguen siendo problemas graves, agregó Shen.

A juicio de la mayor parte de la ciudadanía, los gastos gubernamentales en vehículos oficiales, viajes al extranjero y recepciones oficiales son las tres fuentes principales de la corrupción y el derroche en China.

El abuso del poder administrativo sin la supervisión pertinente constituye la raíz del exceso en relación con el uso de los vehículos en cuestión, opinó Zhuang Wei, miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el máximo órgano asesor político del país.

Estos coches no sólo consumen energía y otros recursos ambientales, sino también la confianza de la comunidad en el gobierno, sostuvo Zhuang.

Algunos gobiernos locales han puesto en marcha programas piloto de reforma para reducir los gastos, incluyendo la oferta de subsidios de transporte en vez de suministrar coches gubernamentales, el establecimiento de agencias especiales para administrar todos los carros oficiales de diferentes departamentos y el montaje de equipos de GPS en estos vehículos, para controlar el uso privado o innecesario.

Sin embargo, las administraciones aún están lejos de lograr un éxito total en este aspecto.

Un proyecto lanzado por un gobierno distrital de la ciudad de Liaoyang, en la provincia nororiental de Liaoning, que ofrecía un subsidio anual de 80.000 yuanes a cada uno de los funcionarios del nivel distrito a cambio del uso de un carro oficial, fue duramente criticado, ya que la ciudadanía no lo asumió como una reforma sino como un aumento salarial para dichos servidores públicos.

Por lo tanto, el programa fue abandonado tan solo un año después de su lanzamiento.

La elaboración de un programa de reforma para la adquisición y uso de los carros de los departamentos del gobierno central ya está en marcha, reveló Shen.

Varios expertos han hecho énfasis en la importancia de la transparencia de la reforma de regulación de los vehículos oficiales.

La intensificación de la supervisión por parte de la comunidad y de los medios de comunicación es crucial para el éxito de la regulación, señaló Zhuang.

El Consejo de Estado, gabinete chino, exigió a los ministerios y a los gobiernos locales del país revelar más información sobre los gastos públicos, en una reunión ejecutiva celebrada el mes pasado.

Los departamentos del gobierno central deberán publicar la suma total de gastos en ese rubro, así como la cantidad total de los automotores a su servicio.

Zhuang, quien admitió que la regulación efectiva será una tarea dura, destacó la importancia de una gestión cuidadosa por parte de las autoridades, y también la resolución con que han diseñado y adoptado medidas concretas para que la reforma surta efecto.

PTVMás

Entrevista con Mercedes De Armas García, directora de información de la cancillería de Cuba

EnfoqueMás

ColumnistasMás