PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

ESPAÑOL15.03.2012 16h08

El valor latente del BRICS

Por Zhong Sheng

Los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica se reunirán a finales del presente mes en Nueva Delhi en lo que será la cuarta cumbre de dirigentes del BRICS. Esta reunión se ha convertido nuevamente en el foco de atención de la opinión pública internacional. Cuando a principios de este siglo la compañía Goldman Sachs mencionó por primera vez a los países del BRIC, ese término sólo era un concepto de inversión. Hoy en día, a medida de que se fortalece la cooperación entre ellos, se puede observar cómo la importancia de esos cinco países aumenta día a día en la escena internacional. Ya sea para hacer frente a la crisis financiera, promover la reforma de los organismos financieros internacionales o enfrentar desafíos globales como el cambio climático o la seguridad alimentaria, es necesaria la participación de los países del BRICS. Este fenómeno se puede analizar a partir de tres distintos niveles:

En primer lugar, se debe mirar el desarrollo de los países del BRICS desde una perspectiva histórica. El rápido crecimiento económico de estos países no es sólo una cuestión de los últimos diez años, sino más bien tiene una relación directa con la profundización de la globalización, el ajuste activo de las estrategias de desarrollo de las economías emergentes y su ingreso en el sistema económico mundial. Desde el estallido de la crisis financiera en el 2008, los países del BRICS consolidaron aún más su tendencia de ascenso en la configuración económica internacional y se transformaron en un motor importante de la recuperación y crecimiento de la economía mundial. Al mismo tiempo, el desarrollo de estos cinco países se encuentra en una fase de acumulación de cambios cuantitativos. Para avanzar aún más en su desarrollo, se enfrentarán con una serie de limitaciones y desafíos, tales como el cambio de modelo de crecimiento, la reestructuración económica, la limitación de recursos naturales, la urbanización acelerada y el envejecimiento de la población. Si no se responde de manera adecuada a estas problemáticas, es probable que caigan en la “trampa del ingreso medio” o la “trampa de la transformación” y se interrumpa su ritmo de crecimiento rápido.

En segundo lugar, hay que observar el desarrollo de los países del BRIC desde un punto de vista dialéctico. No sólo hay que prestar atención al valor económico del crecimiento acelerado, sino también se debe tener en cuenta el nivel de desarrollo per cápita relativamente atrasado de estos países. En la última década, China, Brasil, Rusia e India han ingresado en la lista de las diez mayores economías del planeta. De acuerdo con la velocidad promedio de desarrollo actual, el valor total de las economías del BRICS rápidamente será equiparable al del G7. Sin embargo, desde el punto de vista del ingreso per cápita, los países de este grupo emergente están bastante alejados de los países desarrollados. Las estadísticas de Goldman Sachs indican que, en 2010, el ingreso per cápita promedio de los países desarrollados era de 39.500 dólares, mientras que el de los países del BRICS se encontraba bastante detrás. La lista la encabezaba Brasil con 10.700 dólares, seguido de Rusia con 10.400 dólares, Sudáfrica con 6.090 dólares, China en cuarto lugar con 4.400 dólares e India con tan sólo 1.400 dólares. De acuerdo con las normas de clasificación de países ricos y pobres del Banco Mundial (BM), los países del BRICS pertenecen a los de renta media, por debajo del nivel de 12.276 dólares de la renta anual per cápita de los países de altos ingresos.

En tercer lugar, la participación de los países del BRICS en los asuntos internacionales tiene que ser observada desde el punto de vista de su desarrollo. El crecimiento de su fuerza económica, les ha sentado una base material sólida para participar en los asuntos internacionales, al mismo tiempo que les ofrece una oportunidad para participar en la reforma del sistema internacional y la democratización de las relaciones internacionales. Cada uno de los países del BRICS se encuentra en el G20 y participa activamente en la gobernanza financiera y económica mundial, al mismo tiempo que trabajan juntos para promover la reforma del BM y el Fondo Monetario Internacional, y elevan la representación de las economías emergentes y los países en desarrollo. Desde el 2009, los cinco países celebran cumbres anuales de jefes de estado y publican un comunicado conjunto, en el que aclaran la visión del BRICS acerca asuntos internacionales importantes. El hecho de que el BRICS haya pasado de ser un concepto de inversión a una realidad política internacional, en la que los miembros coordinan sus posiciones entre sí y fortalecen su cooperación, es un avance histórico. Aunque los países del BRICS no cuentan con una rica experiencia de participación en asuntos internacionales como los países desarrollados y todavía necesitan un largo tiempo de adaptación para establecer una confianza mutua y profundizar la cooperación, su voluntad y capacidad para participar en los asuntos internacionales aumentará a medida de que su poder económico crezca y se profundice la cooperación entre ellos.

El año pasado, durante la cumbre de dirigentes del BRICS se mencionó por primera vez un plan de acción concreto para la cooperación entre los cinco países en las áreas de economía, finanzas, comercio, salud y cultura, entre otras. Profundizar la colaboración en estas áreas ya es una tendencia general.(Pueblo en Línea)

金砖国家的含金量(国际论坛)

钟 声

中国、俄罗斯、印度、巴西、南非五个金砖国家领导人第四次会晤将于本月底在印度新德里召开,关于金砖国家的话题再次成为国际舆论关注的焦点。本世纪初美国高盛公司首次提出“金砖国家”称谓时,“金砖”还仅仅是个投资概念。今天,人们看到的是金砖国家在国际舞台上日益活跃,合作不断加强。无论是应对金融危机、推动国际金融机构改革,还是应对气候变化、粮食安全等全球性挑战,都离不开金砖国家的参与。对于金砖现象,可以从以下三个层面进行观察。

  

首先,应当用历史的眼光看待金砖国家发展。金砖国家快速发展不过是近十来年的事,这与全球化深入发展,新兴市场国家积极调整自身发展战略、融入世界经济体系密不可分。2008年金融危机爆发以来,金砖国家更是巩固了其在国际经济格局中的上升趋势,成为推动世界经济持续复苏与增长的重要引擎。同时,金砖国家的发展仍处于量变积累阶段,其进一步发展仍面临增长模式转变、经济转型、资源环境制约、快速城市化、人口老龄化等种种制约和挑战。如应对不当,还可能陷入“中等收入陷阱”或“转型陷阱”,中断高速增长势头。

  

其次,要用辩证的眼光看待金砖国家发展。既要看到金砖国家快速增长的经济总量,也要看到金砖国家相对落后的人均水平。过去十年,中国、巴西、俄罗斯、印度跃居世界前十大经济体。按照目前的平均发展速度,金砖国家的经济总量将很快与七国集团持平。然而从人均收入水平看,金砖国家却远远落后于发达国家。据高盛公司统计,2010年发达国家人均年收入为39500美元,而金砖国家中,巴西为10700美元,俄罗斯为10400美元,南非为6090美元。中国为4400美元,印度为1400美元。按照世界银行划分各国贫富的标准,金砖国家均属于中等收入国家,低于高收入国家人均年收入12276美元的标准。

  

第三,要用发展的眼光看待金砖国家参与国际事务。金砖国家经济实力的上升,给它们参与国际事务奠定了物质基础,同时也给国际体系改革和国际关系民主化带来契机。金砖国家悉数进入二十国集团,积极参与全球经济金融治理,合力推进世界银行和国际货币基金组织改革,提高新兴市场和发展中国家的代表性。从2009年起,金砖国家还每年举行一次独立的首脑峰会并发表一份联合公报,就重大国际问题向世界阐明金砖国家观点。金砖国家从投资概念走入国际政治现实,彼此协调立场,加强合作,这是历史的进步。虽然与发达国家相比,金砖国家参与国际事务的经验还不够丰富,彼此互信的建立和合作的深化尚需长时间磨合和摸索,但是随着金砖国家经济实力的持续增长和彼此合作的不断深化,它们参与国际事务的意愿和能力必将不断增强。

去年,在中国三亚举办的金砖国家领导人会晤首次提出了金砖国家合作的具体行动计划,涵盖经济、金融、工商、卫生、文化等二十多个领域。金砖国家在这些领域的合作走深、走实,已是大势所趋。