Suscríbanse       lectores
Chino Inglés Japonés Ruso Arabe Francés Archivo Correo Ayuda Nuestro sitio Voz de lector
PAGINA PRINCIPAL
CHINA
ECONOMIA
OPINION
MUNDO
LATINOAMERICA
DEPORTES-CULT
SOCIEDAD
FOTOS
DATOS
Organos estatales
Dirigentes del Estado
Libro blanco
Geografía
Beijing
Sesiones de APN y CCPPCh (2003)
Sesiones de APN y CCPPCh (2002)
Sesiones de APN y CCPPCh (2001)
Actualizado a las 2005:01:26.14:07
ESPAÑOL >> SOCIEDAD
A Annie no le gusta ser llamada “extranjera” (extranjeros en China)

La joven holandesa Annie, con nombre en inglés Anna, anteriormente estudió el chino en un centro docente de Holanda y fue ganadora de una beca para venir a estudiar en China cuando estudiaba en el tercer grado. Annie siguió estudiando el chino en la Universidad de Industria de Beijing en 2002 y en la Universidad Popular de China en la actualidad.
Annie tiene un rostro típicamente europeo pero habla un perfecto beijinés. Ella siempre dice que le encanta a ella la retroflexión de la final en el beijinés, es decir, sufijo de un “r”no silábico, que se añade a algunos verbos o nombres, causando una retroflexión de la vocal precedente, típico del habla común del idioma chino y de algunos dialectos. Para ella, la pronunciación es ambigua, pero agradable. Al ser elogiada por hablar bien chino, ella replicó modestamente: “Mi nivel es limitado. En realidad, tengo poca oportunidad de hablar chino, porque a la mayoría de mis condiscípulos chinos les gusta hablar inglés conmigo. Aunque ellos hablan perfectamente inglés, es mi deseo charlar en chino con ellos.”
Habiendo vivido durante dos años en Beijing, Annie ve en sí misma un miembro componente de esta ciudad china. A ella no le gusta ser llamada “extranjera”. Dijo: “Me siento muy molesta cuando se me llama extranjera en la calle o en medios de transporte público. A mí me parece que aunque soy extranjera, no tengo diferencia a otras personas. Igualmente, yo vivo en esta ciudad y siento cariño por ella.” Agregó: “Sin embargo, ahora se han producido grandes cambios en Beijing y en los beijineses, sobre todo, jóvenes, quienes, muy deseosos de charlar conmigo, quieren comprenderme y conocer a mi país.”
Al igual que muchas jóvenes beijinesas, Annie tiene mucha afición a recorrer por las calles y hacer compras, pero no quiere ir a los lugares muy concurridos como el anterior mercado Xiushui. A Annie le gusta ir a los mercados de mercancías menudas tales como Mingzhu de Xidan y Tiancheng cerca del Parque Zoológico de Beijing. Desde luego, en mercados similares, es necetario el “regateo”. Pero, para eso, Annie es muy hábil. “Yo frecuento los referidos mercados de mercancías menudas. En un principio, al ver que yo era extranjera, los propietarios de puestos comerciales pedían altos precios por las mercancías que yo quería comprar, mientras yo regateaba en chino con ellos, quienes hablaban muy rápido. Si bien yo no podía comprender todo lo que ellos decían, lograba yo conocer el precio. Si ellos proponían 90 yuanes, yo les contestaba 30 yuanes, una reducción de las dos terceras partes del precio propuesto como me enseñaban mis amigos chinos. Más tarde, al ver que yo sabía hablar chino, ellos empezaron a darme un precio muy bajo. Pero, en realidad, lo único que yo entendía era el precio,” contó ruborosa Annie. “Más tarde,” agregó, “yo hablo chino cada día mejor y me pongo a charlar con aguellos propietarios de puestos comerciales. Si ellos me dan un precio no cómodo, yo les digo que soy estudiante y no tengo mucho dinero, pero puedo invitar a mis amigos a venir aquí a hacer compras, palabras para contentar a los propietarios de puestos comerciales. De esta manera, yo puedo comprar mercancías a precios bajos.”
Annie estudia y vive en Beijing y coge cariño por esta ciudad. Para ella, Beijing es una ciudad muy modernizada, en que se producen nuevos cambios todos los días. Cuando ella empezó a estudiar el chino, algunos amigos suyos no la entendían, creyendo que era inútil estudiar el chino, cosa que no podía ayudarle en su desarrollo. Sin embargo, Annie estuvo firmemente convencida de que irían a China un número creciente de extranjeros a medida del deserrollo de este país. Habiendo llegado a China, Annie tiene una confianza más firme en el estudio del chino. Para el futuro, ella se propone buscar un trabajo y quedarse en Beijing con el fin de llegar a ser una verdadera beijinesa.
26/01/2005



 

Sumario
La joven holandesa Annie, con nombre en inglés Anna, anteriormente estudió el chino en un centro docente de Holanda y fue ganadora de una beca para venir a estudiar en China cuando estudiaba en el tercer grado. Annie siguió estudiando el chino en la Universidad de Industria de Beijing en 2002 y en la Universidad Popular de China en la actualidad.
Annie tiene un rostro típicamente europeo pero habla un perfecto beijinés. Ella siempre dice que le encanta a ella la retroflexión de la final en el beijinés...


5 NOTICIAS DE MAYOR INTERES
1  Buscarán China y México reforzar su asociación estratégica

2  Se publica la lista de las diez mujeres más influyentes en la economía china

3  Cancillería confirma regreso de chinos a embajada china en Irak

4  Puede ser infundada la versión de “ataques a EE.UU. por parte de algunos chinos sospechosos”; y la reacción de comunidades chinas de ultramar es enérgica

5  Comentario: es cuestionado el primer estándar chino para la capa social media

Copyright by People's Daily Online, all rights reserved