PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

ESPAÑOL09.12.2011 10h21

CELAC, nuevas y más promisorias perspectivas de desarrollo económico regional

En momentos en que el hemisferio norte está envuelto en una crisis permanente, 33 países latinoamericanos y caribeños se reunieron en la capital venezolana, Caracas, donde declararon fundada la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la mayor organización de la región. Se trata de un proceso de significado monumental para los países de la zona.

Hace días, la Reserva Federal de EEUU junto con otros seis importantes bancos como los de Canadá, Inglaterra y Japón decidieron “relajar” la circulación en el mercado financiero internacional. Esta medida inusual muestra la profunda preocupación de los países desarrollados por las perspectivas económicas mundiales. Es muy posible que la economía mundial vuelva a tocar fondo y que la recesión continúe. Sin embargo, en estos momentos, América Latina deviene foco atractivo en el desarrollo de la economía global. Según pronostican el Banco Mundial, FMI y la Comisión Económica para América Latina, la tasa del aumento de la economía regional para 2011 oscila entre el 3 y el 4 por ciento, mucho más por encima de los países desarrollados y del nivel promedio mundial. Lo extraordinario consiste en que en los últimos años, los países latinoamericanos no solo han realizado el despegue económico sino que también han coordinado efectivamente el incremento económico y el desarrollo social. En 2010, Brasil superó a Italia para ser la sexta economía del mundo. La revista Economist de Gran Bretaña ha pronosticado que en 2011 el PIB de Brasil alcanzará los 2,4 billones de dólares, para superar a Gran Bretaña y elevar su puesto en el ranking mundial.

El crecimiento económico de la región desde el comienzo del presente siglo se debe principalmente al drástico aumento del ingreso de sus habitantes y al próspero desarrollo de sus exportaciones. En los últimos ocho años, la población de necesitados de Brasil se redujo en 24 millones, y la de la clase media se incrementó en 18 millones. La adquisición de teléfonos móviles, aparatos electrodomésticos, automóviles y viviendas por parte de los recién enriquecidos ha promovido el próspero desarrollo económico. Según cálculo de la capacidad adquisitiva promedio, el PIB per cápita de los brasileños, argentinos y chilenos supera los 10 mil dólares, y el de los habitantes de los demás países de la región oscila entre 5.000 y 10.000 dólares. El incremento promovido por la demanda interna en alza ha permitido a los países latinoamericanos protegerse en cierto grado del asedio de la crisis de deuda de EEUU y Europa.

Hace 30 años, AL se encontraba en una crisis de deuda, para la cual los acreedores estadounidenses y europeos propusieron una receta “neoliberal”. Al principio los países se beneficiaron de la propuesta, pero después se tragaron una amarga píldora. De 1999 a 2001, estallaron sucesivas crisis financieras y socio-económicas en Brasil y Argentina, lo que significó el fracaso del neoliberalismo. La izquierda volvió a levantarse. Tras diez años de tanteos en Brasil, la izquierda moderada devino modelo a seguir para otros países de la región. La coincidencia en el concepto político, la semejanza en la demanda de intereses y el tropiezo con similares problemas hicieron a los países latinoamericanos avanzar codo con codo por el camino de la integración regional.

La UE, que ofreció un ejemplo a seguir para la integración de AL, debería avergonzarse por esos atractivos progresos de la zona. Para no repetir la práctica en sentido negativo, otros países deben tomar las lecciones europeas como escarmiento anticipado. La integración no debe realizarse a una velocidad excesiva, sino partiendo de las condiciones concretas de los diversos países. No se deben estipular metas fuera del alcance. Es necesario tratar correctamente las relaciones entre el ingreso y el consumo. El consumo interno promoverá efectivamente el aumento de la producción. En la actualidad, el consumo excesivo y prematuro y la precipitación para alcanzar de una vez el nivel de los países desarrollados resultan más dañinos que beneficiosos para los países en vías de desarrollo. (Pueblo en Línea)

拉美国家经济显露亮色

当北半球正被寒流包围之时,拉美33个独立国家在加勒比海的灿烂阳光下齐聚委内瑞拉首都加拉加斯,共同宣告拉美最大区域组织——拉美和加勒比国家共同体成立。对于拉美国家而言,这是一个具有里程碑意义的进程。

就在前几天,美联储决定与加拿大银行、英格兰银行、日本银行等六大国际银行联手,向国际金融市场“放松”流动性,这种罕见手段表明,发达国家对全球经济前景表现出极大担忧,“二次探底”、持续衰退都有可能发生。但与此同时,拉美却成为全球经济社会发展的一个亮点。根据世界银行、IMF以及拉美经委会估计,今年拉美经济增长率将在3%~4%之间,远高于发达国家乃至世界平均水平。更为难得的是,近年来以巴西等国为代表的拉美国家,不仅实现了经济腾飞,而且将经济增长与社会发展有效地一体协调。2010年巴西超越意大利成为全球第六大经济体,据英国《经济学家》杂志报道,2011年巴西GDP预计将达到2.4万亿美元,可能超过英国,再次上位。

  

拉美本世纪开始此轮增长,主要源于国内民众收入的大举增长和对外出口旺盛。最近8年,巴西贫困人口下降2400万人,中产阶级增加1800万人,富裕之后的民众买手机、换电器、购汽车、置房子,带动经济不断繁荣。目前按购买力平价计算,巴西、阿根廷、智利等国人均GDP已超过1万美元,其他大部分拉美国家也都在5000到1万美元之间。这种由内需推动的经济增长,使拉美国家可以在一定程度上隔绝来自美欧的债务危机冲击。

  

回想30年前,拉美深陷债务危机,美欧为首的西方债主为拉美开出了“新自由主义”药方,拉美国家先甜后苦;1999~2001年,巴西、阿根廷先后爆发金融危机和经济社会全面危机,标志新自由主义之路碰壁,拉美左翼力量东山再起。经过10年摸索,以巴西为代表的温和左翼路线逐渐成为拉美各国仿效的模式。而政治理念共识、利益需求接近、发展问题近似,促使拉美国家在地区一体化之路上携手并进。

  

看到这一场面,真是让当年曾作为拉美地区一体化样板和老师的欧盟“情何以堪”。为避免重蹈覆辙,拉美也应从欧盟身上吸取教训。一是一体化步伐不要过快过猛,速度和深度要与各自经济发展水平以及相互之间发展程度相适应,切忌提出超出现有能力的“宏伟目标”。二要摆正收入与消费的关系,国内消费可以有效拉动增长,但过度消费、超前消费,并意图在社会福利等方面一举达到西方发达国家水平,这对于现阶段的发展中国家来说,弊大于利。