PortadaChinaEconomíaMundoIberoaméricaOpiniónCiencia-TecDeportesCulturaSociedad-SaludÚltimas noticias

Información Bilingüe

ESPAÑOL15.07.2011 16h35

Nombramientos atrasados y cambios difíciles

Por Ding Zhijie

El 12 de junio, la nueva titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, propuso la nominación del ex subdirector del Banco Popular de China, Zhu Min, como subdirector gerente del organismo internacional. Esta propuesta refleja la importancia de las economías de los países emergentes, incluida China, y al mismo tiempo simboliza que su voz está ganando peso en la economía mundial.

Entrado el siglo XXI, la estructura económica mundial se encuentra en un momento de cambios, y el poder de las economías de los países en desarrollo ha aumentado considerablemente. Durante el año 2000, los países emergentes representaban el 20,27% del PIB mundial, mientras que en 2010 dicho porcentaje llegó hasta el 33,98%. De esa cifra, China pasó desde un 3,72%, hasta un 9,34%, convirtiéndose en la segunda mayor economía del planeta. Sin embargo, el orden económico mundial no reflejó este tipo de cambio estructural. El FMI y el Banco Mundial (BM), entre otras importantes organizaciones internacionales, siguen siendo controlados por los países desarrollados y los países en vías de desarrollo continúan ocupando su lugar de “dirigidos”. Es decir, puden participar del juego, pero no en su reglamentación, sin obtener ningún provecho.

La explosión de la crisis financiera internacional en 2008 puso en la agenda la necesidad de transformar el sistema de manejo de la economía global. La crisis sacó a la luz una gran deficiencia dentro del orden financiero y económico internacional, y el llamado para reformar el sistema era cada vez mayor. El G7, del que sólo formaban parte los países industrializados, fue reemplazado por el G20, el cual también incluía a los países emergentes. Éste se convirtió en una plataforma de discusión y decisión sobre los asuntos de la economía internacional. Asimismo, también se elevó la cuota de representación de los países emergentes en el FMI y el BM. El Comité de Basilea, entre otros organismos de supervisión bancaria, también atrajo a los países en vías de desarrollo para la formulación de reglamentos. El orden económico mundial marcha hacia una mayor equidad e imparcialidad, pero el camino es lento y tortuoso.

La nominación de Zhu Min no significa que todo vaya viento en popa. Desde la crisis financiera internacional, los chinos rápidamente han comenzado a hacerse un nombre en lo que respecta a las grandes decisiones de la economía mundial. En el 2008, Justin Yifu Lin fue nombrado como economista jefe del BM. En octubre de 2009, de ser el subdirector del Banco de China, Zhu Min pasó a ocupar el cargo de subdirector del Banco Popular de China, y aparentemente estaba por confirmarse el rumor de que un chino reemplazaría al subdirector japonés del FMI. Más tarde, el resultado fue que el japonés continuaría en su cargo. A modo de compromiso, antes de febrero de 2010, el entonces director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, nombró a Zhu Min consejero especial del director. Luego del escándalo de Strauss-Kahn, Zhumin pasó a ser el cuarto subdirector del FMI. Todo este proceso había durado casi dos años.

Esta nominación atrasada también es una señal de un cambio positivo. El FMI es el organismo que se encarga de los asuntos monetarios internacionales, y desde la crisis financiera internacional ha cobrado un rol aún más importante en el manejo de la macroeconomía mundial. Al ser Zhu Min un representante de los países emergentes, también ha ayudado a aumentar la voz de estos países en el FMI. En mayo de este año, durante una reunión de ese organismo en Brasil, pronunció un discurso titulado “Manejo del flujo de capitales en los nuevos mercados emergentes”, el cual fue muy útil para la comunidad internacional a la hora de llegar a un consenso sobre el manejo del flujo de capitales. Se espera que en su nuevo trabajo, Zhu Min también pueda introducir aún más cambios.

Las transformaciones son difíciles. Luego del caso de Strauss-Kahn, hubo mucha controversia alrededor de la elección de un nuevo director del FMI, y hubo muchas voces que se alzaron para que la persona que tomara el puesto sea un representante de los países de los mercados emergentes. Sin embargo, no se pudo acabar con el monopolio europeo. En el FMI, Estados Unidos todavía tiene derecho al veto. El escándalo de Strauss-Kahn también mostró lo peligroso y lo imprevisible de la reforma del orden económico mundial. Como dice el dicho: Roma no fue construida en un solo día. La reforma del orden económico internacional es una carga pesada y el camino por recorrer es muy largo.(Pueblo en Línea)

15/07/2011

 

(El autor es profesor y decano de la Facultad de Finanzas de la Universidad de Comercio y Economía Internacional)

迟到的提任 艰难的转变

丁志杰

 

7月12日,新任国际货币基金组织总裁拉加德提名中国人民银行前副行长朱民任副总裁。这一提名反映了包括中国在内的发展中国家经济的崛起,象征着发展中国家在世界经济话语权的提升。

  

进入21世纪,世界经济格局处于嬗变之中,发展中国家经济实力显著上升。2000年发展中国家在全球GDP的份额只有20.27%,到2010年升至33.98%。其中,中国的份额从3.72%升至9.34%,成为世界第二大经济体。然而,世界经济秩序没有反应这种格局性变化。国际货币基金组织、世界银行等主要国际经济组织仍然被发达国家所把控,发展中国家一直处于被管理的地位,只能参与游戏而不能参与游戏规则的制定,利益得不到维护。

  

2008年爆发的国际金融危机拉开了全球经济治理体系变革的序幕。危机暴露出国际经济金融秩序的内在缺陷,改革和完善全球经济治理体系的呼声高涨。包括发展中国家在内的G20取代西方发达国家组成的G7,成为讨论和决定国际经济事务的平台。发展中国家在国际货币基金组织、世界银行的份额上升,巴塞尔委员会等国际监管组织也吸纳发展中国家参与规则的制定。世界经济秩序朝着公平、公正的方向发展,然而过程是曲折、漫长的。

  

朱民获提任副总裁也不是一帆风顺的。国际金融危机以来中国人在国际经济事务决策中迅速崭露头角。2008年,中国经济学家林毅夫获任世界银行首席经济学家。2009年10月,朱民从中国银行副行长调任中国人民银行副行长,并似乎要印证此前关于中国人要接替日本人出任国际货币基金组织副总裁的传闻。然而最终博弈的结果是日本人继续留任。作为妥协,2010年2月前国际货币基金组织总裁卡恩任命朱民为总裁特别顾问。卡恩事件之后,朱民的任职才出现了转机,通过新增的方式被提名第四位副总裁。从最初的酝酿到最终提任,历时近两年的时间。

  

迟到的提任也是一个积极的转变信号。国际货币基金组织是负责国际货币事务的机构,国际金融危机以来在全球宏观经济治理中被赋予了更重要的职能。朱民作为发展中国家的代表,增加了发展中国家在国际货币基金组织的话语权。今年5月,国际货币基金组织在巴西举行的一次会议上,朱民发表了题为“新兴市场国家资本流动管理”的演讲,对在国际社会就资本流动管理达成共识起到了积极作用。相信,朱民在新的岗位上,会带来更多的变化。

  

然而,转变仍然是艰难的。卡恩事件之后,围绕国际货币基金组织总裁人选有很多争论,由新兴市场国家代表出任的呼声也很高,但最终也未能改变由欧洲人垄断的局面。在国际货币基金组织,美国依然拥有一票否决权。卡恩事件也表明国际经济秩序变革中的变幻莫测和博弈的险恶。不能指望一天建成罗马城。国际经济秩序变革依然任重道远。

  

(作者为对外经济贸易大学金融学院院长、教授)